Ya pasó mi emergencia de salud ¿qué sigue?

Aquí con el recuento de los daños.

¿Qué pasa una vez que la emergencia de salud acaba y puede uno regresar a la normalidad? Aquí una lista de cosas que cambiaron o van a hacerlo.

  • Seguro de vida: si intento contratar uno tendré que declarar mi diagnóstico de cáncer por lo que seguramente me rechazaran, si llegaran a aceptarme será con limitaciones en el cubrimiento y un costo adicional. En mi caso estoy protegida por dos pólizas de planes de ahorro a largo plazo, un PPR y el seguro de vida de la empresa donde trabajo; aparte podría retirarse el dinero de mi afore e INFONAVIT.
  • Seguro de gastos médicos mayores: si intento contratar uno tendré que declarar el cáncer como preexistencia y seguramente me rechazaran, igual que con el seguro de vida si llegaran a aceptarme tendría limitaciones y me costaría un ojo de la cara. En mi caso tengo un SGMM por parte de la empresa donde trabajo y servicio médico por parte del IMSS.

¿Qué necesito hacer de ahora en adelante?

  • No dejar de pagar los planes de ahorro a largo plazo y tampoco el PPR, porque mientras sean pagados en tiempo y forma tengo cubrimiento incluso por invalidez (en el caso de los planes de ahorro) además del riesgo de muerte.
  • Seguir trabajando en la misma empresa para no perder el cubrimiento de mi SGMM y poder utilizar el resto del dinero que queda disponible para este padecimiento que son alrededor de 2 millones de pesos. Igual para el seguro de vida.
  • Cuidar mi condición física, hacerme los estudios de seguimiento en tiempo y en forma ya que según me explicaron podría ser viable para cubrimiento de un seguro de vida o SGMM dependiendo de la evolución de mi remisión, o sea que habría que esperar varios años sin recaídas para poder ser considerada.
  • Ahorrar para en caso de que tuviera que pagar algunos gastos por mi cuenta.
  • Documentar todos mis gastos médicos para hacerlos deducibles de impuestos o pedir reembolso.
  • Buscar manera de ahorrar en mis gastos médicos no reembolsables pero deducibles, por ejemplo cerca de mi casa hay una clínica que tiene una membresía con la cual se pueden recibir descuentos en consultas u análisis, los lunes una cadena de farmacias a nivel nacional ofrece el 50% en sus productos, puedo aprovechar las campañas  de salud que ofrecen instituciones de gobierno o incluso la misma empresa donde trabajo. Por ejemplo, sin haberlo pedido durante mi tratamiento recibí dos veces muestras médicas gratis, luego tuve que comprar por mi parte pero de entrada fueron una bendición.

En resumen: cuidar lo que uno tiene, ahorrar para los imprevistos que puedan ocurrir y planear para el peor de los casos esperando que no ocurra.

Si su emergencia lo encontró con cobertura y patrimonio disponible, felicidades usted pertenece a la minoría de este país , estadísticas del 2017 indican que solo el 7% de la población cuenta con un SGMM.

Cuide su cartera contratando cobertura para sus riesgos.

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Salud, Seguros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.