Es tiempo de migrar a una casa diferente

Tengo once años viviendo en la casa que compré hace catorce, y si siguen el blog saben que la compré de la manera incorrecta: lo hice como una compra especulativa y no como una patrimonial; con el tiempo y la necesidad aprendí a tomarle cariño a la propiedad e incluso puedo decir que adoro mi casa, pero no a mis vecinos ni el entorno.

Verán, cuando la compré no había absolutamente nada alrededor, este era el único fraccionamiento y prácticamente todos los que compramos casa aquí proveníamos de la misma empresa , así que nos conocíamos más o menos – eso hacía que la convivencia entre vecinos fuera bastante buena. No había tráfico, tampoco comercios y no se veía que esta zona se fuera a poblar porque nos decía todo mundo que era una locura vivir tan lejos. Siete años más tarde la zona explotó y miles de casas de diferentes tipos se construyeron sin considerar las vías de comunicación , lo que ahora ocasiona por las mañanas un terrible congestionamiento cuando todo mundo quiere salir al mismo tiempo. Aparte de eso la crisis económica que inició en el 2009 causó estragos en la población, lo que antes era inexistente ahora es casi una epidemia: “el changarrismo” , las calles más transitadas se llenaron de carros de comida, vendedores ambulantes y anuncios de todo tipo; aun en los fraccionamientos considerados residenciales es común ver anuncios de venta de hamburguesas o menudo cada fin de semana.

En mi caso muy particular, la crisis económica dejo a mi vecino sin empleo por lo que abrió su propio changarro (ya había escrito sobre la tiendita de la inconveniencia) lo cual ocasiona que tenga gente extraña estacionada todo el día frente a mi casa. En la casa del otro lado viven un grupo de “ninis” , los cuales fueron abandonados por sus padres hace como tres años cuando se fueron de la ciudad buscando trabajo. La última vez que vinieron a visitarlos tuvieron que pagar una mega propina al camión de la basura para que se llevara la sala completa, la cual había sido destruida en una de las múltiples fiestas “rave” que han tenido (de las cuales he parado al menos dos). No hay mes en el que el gas no sea cortado a al menos una docena de mis vecinos, o que el domingo alguien toque mi puerta para venderme chocolates, pay de queso o pizzas. En el 2010 cuando quisieron cerrar el fraccionamiento por cuestiones de seguridad, la discusión sobre el asunto se puso tan mal que dos de mis vecinas se liaron a golpes sobre el asunto y terminaron en los separos de la policía; una de ellas terminó huyendo junto con su familia (no la culpo) y todos los demás nos quedamos horrorizados del asunto. Luego hay que agregar que desde que hay más casas y comercios, ciertas calles se inundan y solo puedes salir en góndola, eso hace 10 años no ocurría.

Así que entre fiestas que terminan en la madrugada, tener la casa apestada a hamburguesas cada fin de semana, lidiar con mi cochera bloqueada y con el pesado tráfico para entrar al área decidí que quizás era buena idea adelantar mi plan de comprar mi casa para el retiro.Escribí hace más de un año que era el momento perfecto de comprar casa en Juárez por la combinación de inventario disponible, precios y productos hipotecarios, así que siguiendo mis propios consejos (los cuales están en mi libro) me dispuse a visitar algunas áreas de la ciudad.

Un sábado por la noche (y si no saben porqué es el mejor momento para visitar un área, lean el libro) fui a una zona donde vive una amiga y que me encantó por tranquila, precisamente frente a un parque encontré una propiedad con una manta que indicaba compra y me bajé a tomar una foto; de pronto escucho la voz de una mujer “Buenas noches ¿está buscando casa?” , voltee sorprendida por dos razones : primero me saludó, segundo ¡no iba en una camionetota! A pesar de llevar una bolsa y un árbol en las manos iba caminando…sí caminando. Me dijo que vivía en esa cuadra, que había un par de casas a la venta en las siguientes cuatro y hasta me dio instrucciones de en qué casa podían darme detalles de otra ¡o sea que conocía a medio mundo de por allí!

Me quedé con el ojo cuadrado. En donde vivo todo mundo anda en coche, nadie se hubiera parado a darme informes y quizás hasta el auto me echan encima. Luego me senté a saborear el sonido del silencio y el olor a nada, sí nada. Tengo que volver otra vez con luz del día para ver si existen changarros en la zona.

Así que esta es mi lista de lo que quiero que cumpla la nueva casa:

  • Debe de ser de una sola planta, para cuando esté vieja no tenga que subir escaleras.
  • Tiene que estar en la zona vieja de la ciudad. Determiné un área limitada por cuatro calles importantes, donde existen muchas propiedades así y la gente ya ha pagado su casa. La gente que es dueña de su propiedad hace mejor uso de la misma.
  • De preferencia que no esté en fraccionamiento privado. No quiero lidiar con guardias, comités de vecinos.
  • Tiene que estar orientada al sur, por aquello de la iluminación.
  • Tiene que tener patio para mis perros y cochera para un vehículo.
  • Y obviamente debe estar en mi presupuesto, porque a lo sumo planeo cubrir el 70% del valor en efectivo, por supuesto que para eso necesito vender mi casa actual.

No tengo prisa para tomar la decisión, así que iré contando mis aventuras en búsqueda de la casa perfecta.

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Ahorro, Deuda, Hipoteca y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Es tiempo de migrar a una casa diferente

  1. Sofia dijo:

    Hola Isela,

    tu lista de requerimientos para tu nueva casa se parece mucho a la mía. Por el momento estoy rentando una que cumple casi todos excepto lo del primer piso, el unico problema es que esta frente a una escuela y ya sabemos como se ponen las calles cuando los padres llegan a dejar o recoger a sus hijos.

    Saludos

    Sofia

  2. Laura dijo:

    Hola Isela!

    Estamos en las mismas… despues de leer tu libro y tus posts en asesoria hipotecaria… realmente ninguna de mis dos casas son la casa en la que me quiero retirar.

    Y la zona que describes suena genial. Si puedes, pasa el tip 🙂

    Saludos!
    Laura… Cd. Juarez

  3. karla mancilla dijo:

    Se lo que sientes, pero en tu caso en particular creo que las hamburguesas le dan un olor agradable a tu casa ya que siempre apesta a los desechos de tus perros. Entiendo que hay gente con afinidad a los perros, pero hay que limpiar seguido, aunque eso impacte el costo de tus recibos de agua y tu consumo de jabon.

  4. Itzel Lazarín dijo:

    Cada vez que leo tu blog descubro que he hecho muchas cosas sin pensar, cuando compré mi casa en lo único que me fijé fue en lo bonito del fraccionamiento, no averigué nada sobre la constructora, por ejemplo, y pasé casi dos meses en reparaciones y cumplimiento de garantías. Ahora estoy padeciendo la falta de algunos servicios. Sin embargo, me gusta el barrio y me gustaría saber, si es posible, ¿cómo se determina el valor de una propiedad a futuro?

  5. Ricardo dijo:

    Que gran decisión, ve mandó un saludo y estaré al pendiente de tú reseña, yo actualmente rento pero ya voy a empezar a ahorrar para el enganche de mi casa que espero completarlo en dos o tres años y lo demás será mediante crédito hipotecario :-), así que me servirá mucho leerte

  6. Saúl dijo:

    No conozco ciudad Juarez pero, ¿es una ciudad tan densamente poblada como para no encontrar algún terreno libre? De lo contrario te recomiendo buscar un buen terreno, contratar un buen arquitecto y listo, todos los requerimientos que enlistas se pueden cumplir. Lo comento porque es complicado encontrar una casa exactamente como la deseas porque cada persona tiene diferentes necesidades y nada como planear tu casa desde cero y acorde a tus necesidades. Lo difícil aquí es encontrar “un buen arquitecto”, pero valdría la pena buscarlo.
    Saludos.

Deja un comentario