Las millas que yo cambié y el dineral que me ahorré

Hace unos días me enviaron un regalo por correo electrónico: un boleto VIP para asistir al evento en vivo de Dave Ramsey  en San Antonio Texas (por cierto, se lo tengo que agradecer a Andrés Gutiérrez). Ya había escrito hace cuatro años que esa era una de las cosas que me faltaba hacer, así que cuando me enviaron la invitación ni tarda ni perezosa me puse a hacer arreglos de viaje.

Había una excelente promoción con Southwest, viaje redondo por $180 dólares más o menos lo cual era bastante interesante, pero luego recordé que tenía suficientes millas acumuladas en mi cuenta de AAdvantage; así que entré al sitio para buscar boletos de ida un martes para regresar un viernes (digo, aunque iba a un evento de un solo día ¿por qué no quedarme varios para conocer?)  Finalmente obtuve una tarifa de 75 dólares más 130 pesos por el viaje redondo, siendo el regreso en primera clase (costaba lo mismo que clase turista).

Ahora el hotel.

Busqué y busqué, los hoteles en el centro de San Antonio no bajan de 100 dólares por noche (al menos los más cercanos al centro de convenciones) y el Drury estaba lleno. Otra vez decidí probar suerte con mis millas acumuladas, después de una hora encontré que sólo tenía que pagar 100 dólares por tres noches en el Indigo frente al Alamo – por supuesto que lo reservé y pagué.

Me quede sin millas.

Como me ahorré una buena cantidad en vuelo y hotel, decidí comprar un boleto para otro evento de Dave Ramsey, el de Entre-Leadership donde comparte las lecciones que ha aprendido sobre cómo manejar y prosperar un negocio, que sumado al de legado y mayordomía (Legacy and Stewardship) suenan a una combinación perfecta para quienes ya estamos en formación patrimonial, porque las deudas quedaron atrás.

¿De dónde vinieron tantas millas acumuladas? Son como de dos años de ahorro y seguros, porque han de saber que mis dos cuentas dotales y todos mis seguros son cargados a la tarjeta, la cual luego pago del todo, además los gastos de viaje personales o de trabajo también se van acumulando.

Así que voy a tener que esperar otros dos años más o menos para tener saldo, pero lo bailado de este viaje ni Tata Dios me lo quita.

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Ahorro, Viajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Las millas que yo cambié y el dineral que me ahorré

  1. Y yo juntando puntitos que no alcanzan ni para un pantalón. Bueno no uso mucho la tarjeta pero así no hay deuda 🙂

Deja un comentario