No, usted no es un freelance

He estado en los últimos días asistiendo a un webinar de Penelope Trunk en el cual ha intentado explicar cómo vender ideas como modo de vida y porque alguien que vende ideas no es un freelance. Definitivamente  ha roto con varios de mi paradigmas y de eso quiero hablar.

Pero antes debo hablar de Penelope, quien tiene uno de los blogs más visitados y fascinantes sobre carrera profesional, y la razón por la que es fascinante es porque Penelope tiene Síndrome de Asperger el cual tiene similitudes con el autismo en el siguiente sentido: ella dice lo que piensa sin sentir remordimientos o cargo de conciencia, eso la hace muy buena en lo que hace.

Regresando al tema, resulta que en su webinar intento explicar la diferencia entre vender ideas y productos, entre ser un resolvedor de problemas y un freelance. La diferencia es importante porque va implícita una diferencia de precio y de tiempo considerable. Empiezo entonces:

Existen cinco tipos de ideas que se pueden monetizar:

  1. Una idea de un producto en especial, pero siendo un solo producto entonces no puede convertirse en empresa o compañía (para eso necesitas tener toda una línea de productos o servicios que ofrecer). El que sea un producto la hace difícil de fondear, así que tienes dos opciones: consigues crédito por fuera o la fondeas con tus propios ingresos. Ahora, si el producto es de poco margen de ganancias porque es genérico (imagina vender tacos o estampitas de la virgen), entonces tendrás que vender muchísimo para que puedas sobrevivir con el pequeño margen y siempre vas a tener que vivir pendiente del flujo de efectivo. Esto lo puedes convertir en un negocio de muy alto riesgo.
  2. Una idea de una empresa la cual ofrece una serie de productos o servicios, debe tener una margen de ganancias atractivo para que haya personas dispuestas a poner su dinero en la misma, mucho mejores que lo que supone poner el dinero en el banco por ejemplo. Ese margen de ganancias se reduce considerablemente si usas crédito para fondear el proyecto.
  3. Una idea de un proyecto que agrega valor a una persona u empresa, este es de tiempo limitado y supone que no tengas que hacer la implementación de la misma. Este sería el modelo en el que puedes hacer más dinero porque solo vendes el esquema de la idea y no tienes que invertirle más tiempo que el de elaborar el proyecto. En este caso es muy importante tener la flexibilidad de poder conectarse a los sistemas propios del cliente, en lugar de intentar crear sistemas adicionales.
  4. Una idea de trabajo para convertirse en freelance. Un auto empleado no vende ideas, ni sistemas, tampoco vende productos: vende servicios; ahora si vende productos suyos o de alguien más, pertenece al punto 1 de este post. Un freelance vende un servicio que la empresa o una persona necesita a un costo más bajo de lo que tendría que pagar por un empleado dentro de la empresa. Cuando hace”outsource” de la contabilidad, la nómina o el servicio de limpieza entonces la expectativa es que el “freelance” sea eficiente, rápido y barato. Si usted cree que puede ganar más dinero como “freelance” haciendo lo mismo que hace como asalariado teniendo solo un cliente, le aviso que desvaría. Un “freelance” es muy bueno en lo que hace, por lo tanto eso es lo que le da ventaja de lograr mejores ingresos que los que tendría dentro de una empresa ya que puede tomar varios clientes en el mismo tiempo de una jornada laboral. Las personas que trabajan bajo este esquema cobran por hora laborada.
  5. Una idea que nunca jamás se convertirá en negocio, empresa o medio sustentable de vida; mejor conocidos como “hobbies”. Usted ama hacer algo, se apasiona sobre el mismo pero la realidad es que no existe un mercado suficiente grande para que pueda sobrevivir del mismo; pero usted no puede desistir en perseguir el sueño. No desista, nada más que busque otra fuente de ingresos.

Ahora hay que aclarar algo sobre las personas creativas , ya saben los diseñadores , pintores o decoradores de interiores por ejemplo: siempre van a sufrir por dinero porque su trabajo es muy difícil de valorar. La mejor forma que tienen de sobrevivir en el mercado es en lugar de cotizar cada proyecto en específico, crear paquetes de servicios con costos estándares que les permitan  saber si van a llegar al fin del mes o no. Entender cuanto es lo mínimo que aceptas por tomar un proyecto y aprender a decir no en lugar de si solo por tener flujo de efectivo, te pone al borde de la bancarrota – muy similar al de la persona que vende un producto genérico.

Espero haber roto algunos paradigmas, los míos han quedado un poco vapuleados y todavía me queda una sesión más de este webinar.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Autoempleo, Ingresos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario