¿Quiere una mejor pensión? Trabaje como hombre

Siempre que hago este comentario genero mucha controversia entre las señoras, y para poder explicar lo que significa voy a utilizar los datos de este estudio de “La Equidad de Género en pensiones: desafíos y posibles soluciones” que fue presentado por al CONSAR en febrero del 2018.

El resumen el estudio indica los problemas que van a enfrentar la mayoría de las mujeres en conseguir una pensión con 1250 semanas cotizadas, luego que esta pensión va a ser significativamente menor a la que recibiría un hombre de la misma edad y las razones son:

Una menor densidad de cotización, es decir en el mismo período de tiempo una mujer cotizó menos semanas por cuestiones personales como es maternidad (dejan de trabajar para cuidar hijos), por cuidado de familiares o situaciones similares. Trabajar como hombre supondría no haber tenido estos períodos de no empleo.

Nota: La densidad de cotización (DC) se define como la proporción de periodos con aportación que un trabajador ha realizado al sistema de pensiones respecto al total de tiempo que ha permanecido en el mercado laboral.

Una menor sueldo, se sabe que existe una diferencia de ingresos para trabajos iguales, pero el mayor contribuyente de los menores salarios es que las mujeres escogen carreras o trabajos que históricamente pagan menos porque como sociedad no les damos valor, por ejemplo limpieza, preparación de comida, educación y cuidado de niños o adultos mayores. Trabajar como hombre significaría entonces escoger una profesión masculina dentro del campo de la tecnología, las matemáticas o las ciencias.

Al final cuando llega la edad de retiro supone para las mujeres tener menos dinero acumulado y por lo tanto una pensión menor comparada contra la de un hombre, de acuerdo al análisis de la CONSAR es un 14% menos, y a eso habría que agregarle que las mujeres tenemos una expectativa mayor que los hombres.

Al final este es el efecto para las mujeres: una pensión 43% menor a la de un hombre.

¿Qué acciones pueden tomarse apoyar a las mujeres? Que las mujeres recibieran un bono por cada incapacidad de maternidad y otro por longevidad, esto reduciría la brecha entre hombres y mujeres; pero como esto no creo que vaya a ocurrir solo nos queda trabajar como hombre: reducir las ausencias laborales y trabajar en rubros  donde los salarios son más altos como son matemáticas, ciencias o tecnología.

Por cierto y a título muy personal les dejo esto: el feminismo fracasó en este rubro para las mujeres, porque lo único que consiguió es que pudieran incorporarse al mercado laboral pero sin liberarlas del rol familiar habitual de empleada doméstica.

Le recomiendo leer La brecha salarial son los hijos.

Mujer, esta es tu decisión financiera más importante.

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en AFORE, Planes de retiro y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario