El estilo de vida deflacionario

Hace unas semanas envíe un tuit sobre el tema de llevar un estilo de vida deflacionario, algunas personas me preguntaron de qué hablaba y decidí escribir un post al respecto.

La idea es la siguiente: que a pesar de que tus ingresos aumenten, tu estilo de vida vaya costando cada vez menos dinero, considerando que va a llegar un momento donde tus ingresos se van a reducir considerablemente o ya no van a poder aumentar debido a una situación que todos vamos a vivir y que es la jubilación.

Piénsalo de esta manera: si te llegas a jubilar con una pensión y tienes suerte, tus ingresos solo van a aumentar al mismo paso que la inflación, no vas a poder tener la oportunidad de tomar un empleo adicional o cambiar por un mejor sueldo, tus ingresos van a estar fijos sin posibilidad de incrementarlos.

Entonces  me pongo a calcular con cuál sería la menor cantidad de dinero con la que puedo vivir para entonces decidir qué hábitos o productos debería de reducir, eliminar o reemplazar. En mi caso me he esforzado por:

  1. Reducir mis gastos de vestido y zapatos. Solo compro zapatos que estén con un descuento del 40% y los uso hasta que se acaben, ropa compro la mayoría usada y he estado usando la misma bolsa de mano desde el 2010. Y no luzco para nada miserable.
  2. He reducido el desperdicio de comida, además de buscar comprar directamente de los productores aprovechando que vivo prácticamente en el centro y cerca de mercados tradicionales. He empezado a volver a preparar mi propio yogur casero ahora que conseguí un artefacto eléctrico especial que solo me costó 100 pesos.
  3. Tomé clases de corte y confección por casi un año y me he ahorrado una cantidad de dinero considerable al poder hacer mis propios ajustes de ropa, incluso he cosido prendas completas y cortinas.
  4. He comprado muebles de segunda mano para mi casa en lugar de comprar algo nuevo.
  5. Reparar o reciclar para evitar comprar.
  6. Compartir en lugar de comprar, mi papá y hermano tienen una buena cantidad de herramienta que me dejan usar cada vez que hay que hacer alguna reparación en mi casa.
  7. Compartir libros o películas en lugar de comprar.
  8. Ahorrar energía eléctrica, gas o agua a través de un consumo más responsable.
  9. Ahorrar para comprar en efectivo en lugar de crédito, pagar intereses es un desperdicio.
  10. Hacer las cosas tu mismo como lavar el coche o bolear tus zapatos.

Si ahora que puedo y quiero puedo vivir por debajo de mis posibilidades entonces lo podré replicar en el futuro si es que no tengo ninguna otra opción. Imagino por ejemplo que las reglas de jubilación cambien y no vaya a recibir los 25 salarios mínimos que actualmente es el tope a recibir por parte del IMSS , que sean entonces solo 10 salarios mínimos de a acuerdo a una jurisprudencia de la SCJN; eso supondría reducir a la mitad los ingresos.

¿Podría usted sobrevivir si sus ingresos se reducen considerablemente?

 

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Ahorro y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario