Mi receta de jubilación

Me quedan menos de 9 años para poder tomar la opción de jubilación avanzada de la empresa donde trabajo (sí, hace casi dos años regresé a la vida asalariada porque me convenía para adelantar mi jubilación), y he estado siguiendo una receta para asegurar que llegó bien y de buenas.

  1. Cuidar mi salud, el mexicano promedio gasta 3,800 pesos anuales en cubrir estos gastos, y éstos aumentan con la edad. Los tres rubros que más se cubren por los SGMM son oncología, ortopedia y gastroenterología ; hábitos de salud sanos y la reducción de riesgos puede evitar estos gastos.
  2. Mantener a raya las deudas, hace muchos años decidí que a partir de los 40 ya no iba a tener deudas, el dinero que pude haber pagado en intereses se convirtió en flujo de efectivo para ahorrar. Las tarjetas de crédito son de las peores deudas que pudiera tener porque al tener una tasa de interés variable pueden aumentar sin que siquiera me de cuenta.
  3. Mantener un ahorro para emergencias, ya había escrito que debería cubrir varios meses de gastos además de los coaseguros y deducibles de todos los seguros que tenga contratados. No quiero tener que tomar deuda para pagar por un riesgo.
  4. Mantener asegurados mis riesgos: la casa, el auto, mi vida, mi salud, una incapacidad temporal o permanente; los últimos dos riesgos son un poco complicados si trabaja por su cuenta porque requieren la contratación de seguros, en mi caso al ser asalariada estos dos últimos los cubre la empresa a través del IMSS. En caso de una accidente o enfermedad mis pérdidas se reducen.
  5. Mantener un ahorro permanente para el retiro, y este es un punto bastante álgido para muchos porque supone para ellos dejar de disfrutar ahora para cubrir un futuro que ven muy lejano. No he dejado de tomar vacaciones o de viajar, ver películas o de comer; solo que mis decisiones de compra son muy meditadas, por ejemplo acabo de pasar una semana de vacaciones en Costa Rica y me gasté menos de 700 dólares por todo el viaje incluyendo transportación aérea, alojamiento, tours y comida.
  6. Calibrar mis hábitos y expectativas de vida, por ejemplo ¿de verdad voy a necesitar todo este espacio para vivir? En mis últimas vacaciones probé varios pequeños espacios de Airbnb que me encantaron, tenían estilo y los servicios básicos además que deben seer baratos de mantener por el tamaño; uno era un departamento construido en el tamaño de una cochera.
  7. Mantener mis números al día, por ejemplo hace unos meses cambiaron la manera en que calculan la pensión por el régimen 73 de VSM a UMA lo que significa una reducción de la misma, por lo que tengo que ajustar al menos  mis números cada año.
  8. Mantener mis gastos a raya, por ejemplo tengo el plan de mudarme de ciudad cuando me jubile a un sitio donde el clima es menor extremoso, eso supone que en menos de una década habrá cosas que no voy a necesitar como una colección de abrigos o calzado para invierno, entonces ¿para qué compro más? Tampoco necesito más ropa para el trabajo.

El plan funciona……

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en AFORE, Ahorro, Planes de retiro y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario