Una leyenda urbana sobre la experiencia para el trabajo

 

No sé quien sea al autor de este mensaje, el cual es bastante bueno desde el punto de vista creativo pero le falla la cuestión de credibilidad.

La redacción que sigue fue escrita por un candidato en una selección de personal en Volkswagen; la persona fue aceptada y su texto está haciendo furor en Internet por su creatividad y sensibilidad……

-Ya hice cosquillas a mi hermana sólo para que dejara de llorar, ya me quemé jugando con una vela, ya hice un globo con el chicle y se me pegó en toda la cara, ya hablé con el espejo, ya jugué a ser brujo.

-Ya quise ser astronauta, violinista, mago, cazador, y trapecista, ya me escondí atrás de la cortina y dejé olvidados los pies afuera, ya corrí por el timbre del teléfono, ya estuve bajo la ducha hasta hacerme pis.

-Ya robé un beso, confundí los sentimientos, tomé un camino errado y sigo andando en lo desconocido.

-Ya raspé el fondo de la olla donde se cocinó la crema, ya me corté al afeitarme muy apurado y lloré al escuchar determinada música en el ómnibus.

-Ya traté de olvidar a algunas personas y descubrí que son las más difíciles de olvidar.

-Ya subí a escondidas a la azotea para agarrar estrellas, ya subí a un árbol para robar fruta, ya me caí por una escalera.

-Ya hice juramentos eternos, escribí el muro de la escuela y lloré sentado solo en el piso del baño por algo que me pasaba, ya huí de mi casa para siempre y volví al instante siguiente.

-Ya corrí para no dejar a alguien llorando, ya quedé solo en medio de mil personas sintiendo la falta de una sola.

-Ya vi ponerse el sol y cambiar al rosado y al anaranjado, ya me tiré a la piscina y no quise salir más, ya tomé whisky hasta sentir mis labios dormidos, ya miré la ciudad desde arriba y ni aún así encontré mi lugar.

-Ya sentí miedo de la oscuridad, ya temblé por los nervios, ya casi morí de amor y renací nuevamente para ver la sonrisa de alguien especial, ya desperté en medio de la noche y sentí miedo de levantarme.

-Ya aposté a correr descalzo por la calle, grité de felicidad, robé rosas en un enorme jardín ya me enamoré y creí que era para siempre, pero era un «para siempre» por la mitad.

-Ya me acosté en el pasto hasta la madrugada y vi cambiar la luna por el sol, ya lloré por ver amigos partir y luego descubrí que llegaron otros nuevos y que la vida es un ir y venir permanente.

-Fueron tantas cosas que hice, tantos momentos fotografiados por la lente de la emoción y guardados en ese baúl llamado corazón. Ahora un formulario me pregunta, me grita desde el papel: «¿Cuál es su experiencia?» Esa pregunta hizo eco en mi cerebro: experiencia… experiencia… ¿Será que cultivar sonrisas es experiencia? No, tal vez ellos no saben todavía ver los sueños. Ahora me gustaría preguntarle al que redactó el formulario: ¿Experiencia? ¿Quién la tiene, si a cada momento todo se renueva?

Cuenta la leyenda urbana que el candidato fué inmediatamente contratado por VW porque se impresionaron con su talento, pues espero que haya sido en el departamento de mercadotecnia porque si fuera en ingeniería yo creo que no.

El punto es el siguiente, para aquellos profesionistas que acaban de graduarse la pregunta más difícil de responder en una entrevista de trabajo es ¿qué experiencia tiene? Aquí es donde empiezan a sudar frío y a ponerse nerviosos , lo que les hace terminar respondiendo «Es que acabo de salir de la escuela, así que no tengo experiencia».

Respuesta equivocada *inserte sonido de chicharra*

Digo ¿acaso no creen que el reclutador o la persona de recursos humanos no ha leído ya su curriculum? ¿acaso creen que no espera que precisamente porque acaban de graduarse no deberían tener experiencia específica? Que le respondas de esa manera solo muestra que no te preparaste para la entrevista.

Lo que realmente quiere escuchar quien te entrevista es que experiencia tienes en lo que hayas hecho en la vida que sea una habilidad transferible  a la posición por la que te estás entrevistando.

  • ¿Fuiste líder de tropa de los Boy Scouts? Tienes experiencia dirigiendo equipos.
  • ¿Fuiste paramédico voluntario en la Cruz Roja? Tienes experiencia lidiando con crisis.
  • ¿Trabajaste en una nevería o cafetería? Tienes experiencia en ventas de productos de temporada y en servicio al cliente.

¿Ves que no es tan difícil? El problema es cuando pasaste todo el tiempo que estudiaste la carrera sin realizar ninguna otra actividad de crecimiento personal o  sin responsabilidades reales ; en este caso si realmente no hay mucho que puedas aportar más que un título lo cual no te hace un producto diferenciable .

¿Cómo que no soy un producto diferenciado? Verás, todos tus compañeros de generación que estudiaron lo mismo que tú ahora forman parte del mismo grupo genérico : todos salieron cumpliendo el mismo estándar, lo que de ahora en adelante los va a diferenciar son sus habilidades . Todos tus compañeros serán de ahora en adelante tu competencia, pelearán por las mismas vacantes teniendo las mismas credenciales.

Ahora bien, existe el otro lado de la moneda y es el de aquellas personas que dicen tener «muchísimos años de experiencia» porque tienen muchos-mil años en la misma empresa en puestos similares.

Pues no, estás personas probablemente han acumulado muchos años de antiguedad pero no de experiencia, porque han repetido muchos años la misma experiencia. 

La experiencia no se mide necesariamente entonces en años , sino en experiencias diferentes repartidas en el tiempo; las cuales se ven reflejadas en una persona con habilidades adquiridas demostrables a través de su comportamiento: su manera de vestir, hablar, expresarse, comer , escribir, etc etc etc.

Puedes ser una persona de mucho mundo y experiencia, sin haber siquiera tenido un trabajo formal en la vida.

Así que ahora respóndete ¿qué experiencia tienes que te califica para el trabajo que quieres?.

Acá te dejo un vídeo con algunas recomendaciones para tu primera entrevista.

Te recomiendo leer

[related_posts]

Esta entrada fue publicada en Ingresos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Una leyenda urbana sobre la experiencia para el trabajo

  1. karla dijo:

    muchas gracias! eso es justamente lo que queremos oir los reclutadores…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.