El alto costo de la dulce vida: diabetes

Si hay una enfermedad a la que le tengo pavor es la diabetes, las consecuencias de la enfermedad en el organismo humanos son terribles: falla de órganos, pérdida de miembros, pérdida de la vista entre otras cosas; a eso habría que agregar la pérdida de calidad de vida de quien la sufre y los altos costos que supone mantener a una persona ya ni siquiera sana, sino apenas controlada.

Una de cada dos personas que tiene diabetes desconoce que padece esta enfermedad. Aunque existen dos tipos de diabetes, la más común es la del tipo dos, cuyo tratamiento genera un gasto promedio al mes de 2,000 pesos, si se tiene el apoyo de alguna institución de seguridad social, y de hasta 7,500 pesos si no se cuenta con este servicio. Anualmente, la enfermedad representa entre 24,000 y 90,000 pesos”.

Este es el costo de tratar la diabetes

Si usted tiene diabetes probablemente le nieguen cubrir la enfermedad en un seguro de gastos médicos mayores, así como servicios del IMSS si acaso desea contratar el seguro de familia (si se considera un padecimiento crónico que requiere tratamiento terapéutico permanente).

¿Sabían que entre el 15 al 28% de los ingresos de farmacéuticas provienen de la venta de productos relacionados a la diabetes? Este es un negocio fabuloso para la industria: el mejor cliente es el que sigue enfermo.

Las estadísticas indican que la mayor parte de la diabetes en México está causada por la obesidad y el sobrepeso, sí …los hábitos de consumo son la causa mayor de que los mexicanos tengan diabetes.

Y si quiere saber cuáles son los alimentos que se cree son causantes de esta epidemia, solo tiene que ver este documental llamado “dulce agonía” , el cual analizó este problema en Chiapas ya que esta zona está especialmente afectada por este padecimiento.

Comida chatarra, refrescos y el “snacking” ….

Nunca pensé tener que hacer esto jamás: les voy a compartir un capítulo de la serie de televisión “Lo que callamos las mujeres” , pero creo que es un reflejo muy fiel de lo que pasa en México.

Son tres historias de pacientes diabéticos que van a una clínica pública a recibir atención debido a que se sienten mal, en dos de los casos no tienen diagnóstico previo y en el tercero ya sabe que tiene la enfermedad. En la clínica está un solo médico y una sola enfermera para atender a todos, la enfermera ha pasado más de 20 horas cubriendo turnos.

¿Ya lo vio? La lección aprendida de todo el capítulo no tiene nada que ver con cambios en los hábitos de alimentación, tanto que en una de las últimas escenas se ve a las dos chicas consumiendo quesadillas fritas con refrescos ¡sí, refrescos! El médico es una persona mala que tiene que cambiar su manera de ser, aunque es el único que expresa la cruda verdad: la falta de atención y no seguir las recomendaciones no lo van a curar, como cuando el paciente varón le dice que “le debería de cambiar el medicamento” a lo que el doctor responde ” debería de hacer ejercicio y comer mejor”.

¿Sabe cuánto le costaría cambiar de hábitos contra pagar por la enfermedad?

Dejar de consumir azúcar es quizás el cambio de hábito que mayor beneficio le va a traer a su vida y a su cartera.

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en La Neta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario