Soy LAE y mi carrera profesional no está devaluada.

Recibí este mensaje de una lectora.

“quisiera que me explicara un poco mejor porque la carrera de LAE (Administracion de Empresas ) es un ejercicio inutil , ya que yo inverti  casi 5 años estudiando esa carrera .

me gustaria saber , por que considera Ud esa carrera como  » chafita» no cree que todas las carreras estan igual de devaluadas ?

se que esta muy ocupada , Asi que esperare su respuesta ,

gracias”

  •  La explicación es muy sencilla:
  • Terminas medicina y aprendes a sanar personas.
  • Terminas veterinaria y aprendes a sanar animales.
  • Terminas ingeniería eléctrica y en el peor de los casos puedes hacer instalaciones en casas o en el otro extremo puedes diseñar grandes plantas generadoras.
    Terminas administración de empresas y dime ¿qué sabes hacer? No puedes administrar la parte comercial de un negocio que no conoces.

 La escuela te da solo información teórica que igual puedes aprender de manera autodidacta; considerando además que las teorías de administración han cambiado en los últimos veinte años, así que un título de hace veinte años resulta irrelevante hoy si no tienes experiencia (contrario a las Leyes de Faraday que siguen siendo las mismas).

Estoy terminando de leer dos libros que son resultado de un estudio muy largo que hicieron en Estados Unidos, en el cual escogieron a más de 2000 estudiantes de doce universidades diferentes y les dieron seguimiento desde que entraron a la escuela superior hasta dos años después de su graduación. La hipótesis del estudio era muy sencilla ¿Cuatro años de universidad elevan las habilidades de comprensión, expresión y de pensamiento-razonamiento lógico-critico en las personas? Para responder a la pregunta les hicieron un examen no de conocimientos como el CENEVAL sino uno de razonamiento en el cual les dieron un caso real con varios documentos para evaluar. El examen se los hicieron en intervalos de dos años: al principio, a la mitad y al final de la carrera esperando probar que efectivamente cuatro años de universidad convertían a estos chamacos en unos súper profesionales.

Resultado del estudio: no hay evidencia de que la escuela lo haga a usted mejor comunicador, mejor lector ni siquiera lo vuelve capaz de analizar algo tan sencillo como una nota del periódico.

Y antes de que se levante en armas y pregunte ¿Por qué un examen de esa naturaleza? Me deberían de preguntar de teorías administrativas, motivación de Maslow o las leyes de Faraday ¿no? Sencillo, porque en el ambiente laboral se espera que usted sea capaz de utilizar todo aquello que aprendió en la escuela y lo aplique para tomar decisiones, no para pasar exámenes. El estudio entonces dice que:

  • Las escuelas están más interesadas en promover la sociabilización de los alumnos y a ofrecer bonita infraestructura, que a promover el conocimiento a través del rigor en sus clases. Por eso ofrecen “instalaciones de primera” en lugar de “clases en las que tiene que estudiar el doble de tiempo”. Ahora imaginen aquellas que tienden a atraer a personas que trabajan, su oferta consiste en el diploma no en la preparación porque usted no es un alumno, es un cliente.
  • No hay diferencia significativa en ingresos si se graduó de una escuela de mucho prestigio a una pública, al menos no después de su primer empleo porque a la primera oportunidad su empleador se dará cuenta que usted es capaz o no. O sea que el logo de la escuela caduca al primer intento.
  • El efecto de las iniciativas de “educación para todos” es nulo, porque si se le da oportunidad a todos los individuos aun cuando no hayan pasado el examen de admisión o su preparación sea deficiente, solo lograra diluir la calidad de la carrera para todos debido a que tendrá que bajar el rigor de las clases – porque nadie quiere tener a muchos reprobados. Y en el caso que estas personas con preparación anterior deficiente logran terminar, irán arrastrando sus deficiencias y siempre estarán en desventaja contra aquellos que tienen mejor desempeño.

 Aquí me detengo porque tengo que hacer  notar algo ¿se dio cuenta que el mensaje original de la lectora con el que inicie este mensaje está lleno de faltas de ortografía? Este es el ejemplo típico de este último punto: cinco años de universidad no resolvieron esa deficiencia, ni tampoco modificaron el comportamiento de siguiera utilizar la opción de F7 en su procesador de texto para revisar ortografía.

  •  Otro aspecto de la “educación para todos aunque usted no califique” es que es una iniciativa en la que los gobiernos pueden sacar de circulación a un grupo numeroso de casi-adultos, que de otra manera estarían exigiendo empleos que no existen, por ejemplo.  También se convierte en una gran guardería para personas (sobre todo mujeres) que no tienen intenciones de entrar al mercado laboral porque su objetivo es casarse. Uno de los descubrimientos de este estudio es que la escuela a la que haya asistido tiene una relación más directa de con quien se casará que de los posibles ingresos. Ahora entiendo a todas las damiselas que estudiaron LAE en la misma escuela que yo, curiosamente les decíamos las “MMC: Mientras Me Caso” – no andaban nada perdidas pues.
  • Los profesionistas recién graduados consideran que la escuela los armó para poder competir en el mundo laboral – porque eso si todos son “líderes globales”, pero sus empleadores potenciales piensan lo contrario: su queja más frecuente es la incapacidad de los recién egresados de comunicarse de manera verbal o  por escrito además de no poder hacer análisis críticos. A medida que pasa el tiempo estos profesionistas le dan más valor a su educación formal que la que pueden probar, esto porque le dan más peso al tiempo invertido (como en el caso del mensaje que recibí “le invertí cinco años”) que a los resultados (al menos tengo buena ortografía).

 Ahora bien ¿Cómo puede revertir el hecho de que tiene el título pero no las habilidades?

  •  Tome  un curso de comunicación escrita, pero uno que de verdad sea demandante y si es necesario regrese a tomar clases de ortografía – o aprenda a usar el procesador de palabras de su Tablet (recuerde F7).
  • Lea, lea, lea.
  • Escriba, escriba, escriba.
  • Aprenda un oficio pero desde la humildad de un aprendiz que no sabe nada, aprenda esta vez a seguir instrucciones y a trabajar con sus manos.
  • Tome clases de modales, créame todos necesitamos de eso.
  • Aprenda un segundo idioma – pero que no sea nada más en papel porque la fluencia real mata hasta un certificado de TOEFL.

Y respondiendo a la última pregunta ¿hay carrera igual o más devaluada que LAE? Ha de saber usted que la mala reputación depende de la suma de todos quienes se graduaron de la misma. Si su carrera es un chiste entonces no se lo tome a mal, al contrario tiene una oportunidad de oro de lucir como uno de los pocos que puede brillar en sociedad.

Y ya que estamos entrados con que usted es todo un profesional, le recomiendo leer “Academically Adrift” que es título del estudio sobre el cual base este post.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

27 Respuestas a Soy LAE y mi carrera profesional no está devaluada.

  1. Mayela dijo:

    Estimada Isela, no he tenido la oportunidad de leer el estudio que mencionas en tu post, sin embargo puedo hablarte desde mi punto de vista. Al igual que la persona que te escribe, estudie LAE en una Universidad pública de mi Estado natal, y sabes, tienes toda la razón, cuando salí de la escuela, solo sentí que perdí la mayor mi tiempo, y que la teoría «aprendida» pude haberla estudiado desde la comodidad de mi casa y probablemente en menor tiempo. Y porque digo «aprendida», porque en las escuelas nos entrenan para hacer un vomito cerebral, es decir, te aprendes la teoría, respondes o no en el exámen y tienes tu calificación, una calificación que al salir al mundo laboral no te sirve para nada, porque todos los trabajos te piden experiencia, que si tuviste el «privilegio de que tus papás te pagarán la escuela y aún vivir con ellos, no has conseguido siquiera el primer empleo. Tengo 5 años de egresada y mis primeras entrevistas de trabajo me ofrecían $3mil pesos al mes a cambio de mas de 40 horas semanales y disponibilidad los fines de semana, ¿acepte? no gracias, ¿donde estoy ahora? en una empresa para estatal donde hice mis prácticas profesionales (dónde aprendí desde engargolar un documento hasta subir bitácoras electrónicas al sistema federal, ¿que si me enseñaron eso en la escuela? Ni siquiera estoy segura que mis maestros saben de la existencia de éste sistema) como te decía, un años después de que egresé me llamaron para ofrecerme una oportunidad como Independiente, no tengo prestaciones, pero gano mucho más que $3mil pesos y de lunes a viernes, y ese es otro punto, muchos jóvenes pagan para que les firmen sus horas asignadas y librarse de la fatiga de cumplir con las 680 horas marcadas, pero pregúntame donde están ahora, probablemente aceptando empleos de $3mil pesos al mes.

    • Isela Muñoz dijo:

      Mis primeras prácticas profesionales las hice a los 18 años, cuando ni siquiera había empezado a estudiar ingeniería. Trabaje unos meses en una maquiladora como técnico herramentista, así que aprendí cuantas horas costaba ganar el salario mínimo, para cuando empecé la carrera ya llevaba entonces experiencia “profesional”.
      En el noveno semestre de la carrera empecé a hacer prácticas profesionales pagadas y de tiempo completo mientras tomaba carga completa de clases, las hice casi un año antes de conseguir mi primer trabajo formal en cual me pagaron el equivalente a $17000 del día de hoy – es decir mi vida laboral como ingeniero inició con casi dos años de experiencia y eso hizo toda la diferencia. Ahora, esa experiencia me costó perder cientos de horas de sueño y no tener en algunos casos fines de semana libres por el tiempo extra que tuve que trabajar, pero a la larga valió la pena.

      Experiencia mata diploma.

  2. Sara dijo:

    Hola Isela, de acuerdo en casi todo, menos en lo que tú denominas como el MMC, me parece que estás siendo genérica, a menos que hayas tenido la paciencia, el tiempo y nada que hacer con tu propia vida creo que pudiste seguir la pista de cada una de las mujeres que estudio LAE en donde tú estudiaste.

    Lo que describes como MMC se llama estereotipo. En ese caso tu estás en el estereotipo de mujer cuarentona, solterona, que tiene perros porque no tuvo hijos ,que no se realizó como mujer, con envidia de aquellas mujeres que se casaron y que además se amargó por estar sola. A ti los años de estudio no resolvieron los estereotipos que aprendiste en casa. Lastimosamente ese no resuelve con un F7.

    • Isela Muñoz dijo:

      Sara.
      El estereotipo de la cuarentona, solterona que no tuvo hijos pero que tiene perros no es mío ese es tuyo porque y es una proyección de tus creencias bastante limitadas sobre las mujeres: si no paren, no se realizan. Supongo entonces que una mujer que pare chamacos todos los años es el supremo ejemplo de la realización femenina, digna de cualquier capítulo de la “Rosa de Guadalupe” y de tener tarjeta de cliente frecuente en el Seguro Popular.

  3. LuizJa dijo:

    Creo que alguien sintió dura la pedrada.

  4. Liliana dijo:

    Hola Isela, si realmente existe el inconsciente colectivo juraría que esta semana va de gane.
    Soy LCC y maestra en la misma licenciatura, justo hace dos días platicaba con un grupo acerca de las teorías de la administración, y que deseaba que aprendieran como han evolucionado, no los autores, no las fechas, no las características centrales de cada teoría….
    Terminamos analizando lo que se busca actualmente, y la palabras clave fueron «productividad y habilidades». Ya debes imaginar sus caras cuando no pudieron decirme que los hacía diferente al resto de los cientos o miles chicos que van a egresar junto con ellos.
    En ocasiones me he visto en la necesidad de entregarles material de apoyo, o dedicar tiempo de clase a revisar cosas que deberían saber. Les he dado copias de cómo hacer un resumen, ensayo, mapa conceptual, etc. Tristemente no saben estructurar ideas, usar el razonamiento lógico- deductivo, y como maestro también resulta muy difícil difundir conocimiento cuando no son capaces de seguirte.
    Este cuatrimestre empecé a implementar la entrega de tareas a través de una plataforma virtual, en una escuela donde los alumnos se quejan de la falta de recursos, pero sobre todo de tecnología (entiéndase por tecnología «no llega el internet a mi móvil para entrar a facebook y mandar whatsapps»), se quejan de que eso no les permite estar al día para ser competentes cuando terminen sus estudios. Les envié un correo electrónico con un tutorial en PDF que prepare para ellos, la mayoría de ellos se quejaron de que no podían ingresar a la plataforma, o enviar sus tareas… programé una sesión de asesoría para aquellos que «no lo lograron», únicamente para darme cuenta que ¡ni siquiera habían abierto el correo!.
    Parece que muchos universitarios quisieran que te sentaras con ellos cual mamá de niño en preescolar para ayudarles con la tarea, o mejor aún, que se las hagas. Definitivamente es una realidad muy triste, y sinceramente espero que algunos de los esfuerzos que hago con temas ajenos a la clase les sean de útiles en el futuro.

  5. Natalia dijo:

    Querida Sara, claro que existen las MMC. Y, son históricas. No te acuerdad de Titanic, cuando la mamá de Rose menciona que el único propósito de ir a la universidad es el de encontrarse un buen marido? Pues ahí lo tienes, no pueden ser un estereotipo porque vienen en varios colores, sabores y nacionalidades. En diseño había un friego, y eso se me hacía bien gacho, porque la carrera fue bien cara, y las monas ni la inversión le sacaron.

    • Sara dijo:

      Claro, que existen las MMC, de eso no hay duda, pero en primera,¿ quienes somos para estereotipar y juzgar las decisiones de vida de cada persona? No sé tú, pero yo tengo apenas tengo tiempo tratando de pulir mis habilidades y mejorando mis debilidades como para estar juzgando las decisiones de vida de cada persona. Por eso leo este blog para mejorar mis habilidades financieras NO para leer sobre estereotipos. Ahora decir que todas las mujeres que estudian LAE son MMC me parece que es como si dijéramos que todos los mexicanos somos flojos, impuntuales. Estoy segura que más de uno «respingaria» en el extranjero si le dijeran : ahhh eres mexicano , entonces eres muyyy flojo.

  6. Jazmin dijo:

    En algún momento pensé que era la escuela donde estudie la licenciatura pero posiblemente tiene que ver con la carrera en si.
    Sin embargo puedo decirte que uno hace lo que puede con lo que tiene; en Cancún era Administración o contabilidad las únicas carreras que mis papas podían pagar; demasiada burocracia y aburridas clases donde la mitad de los profesores nunca llegaban hicieron que pasara suficiente tiempo en la biblioteca leyendo y aprendiendo sobre negocios y mercadotecnia, porque si algo soy es una devoradora de libros.
    La vida, el destino o el buen karma me pusieron con mi ex jefe que resulto un gran mentor; una altísima D a quien mi alta C en su momento resulto un buen complemento y al ver mis ganas de aprender me enseño todo lo que sabia por 10 años (no todos los jefes hacen eso). Desde el tercer semestre ya estaba yo trabajando, eso me ayudo ya que al terminar la carrera mi sueldo se duplico mientras algunos de mis compañeros buscaban trabajo de lo que fuera y muchos de ellos, aun los de las mas altas calificaciones trabajaban de asistentes y hasta de cajeros en super mercados. Con mi jefe aprendí que no importa la calificación que saques si no sabes tomar decisiones y mira que por mi C me cuesta trabajo.
    Con el tiempo al aprender a ahorrar descubrí que quien tiene mas control de su dinero la lleva de gane en una negociación.
    Sin duda he aprendido mucho mas leyendo, amo leer aunque no se note tanto en mi ortografía; y cuando me siento estancada en algo una palabra mágica me ayuda: Ejecuta, deja de pensarlo y toma acción. Para bien o para mal el resultado se dará y te mostrara cual es el siguiente paso.
    Hasta ahora me ha dado buenos resultados, mas allá de la carrera como lo dije en un principio hay que sacarle provecho y hacer lo que se puede con lo que se tiene.
    Saludos!

  7. carlos dijo:

    Hola Isela, yo soy también LAE estudie en un escuela privada, mis padres afortunadamente tuvieron el dinero para pagarla, y para lo cual pues les he respondido, dándoles esos pequeños lujos, los cuales no pudieron cuando yo estudiaba.

    Estoy consiente de que muchas cosas que vi en la universidad, no las uso actualmente, y muchas otras ya están obsoletas.

    Mi universidad no es de mucho renombre, pero creo que por lo menos mi universidad me dio el habito de la investigación, resolución de problemas, etc. cosas que con preparatoria no tenia la costumbre de realizarlas.

    Cuando recién egrese busque empleo, pero en todas las empresas que busque no me ofrecían mas de 4 mil pesos mensuales, y teniendo como jefe a un alemán, coreano, japonés, chino o gringo. por lo que decidí apoyar a un familiar en su negocio, el reto era aprender el manejo sin importar el sueldo

    un año después renuncie y con lo poco ahorrado inicie mi propio negocio en casa y actualmente tengo un negocio, en el cual me va muy bien (de hecho ya tengo instalaciones propias), pero además trabajo para gobierno de mi estado, puesto por el cual concurse entre mas de 20 personas, aunque también he visto como egresados de Tecnológico de Monterrey entran directamente sin concursos, cosa que me parece muy mal. Pero también he visto egresados de universidades donde solo pagas por un titulo, pero no tienen ningún tipo de conocimiento, incluso no crees que tengan una carrera universitaria

    por todo esto yo creo que una carrera universitaria te da las bases del conocimiento, pero recae en cada individuo el saber aplicar esos conocimientos en su beneficio

  8. Guadalupe dijo:

    Hola Isela,

    Me parecen interesantes tus comentarios, considero que la finalidad de la carrera (o de la gran mayoría) es que tomes decisiones atraves del estudio, conocimiento, técnicas o bien disminuyas riesgos. En cualquier carrera siempre habrá las que esperen por casarse o sean pasa materias autoengañadose o por que es facil seguir el sistema, me llama la atención que el comentario sea por la carrera de Administración, cuando es una carrera de bastante aplicación matematica, los egresados de esta carrera pueden tener una gran ventaja, ya que son pocas las carreras que pueden aplicar conociendo las legislaciones, las estructuras de las empresas (detectando debilidades) y si el mercado laboral no los demanda, pues a hacer microempresas.

  9. Cristy dijo:

    Hola Sra. Isela!
    Me ha gustado mucho su post, es un placer para mí leerla.
    Actualmente estoy estudiando una carrera en línea, es una licenciatura en Administración de las finanzas, y si reconozco que solamente estoy “estudiando” con la finalidad de obtener un titulo y tener mejores oportunidades de empleo, mi ciudad es un puerto en crecimiento donde hay mucha oferta laboral, pero para que me puedan siquiera dar una entreviste el primer requisito es el titulo sin importar mis ya 8 años de experiencia laboral y que eh tenido a mas de 50 personas en mi cargo en mi trabajo anterior. Tristemente esa es la realidad y debemos aprender a lidiar con ella.
    Saludos desde Michoacán.

  10. Arturo dijo:

    Tienen mucha aplicación los conocimientos sobre los procesos. De hecho ahora la Auditoría de procesos, puede capitalizar a los despachos Contables, si lo hacen bien.
    Por lo demás siempre harán falta estudios extras, que el programa de la carrera no tiene y que cada estudiante debe buscar de acuerdo a sus gustos personales o a sus necesidades, al darse cuenta que no sabe sobre algo que juzga necesario.

  11. Alejandro R. dijo:

    Isela.

    La pregunta «¿se dio cuenta que el mensaje original de la lectora con el que inicie este mensaje estaba lleno de faltas de ortografía?» tiene una evidente falta de ortografía (pista: pretérito del indicativo).

    Es bastante irónico que hayas criticado la ortografía de una persona con una oración que también tiene una falta de ortografía.

    Por lo demás, creo que tienes toda la razón.

    Saludos.

    • Minerva Adonai dijo:

      soy la autora original del texto , considero que tengo mejor ortografia que muchos colegas o profesionistas , pero estoy de acuerdo con Alejandro R. , deberia Isela revisar su propia ortografia , antes de hacer alguna observacion a los demas

      • Smile! dijo:

        Al margen de todos los comentarios, creo sinceramente que debes tomar lo que te haga crecer, aunque a la autora del blog se le nota que sacó con todo su ser su personalidad D, no dejes que eso te detenga de mejorar.

        Yo no me creo un genio en ortografía; sé que yo no estoy libre de errores; pero en la secundaria, tuve la fortuna de tener maestras muy exigentes en ese sentido y hoy lo agradezco mucho.

        Considero que aunque batallé para tener una ortografía decente y odiaba las exigencias en particular de una maestra, si ayuda muchísimo a abrir puertas y si tú consideras que tienes mejor ortografía que otros profesionistas que conoces, ¡imagínate si la mejoras! será no solo uno… sino varios puntos a tú favor y curiosamente se abrirán puertas desconocidas y retos que ni en sueños tuviste.

  12. Helga dijo:

    A mi este post sí me dolió por su cruda realidad, yo no estudié LAE pero sí una maestría en Administración… las líneas de Isela me abrieron los ojos y más allá de los esterotipos y la discusión que le pegó a quien le pegó, me hizo repensar en qué voy a estudiar el doctorado y más aún cómo demonios lo voy a aplicar. Gracias Isela =)

  13. BetoCronopio dijo:

    Hola Isela,
    Gabriel Zaid tiene un texto muy interesante sobre el tema, se llama «Licenciados en Natación» http://blogtransiciones.blogspot.mx/2011/07/licenciados-en-natacion-gabriel-zaid.html

    En mi caso yo estudié LAE y mientras lo hacía empecé a chambear, era muy enriquecedor tomar clases en la mañana (mis compañeros no trabajaban) y luego en la tarde (la mayoría de los compañeros trabajabamos), los profesores de la tarde eran más exigidos con sus clases ya que había gente que podía opinar desde la experiencia.

    Complementé muy bien el tema de estudiar/trabajar y creo que el trabajar me proporcionó mejores competencias y habilidades que haberme enfocado solo en estudiar.

  14. Mauricio dijo:

    Hola Isela,

    Muy interesante el post. Creo que no hay carreras devaluadas, más bien depende de la disponibilidad del alumno para querer aprender y sacarle ventaja a lo aprendido, las clases te dan las bases del conocimiento y el alumno decide qué hacer con esas bases. Obviamente, independientemente de la carrera, uno como profesional debe seguir preparándose porque el conocimiento está en constante cambio. Con respecto a lo que mencionas de las habilidades, las universidades ofrecen clases de lectura y redacción y también hay talleres o cursos de inglés, entre muchas otras cosas, es cuestión de que el alumno se ponga las pilas, no hay de otra.

    Y ya por último, es una tristeza leer a profesionales con tanto «horror ortográfico», tan bonito que es el idioma español. Pienso que un profesional con faltas de ortografía da desconfianza.

    ¡Que viva la tecla F7!

    Saludos

    • Smile! dijo:

      Si, fíjate que si dan desconfianza, tanto que cuando leemos currículums vitae para contratar personal, los descartamos inmediatamente.

      Claro que tampoco se va al extremo, todos tenemos errores, pero últimamente los chicos que estan recién egresados de la universidad asustan por sus barbaridades «horrográficas» y lo más increíble ¡en su currículum vitae! y precisamente lo estabamos comentando en mi trabajo ¿qué demonios está pasando con las escuelas y sobre todo las universidades?

      En el trabajo se revisan documentos para la elaboración de avalúos y la información que se maneja se revisa muy a detalle para que no vayan errores, en el aspecto que te pueden devolver un plano catastral, por ir mal escrito el nombre de una calle o de una persona, por lo que muchos dirían -es cualquier cosita, ¡qué exageración!- para la empresa en que trabajo eso significa pérdidas en tiempo, dinero y material en reimprimir todo por errores.

      También usamos bitácoras de obra y los auditores de calidad son exigentes cuando detectan errores garrafales de ortografía y no se diga de la letra peor que médico, te hacen cancelar notas de obra de una o dos hojas completas y volverlas a reescribir.

      ¿Sabías que ciertas dependencias dentro de sus lineamientos para el manejo de la bitácora, pueden anularte notas por errores de ortografía y sobre todo por no saber redactar? al anularlas es como si nunca las hubieras puesto y si llega a haber una disputa entre las partes, puedes tener tremendas pérdidas.

Deja un comentario