Otra vez el plan dotal de GNP…..

Ya he escrito toda una saga de problemas que he tenido con los planes dotales que contraté  en el 2001 y en el 2004 cuando no entendía bien cómo funcionaban, por lo que ahora me estén dando dolor de cabeza no me sorprende.

Ya en el pasado desaparecieron mis pagos trimestrales y no se veían reflejados en mi estado de cuento, lo que también suponía que al estar “atrasada” perdía el cubrimiento del seguro de vida.

Luego tuve problemas con la manera que domiciliaron los pagos, de repente aparecían tres pagos consecutivos de la nada, al investigar descubrí que mi agente de seguros se había retirado de la empresa pero por alguna razón le permitieron seguir teniendo acceso a mis pólizas como “independiente” por lo que asignaba el pago de manera manual.

Cuando intentaba pedir ayuda local me enviaban a una oficina de Sonora, hasta que de tanto insistir me dieron el nombre de un director local al cual pedí que me asignara a otro asesor local (porque por servicio tengo derecho a pedir ese cambio). Me asignaron a otra persona y el proceso para cambiar mis pólizas a su nombre tomó al menos tres meses y el llenado de múltiples documentos. Eso fue en el 2017 y creí que ya se habían acabado todos mis contratiempos.

Me equivoqué.

Mis pólizas cumplen años cada agosto y diciembre, se supone que se deben de actualizar su valor en esas fechas, cuando pedí que me enviaran esos estados de cuenta y pues no ha pasado.

  • La póliza que se vence en agosto no ajustó su valor en ese mes, sino en abril.
  • La póliza que vence en diciembre ajustó su valor en julio.

O sea que quien sabe, y en el sistema por internet suben estados de cuenta de manera aleatoria y muy rara vez aparece el mes anterior.

Eso sí, lo que sí aparece actualizado es cuando me recuerdan que debo un pago.

La última sorpresa que encontré en mis estados de cuenta es esta: en mis estados de cuenta del 2016 ya había desaparecido el valor de rescate en caso de cancelación y volvió a aparecer en el 2018.

El valor de rescate es una cantidad que la aseguradora se cobra cuando cancelas antes del plazo contratado, y que se supone que se convierte en cero después de cierto tiempo. En mi caso ya se había vuelto cero y de repente lo revivieron.

 

Hace unas tres semanas mandé el caso con quien lleva mis pólizas, sigo sin tener respuesta. Quisiera cancelar estos productos, pero a este nivel del asunto ya no me conviene así que solo me queda es tener estos productos bajo seguimiento estricto.

Este seguro dotal apesta.

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Ahorro, La Neta y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario