Lo que salió de mi vida esta semana

Libros_ tupperware

Una excelente manera de reducir las cosas que tienes en tu casa, en tu carro o hasta en la oficina es regresando aquello que no es tuyo, porque seguramente habrá algún libro o prenda de ropa que no le has regresado a su dueño. En mi caso son los contenedores de plástico en los que mi mamá cada semana me manda mi itacate, así que estoy haciendo el esfuerzo consciente de cada semana regresarle todos los que le corresponden.

Sigo deshaciéndome de libros, voy a llevarlos a una reunión donde vamos a hacer trueque así que espero que encuentren un mejor lugar que mi casa, y que yo no me traiga más cosas de las que saqué esta semana.

Aparte de esto salió una bolsa con documentos viejísimos, acomode todas mis pólizas y puse al día mis cuestiones de impuestos.

Lo virtual también sufrió limpieza masiva porque de la lista de correos a los que envió un boletín fue rasurada brutalmente, eliminé al 40% de las personas  suscritas que no abrían los correos que enviaba – digo para que desperdiciar ancho de banda cuando puedes darle espacio a alguien más. Por cierto, los seguidores más fervientes del boletín recibieron un regalo esta semana, porque era justo y necesario que recibieran algo por su fidelidad.

Sigo reduciendo en lo virtual y lo real.

[related_posts]

 

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Minimalismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario