La diferencia entre una inversión y una apuesta

Si hay un tema en el que se ponen los pelos de punta es en el de inversiones ya que se presta para muchas operaciones que rayan en lo ilegales o no éticas, y precisamente por eso es uno de los temas que las personas deberían de estudiar más.

Esta vez voy a intentar hacer una descripción muy simple entre los tipos de inversiones que recomiendo y las que no, pero antes debe de considerar lo siguiente: mi perfil de inversionista es de moderado o bajo riesgo, si este no es su caso seguramente lo que va a leer no le va gustar.

Existen dos tipo de inversiones: las productivas y las especulativas.

Las productivas

En estas pones tu dinero a trabajar en un proyecto que crea algo que alguien más necesita o quiere, como cuando le entras como socio capitalista a un negocio que manufactura quesos, ropa o mantequilla. Su inversión crea algo que puede ver y medir, además de que crea empleos para otras personas lo que termina siendo parte de un círculo virtuoso. El ejemplo más exitoso de una estrategia de inversión de este tipo es la de Berkshire Hathaway que tiene dinero en negocios que van desde mueblerías hasta empresas de seguros.

Las especulativas

Son donde pones tu dinero en algo que no produce nada y solo apuestas a que algo va a  pasar en la economía, por ejemplo la gente que pone su dinero en bitcoin o en oro que se supone espera que la economía que conocemos se vaya al caño. La película de “La gran apuesta” lo explica muy bien (le recomendaría que la viera).

&

Existen otro tipo de inversiones especulativas que no generan ningún tipo de valor en realidad pero sí inflan los precios para todo mundo, como son las preventas de casas o departamentos que todavía no se construyen y la gente compra apostando a que el valor aumentará en el futuro, mientras proveen capital barato a los constructores. Las propiedades no aumentan de valor porque la zona sea mejor  sino simplemente a través de un ejercicio de especulación.

Y como podrán imaginarse este tipo de inversiones no me gustan por  el alto riesgo que representan para los consumidores no educados que son fáciles de convencer con altos rendimientos que parecen salir de la nada ¿alguien se acuerda de FICREA o la flor de la abundancia?

Así que en mi mente yo simplifico las cosas de la siguiente forma: si la inversión no crea valor real y no me pueden explicar de donde vienen los rendimientos supondré que es del tipo especulativo y ni siquiera me acercaré a la misma. De estas hay muchos ejemplos fallidos:

Así que no me pregunte sobre tal o cual sistema maravilloso, mejor analice con cuidado como le explique antes y llegue a su propia conclusión.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Inversiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario