Planes para el 2020

Esta nueva década me tomó desprevenida, la verdad no me había dado cuenta que iniciaba una nueva por todos los asuntos de dinero que han ocupado mi mente, pero ya casi acaba enero y ya puedo respirar y pensar con tranquilidad.

¿Qué quiero hacer este año?

  • Voy a cubrir todo el dinero comprometido de mi PPR con Skandia (primero fue Skandia, luego cambió a OldMutual y ahora vuelve a dónde empezó); con esto consigo tener pagado un seguro de vida de aquí a la edad de la jubilación además de tener una cantidad asegurada para cuando llegue a esa edad. Una vez pagado me va a liberar 10% de mi salario anual (porque todos los años topaba el plan al mayor nivel de beneficio fiscal que podría recibir).
  • Voy a seguir ahorrando en CETES Directo, ha sido una excelente manera de ahorrar sin invertirle mucho tiempo, el que tomen el dinero directa y automática de mi cuenta dos veces al mes me hace muy feliz.
  • Voy a seguir pagando las dos pólizas de planes dotales que tengo ¡ya solamente me faltan 6 años! Supone también que tengo dos seguros de vida vigentes hasta el momento que me entreguen ese dinero.
  • Reducir el gasto en procedimientos cosméticos. En el 2019 gasté una buena cantidad de dinero en cabello y piel para eliminar los efectos secundarios de la quimioterapia; ya me salió todo el cabello pero con una textura rara y en tantas capas que era difícil siquiera peinarme. Ya vi resultados positivos de todo lo que intenté así que ya no buscaré productos nuevos, hasta que me acabe todo lo que tengo.
  • Estoy pensando vender una de mis camionetas, realmente me ha quedado ya muy grande y estando en el sur del país necesito algo más pequeño; así que estoy analizando opciones.

Creo que el 2020 será un año algo aburrido en las cuestiones financieras.

Publicado en Presupuesto | Etiquetado | Deja un comentario

Encontré la manera más barata de vivir

No he publicado nada en varios meses porque he estado muy ocupada entre el trabajo, mi vida de pre-jubilación, las consultas médicas y la venta de la casa de mis papás.

Empezando por el trabajo, creía yo que ya había logrado mantener una rutina cuando me ofrecen otro cambio de posición y otra mudanza; como la propuesta se alinea con mi vida pre-jubilación acepté por lo que tuve que volver a ajustar la cantidad de pertenencias con las que cargo. En julio me traje mi camioneta llena de cosas, en diciembre regresé a mi tierra con la camioneta y las cosas para regresarme solo con dos maletas.

Y me quedé sin auto, por lo que ahora estoy usando solo transporte público y el servicio gratuito que ofrece la empresa donde trabajo, de gastar alrededor de $2000 pesos por mes en gasolina ahora gastó menos de $400. La camioneta se quedó resguardada en mi tierra y mi familia la está usando.

Sigo rentando un departamento, pero como me voy a tener que mudar por unos meses para un proyecto a otro lugar del mundo, la empresa se hará cargo directamente de pagar el sitio donde voy a vivir; así que eso extiende la cantidad de dinero del bono que recibí por la primera transferencia.

Verán, me dieron una cantidad para pagar por mudanza, ese dinero se fue a CETES directo, está ganando intereses y cada mes me sirve para pagar la renta, pero como me voy a ir a otro lugar que no es este se supone que esos tres meses de renta me los voy a ahorrar, por lo que ahora tengo dinero para pagar hasta diciembre del 2020, dinero que viene de un bono y no de mi salario :)….

Así que transportación y renta están saliendo casi gratis, además de que no estoy pagando ni por limpieza ni servicios del departamento, eso está incluido en la renta (limpieza, agua, energía eléctrica, internet y hasta la lavadora).

Comida, tengo dos maneras de cubrir este gasto: una es con la tarjeta de bonos que me también me da la empresa, la segunda es la comida que ofrecen en la empresa una vez al día, así que solo tengo comprar relativamente poco (tengo un refrigerador muy pequeño) y solo lo que pueda cargar en una bolsa del super. El descuento que me hacen en la empresa por la comida es de $80 pesos por semana.

Medicinas, la tarjeta de bonos de la empresa me la aceptan en las farmacias, si tiene saldo suficiente la uso para comprar lo que necesito, evitando usar efectivo o crédito.

Ropa, he tenido que comprar un par de zapatos cómodos para caminar a todos lados ($289 pesos), por lo demás en diciembre que regresé a mi tierra sí hice algunas compras de ropa nueva y usada (encontré pantalones nuevos a solo $7 dólares), todo pagado en efectivo y quizás gasté unos $1500 pesos en todo, ya no debo de comprar nada a menos que sea por reemplazo.

Entretenimiento, tengo cuenta de Nexflix y Spotify que comparto con mi familia, además de pagar por servicio de telefonía celular, probablemente estos sean mis costos fijos más altos por mes después de todos los seguros que tengo contratados ($500 pesos de celular, más Netflix y Spotify). De vez en cuando rento una película o voy al cine, pero no es una cantidad significativa.

Viajes, este mes quería ir a la CDMX a visitar House of BTS, ya tenía planeado cuánto me iba a gastar cuando me avisaron del trabajo que tenía que ir a hacer un trámite a la CDMX y me iban a reembolsar lo que gastara; así que la visita resultó gratuita 🙂

¿Les dije que me dieron un bono en enero y un pequeño aumento de salario?

En resumen, he estado viviendo de los bonos que me da la empresa y probablemente así el resto del año, esta es una buena oportunidad para ahorrar todavía más ….

Publicado en Presupuesto, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario