Mujer, esta es tu decisión financiera más importante

El otro día me preguntaron cuántos años había trabajado en mi vida y pues la respuesta fue más de 20, prácticamente todo el tiempo en la industria maquiladora la cual es dominada por los hombres, como otras tantas.

He visto incrementarse la participación de las mujeres en la industria y al mismo tiempo ver como se reduce en cuanto las mismas deciden tener hijos, los veteranos de la industria sabemos que contratar a una profesionista en edad de procrear supone que tarde o temprano va a tomar una de dos decisiones:

  1. Retirarse de la empresa
  2. Retirarse de la competencia

En ambos casos la muer pierde ingresos presentes y de por vida, lo cual afecta su futura jubilación a pesar de que las mujeres ahorran más que los hombres de acuerdo a la estadísticas, entrar y salir del mercado laboral también afecta su poder de negociación al reinsertarse. Ni siquiera quiero hablar de las posibilidades de crecimiento laboral porque esa es una discusión que he perdido más de una vez en donde he trabajado: mis mejores  “gallos” son mujeres quienes deciden salirse de la competencia por cuidar de su familia, sus hijos, su marido.

Y antes de que pegue el grito diciendo que no debería ser así, le digo que así es y no es por culpa de las empresas: ninguna empresa tiene la obligación de patrocinar o subsidiar el estilo de vida que ninguno de nosotros desee llevar. Tener hijos, casarse o no hacerlo es una decisión personal no una de negocios.

Regresando entonces a la situación que enfrentan las mujeres que desean combinar una vida familiar y profesional, es entonces esta la decisión personal y financiera más importante que puede tomar en su vida:  a quién escoge para que sea sea el padre de sus hijos.

14212620_674216436065843_5666744617500173656_n

Hay una enorme diferencia entre escoger a un hombre que desee ser padre de sus hijos y alguien que desee criarlos, el primero quiere tener los beneficios de llamarse padre proveyendo solo los medios económicos mientras que el segundo compartirá la carga física y emocional que supone una familia. Para reducir el estrés de su vida profesional requiere saber que el padre de sus hijos puede hacerse cargo de ellos en todos los aspectos cuando usted no se encuentre, sea que todavía sean pareja o no.  Mucho más importante si ya no vive con esa pareja.

Ve la diferencia. Busque alguien que quiera compartir la carga, de otra manera vivirá estresada y  tendrá que escoger entre su familia y el trabajo. A los hombres no se les exige eso, a las mujeres sí ( y no estoy diciendo que esto sea correcto).

El año pasado apareció un estudio de la universidad de Harvard donde concluyeron que no eran los hijos sino los maridos los que frenaban la carrera profesional de las mujeres (puede leerlo acá), así que le recomiendo que lo lea junto con los otros estudios que incluye el texto.

Otro de los textos que recomiendo leer es este de Penelope Trunk donde recomienda casarse primero y luego enfocarse en la carrera porque como bien dice ella “el tiempo para tener un hijo tiene un limite biológico, pero tiene toda una vida para enfocarse en su carrera”.

Mujer, escoge bien un compañero de vida porque esa es tu decisión financiera más importante.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en La Neta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario