La obesidad es un problema de conveniencia, no de falta de dinero

Ser pobre en dinero equivale a tener pobres hábitos alimenticios  los cuales llevan a la obesidad ¿cierto? Pues de acuerdo a un estudio hecho en los Estados Unidos esto es más falso que una moneda de $3 pesos. Las personas que más aumentan de peso son las que tienen más posibilidad de comprar alimentos.

Resulta y resalta que tomaron las estadísticas económicas y de salud para analizar ingresos contra peso, para descubrir que las personas de clase media son quienes tienen hábitos alimenticios menos saludables, los cuales incluyen mucha más comida rápida.

Los que están 30% por encima de la línea de pobreza son quienes sufren en más alto porcentaje de obesidad. Al parecer los recursos disponibles se utilizan para consumir comida hecha fuera de casa y que no necesariamente es de la mejor calidad. La decisión tiene mucho más que ver con la conveniencia : comida rápida, barata y que llena la panza.

¿Será igual en México? Probablemente, porque el entorno puede a veces hacer difícil tener comida más saludable a la mano, que meterse al primer restaurante de comida rápida o corrida que se tope uno, pararse a comerse unos tacos en la esquina o mandar traer pizza. Quizás sea esta la razón por la que la Ciudad de México obtuvo el no muy honroso primer lugar a nivel nacional en obesidad adulta e infantil en el 2011: la comida de conveniencia está en todos lados .

En México se considera que existen 14 millones de pobres alimentarios, es decir personas que no tienen suficientes recursos para comer todos los días; sin embargo el 70% de la población adulta sufre de sobrepeso y obesidad ¿cómo se puede ser pobre y obeso?

El problema es muy complejo, lo que sí es seguro es que depende en gran medida de las decisiones personales; porque aunque el mundo  se aferre a sólo poner quesadillas en tu camino, tu siempre podrás escoger las que no están fritas y a comerte solo una en lugar de media docena.

Para leer más sobre los costos financieros de la obesidad, les recomiendo esta sección de El Economista en México dedicada al tema, o It´s convenience not cost what makes us fat de la revista Forbes.

Te recomiendo leer

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Sobrepeso y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a La obesidad es un problema de conveniencia, no de falta de dinero

  1. Octavio dijo:

    creo que en el imaginario cultural está que los gordos son los ricos, no los pobres. Por ejemplo, yo nunca he visto un niño de la calle gordo…

  2. Sugel dijo:

    En México se tienen como principal problema alimenticio la desnutrición por falta de alimento a causa de la extrema pobreza y la desnutrición por ingesta de comida chatarra que provoca diversos problemas de salud como lo es la obesidad.

  3. Marce dijo:

    Creo que esto demuestra que la mayoría de problemas no están en el bolsillo sino en la mente, y que antes de ser rico, delgado y feliz hay que ponerle orden a los sentimientos y las ideas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.