Casas en remate ¿son buena opción?

De las preguntas que llegan a mi cuenta de correo, esta es una de las más frecuentes: ¿me conviene comprar una casa en remate? La respuesta podría dividirla en dos, una sería sobre la conveniencia de la propiedad en sí (ubicación, entorno, condiciones físicas y todos los problemas que vas a heredar de la gente que vivió en la misma) y la cuestión financiera, que es lo que voy a intentar explicar en este post.

Primero, les dejo este vídeo que explica los diferentes tipos de remates que existen

En resumen: en un remate no se usa el dinero para pagar la renta y se requiere paciencia, además de nervios de acero, no es para la gente que no quiera llevarse sorpresas (como en el caso de los remates que pueden requerir doble escrituración).

Ahora, usted ya tiene un capital disponible, tiene estómago que puede digerir balas y todo el tiempo del mundo para ganarse una lana o conseguir una casa de ensueño ¿qué sigue? Le dejo este vídeo de Carlos Rodiles que explica con gran detalle todo lo que tiene que hacer y lo que puede pasar.

Vamos a suponer que usted ya ganó ese remate, ya cubrió todos los gastos pero la propiedad está ocupada ¿qué pasa entonces? Que se consigue que se desocupe la casa por vía judicial.

Si tiene estómago de piedra , vea este vídeo.

¿Qué le parece? ¿Cree tener los nervios de acero para comprar remates?

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Hipoteca, Inversiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario