No, esto no es una crisis económica

No hay día que algún millenial quejumbroso se queje que mi generación y todas las anteriores son las culpables de la horrible situación a la que se enfrentan.

Pongamos en contexto una crisis económica mis estimados jóvenes:

1995:

Dos millones de personas perdieron su empleo.
La economía mexicana se contrae 7%
Inflación del 55% anual
Aumento salarial en el mejor de los casos del 20%
Dolar se devalúo 80% en semanas
El IVA subió del 10 al 15%
Las tasas de interés para casas y tarjetas subieron por encima del 100%
Se crearon las UDIS para las hipotecas las cuales sabemos fracasaron.
Los bancos no cobraban las deudas pero tenían que pagar intereses a los ahorradores, varios quebraron.


Solamente se recordaba una crisis similar en México en 1932.Por favor, no me diga que las cosas están mal porque no tiene idea de lo que realmente significa estar mal.

Por cierto, hice mi examen profesional el 23 de noviembre del 1995. Ese fue el panorama que vivíamos los recién graduados. Lo que vivimos hoy no se parece ni remotamente a una crisis económica como la que le cuentan sus padres.

La razones por las que no encuentra empleo:

  • No estudio una carrera que tiene demanda.
  • No cuenta con las habilidades correctas (por ejemplo no sabe dos idiomas).
  • Vive en un sitio sin mercado laboral

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Ingresos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario