Si no hay confianza entonces no hay dinero ni firma

Lea y responda esta pregunta.

¿Cómo sabes que tus relaciones de amistad son superficiales y sin confianza?

Cuando puedes invitar a docenas de personas a la fiesta de cumpleaños de tu hijo, pero no dejarías que ninguno de ellos lo cuidara por una noche.

Ahora medita lo mismo sobre tus familiares: tus padres, hermanos, tíos, primos, sobrinos ¿les tienes confianza? ¿les confiarías a tus hijos? Si la respuesta es no, entonces aplica el mismo criterio para la cualquier tipo de crédito o préstamo: no firmes como aval o permitas que te consideren una referencia, porque vas a tener una mala experiencia.

Piénsalo, es más sencillo decir no – y aquí te digo cómo.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en La Neta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario