¿Va a jubilarse? Convierta patrimonio en flujo de efectivo

Este es uno de los grandes errores que comete la gente que va a jubilarse y es el de no calcular el flujo de efectivo que van a requerir para cubrir el estilo de vida que quieren llevar (o que pueden pagar en el último de los casos). Si la persona fue previsora durante su vida productiva quizás acumuló patrimonio en forma de propiedades, que es la forma más común en la que la gente guarda su dinero y aquí la pregunta es ¿la propiedad le da para vivir o es dónde piensa vivir?

Imagine el siguiente caso: usted se va a jubilar y recibe el promedio de pensión en México que es de alrededor de 4000 pesos mensuales (puede encontrar la referencia aquí) y resulta que tiene una propiedad que compró con muchos esfuerzo y que vale 1 millón de pesos (que para la CDMX no es un valor muy alejado de la realidad hasta para un pequeño departamento). Aunque la propiedad es suya usted tiene que pagar el predial anual y el mantenimiento de la misma lo cual se puede llevar de uno a dos meses de su pensión.

¿Vale la pena mantener esa propiedad entonces cuando usted anda corto de flujo de efectivo?

Ahora imagine que vende la propiedad y pone el dinero en CETES a una tasa de interés del 4% anual  por lo que recibirá 40,000 pesos que divididos en 12 meses resulta en 3, 333 pesos adicionales de ingresos. Ahora tiene más de 7,000 pesos mensuales que puede utilizar para cubrir sus gastos con la diferencia de que no tendrá que gastar en la casa aunque sí tendrá que buscar donde vivir. Podría rentar una habitación en una casa de retiro donde todas sus necesidades sean cubiertas (el asilo a dónde tuvimos que llevar a mi tío incluía habitación, alimentación, vestido, monitoreo médico 24 horas y transporte a médico por 6,600 pesos mensuales).

Entiendo que durante toda la vida le estuvieron repitiendo hasta el cansancio que pagar renta era tirar el dinero, pero ¿pagar por una habitación privada con servicios de limpieza, alimentación y monitoreo médico le parece tirar el dinero? Cuando pagamos para que la calidad de vida se mantenga o mejore entonces no estamos tirando el dinero, es solo que lo gastamos en servicios que son absolutamente necesarios.

Y nadie puede criticarlo por pagar por lo que necesita.

Ahora, si no quiere deshacerse de la casa porque la quiere heredar a sus hijos y anda corto de efectivo (que ese es otro tema porque usted no tiene ningún derecho de obligar a sus hijos a vivir donde usted decidió hacerlo), entonces tendrá que rentar la propiedad para obtener ese dinerito extra y de todos modos buscar donde vivir que sea más barato, pero sobre todo más cómodo.

La idea es que haga cálculos si le conviene quedarse atrapado entre las cuatro paredes de esa propiedad a la que se aferra, o si convertirla en flujo de efectivo es una mejor decisión. Y para que se inspire le dejo esta nota de una pareja que encontró que le costaba lo mismo quedarse en su casa que viajar por el mundo (de clic aquí).

Yo ya decidí que cuando tenga edad voy a empezar a deshacerme de todos mis bienes, convertirlos en efectivo e irme a vivir a otro lugar con mejor clima. Y si la salud está de mi lado quizás haga lo que me comentó una persona en twitter: rentar por meses en aquellas ciudades en las que esté interesada visitar, ya que el costo de una renta mensual puede ser menor a cinco días de hotel.

Idea Millonaria

[related_posts]

 

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Planes de retiro y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario