Porqué nunca debes comprar una casa recuperada: un caso real

Este es un extrañísimo caso que me llego por correo, sobre porque no deberían de comprar una casa abandonada o rematada por INFONAVIT.

Yo saque una casa en el 2011 por medio de una inmobiliaria, me otorgaron crédito de Infonavit.Han estado llegando a la casa requerimientos de pago de SUMA (sistema de Urbanizacion)  por el concepto de deudas de pavimentación  hable con la inmobiliaria ellos de inicio me comentaron que hiciera caso omiso ya que no venia mi nombre (Creo que la persona es el primer dueño de la casa) y era imposible que ellos hicieran algo como embargar.

Con el ultimo aviso que me llego me comunique a SUMA y me dicen que no importa el nombre de la persona la propiedad puede ser embargada.

La inmobiliaria me comenta que ellos no tenían conocimiento de la deuda y que le corresponde al INFONAVIT quien adquirió la casa en el 2009 pagar esta deuda, pero no son claros y no me dicen que debo hacer, solo “ya enviaron el asunto a infonavit y están en espera”

Mi pregunta es, si realmente me pueden embargar?¿Me tengo que dirigir a SUMA o Infonavit?

Pues bien, deudas de predial – agua – obras públicas siguen a quien tenga la propiedad, así que si compras una propiedad con este tipo de adeudo aunque originalmente no venga a tu nombre, en el momento que te asumes como el propietario de la propiedad te vuelves dueño también de la deuda.

Se supone que el notario al momento de aprobar la operación, se asegura que no haya adeudos de predial o de agua, pero nunca me ha tocado ver que revise este otro tipo de adeudos – pero igual es porque los bancos prácticamente no dan créditos para casas recuperadas o en remate precisamente por este tipo de situaciones legales. Ven porqué les digo que nunca nunca compren una de esta casas.

¿Qué puede hacer? Negociar para pagar el adeudo, porque efectivamente la pueden embargar.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en INFONAVIT y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Porqué nunca debes comprar una casa recuperada: un caso real

  1. Jaime dijo:

    Checa la legislacion de tu Estado…
    EL SANEAMIENTO POR VICIOS OCULTOS EN LA COMPRAVENTA

    Entre las obligaciones de saneamiento que obligan al vendedor en una operación de compraventa, está el responder de los vicios o defectos ocultos que tuviere la cosa vendida.

    Establece el art. 1484 del Código Civil que el vendedor estará obligado por los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlo conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella; pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista, ni tampoco de los que no lo estén, si el comprador es un perito que, por razón de su oficio o profesión, debía fácilmente conocerlos.

    El vendedor responde frente al comprador del saneamiento por los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida, aunque los ignorase.

    Se admite la renuncia al saneamiento por vicios ocultos siempre que el vendedor ignorara los vicios o defectos ocultos de lo vendido.

    En este supuesto de saneamiento el comprador ante los vicios ocultos que se pongan de manifiesto en la cosa vendida, podrá optar entre:

    a) Desistir del contrato, en cuyo caso el vendedor deberá abonarle los gastos que pagó.
    b) Rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos.

    Si el vendedor conocía los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida y no los manifestó al comprador, tendrá éste la misma opción y además se le indemnizará de los daños y perjuicios, si optase por la rescisión.

    La acción que le compele al comprador, se extinguirá a los seis meses, contados desde la entrega de la cosas vendida.

    Especial consideración merece el tema en caso de perecimiento de la cosa o bien en el supuesto de venta conjunta de dos o más cosas.

Deja un comentario