Diario de una auto-empleada : Armando un colchón financiero

Algo que me han preguntando mucho sobre esta nueva etapa de mi vida ha sido:

¿Cómo te va de dinero? ¿cómo le vas a hacer para sobrevivir?

Digo, siendo escritora de finanzas personales ya estaría de Dios que no me hubiera preparado para esto. La realidad es que planee para lo peor, es decir pasar varios meses sin tener ingresos mientras empezaba a conseguir o concretar proyectos . En algún sitio leí que debería haber tenido ya varias entradas de dinero seguras antes de salirme de mi empleo, pero  por los horarios de trabajo tan largos era prácticamente imposible hacer algo más que eso.

Así que engordé mi fondo de emergencia (o el fondo operativo como ya había escrito , y que puedes leer aquí) . Todavía unas semanas antes de renunciar me pagaron reparto de utilidades y bonos, todo se fueron al fondo de emergencia.

¿Qué más hice?

  1. Tomé ventaja de mi seguro dental , porque me daban descuentos y servicios gratis, así me no tengo que pagar por servicios en los próximos 6 meses al menos.
  2. Reduje mis deudas al máximo.
  3. Lleve a servicio mi camioneta.
  4. Pague mis seguros de casa y de la camioneta.
  5. Reduje mis compromisos financieros a corto y mediano plazo.
  6. Hice un cálculo minucioso de mi finiquito, para confirmar cuantos meses me iba  cubrir.
  7. Envíe mis recibos de honorarios de todos las colaboraciones que tenía pendientes de pago, para asegurar algunas entradas de dinero por el siguiente mes.
  8. Le notifique a todos mis conocidos, amigos y familia; así ya saben que mis entradas de dinero por lo pronto están limitadas (no hay que tener verguenza de decir «No estoy haciendo dinero todavía»).

Desde hace un mes que no recibo pago recurrente, sigo usando los recursos que se quedaron en mi cuenta de nómina los cuales no se han acabado ….

Y todavía ni siquiera cobro mi finiquito 🙂

Ya había empezado a utilizar puro efectivo para hacer mis compras a principios de año, y fue con toda la intención. Verán, cuando estás trabajando como asalariado y tienes una entrada segura de dinero , tu trabajo se vuelve el aval para tus compras a crédito a futuro aún cuando no uses tarjeta de crédito (disculparán el pleonasmo, pero era necesario). Como auto-empleada decidí que iba a vivir del débito o del efectivo porque ya no tengo esa entrada segura de dinero, sólo puedo comprar o pagar aquello para lo cual hoy tengo el dinero seguro.

Como asalariado vives del crédito a través de los ingresos futuros que no has recibido. Como auto-empleado debería de vivir del efectivo que ya tengo.

Hablando con algunos micro empresarios locales durante un evento en la localidad, el flujo de efectivo parece ser el mayor problema que tienen : hoy no tienen nada, mañana reciben un montón y no saben que hacer.

Hace un mes que deje de ser asalariada, por cuestiones personales y familiares decidí tomarme unas semanas para resolver  algunos asuntos , por lo que no puedo decir que haya estado enfocándome en generar ingresos (dice @DanielleLaPorte que antes de iniciar una tarea importante primero hay que reunir energía física y mental, pues eso he estado haciendo ) .He estado trabajando en varios proyectos de promoción y formación de redes, así que espero que durante el próximo mes se maduren algunos.

¿Agobiada? ¿Desesperada? No, el colchón financiero me da tranquilidad para poder trabajar en aquello que realmente me interesa, sin la angustia.

¿Qué otro colchón emocional tengo? El de mi familia, mi mamá me dijo el otro día «usted tómese todo el tiempo sin trabajar que necesite, por nosotros no se preocupe» ….esa es mi familia.

Ya me voy, que tengo que seguir persiguiendo la chuleta.

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Autoempleo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

9 Respuestas a Diario de una auto-empleada : Armando un colchón financiero

  1. Pilar dijo:

    Excelente post Isela, me pone a pensar…y me agobia por donde empezar.
    Te felicito por este paso y compartirlo.
    Saludos.

  2. Ana Bolena dijo:

    y te hace mucha falta un colchón amoroso o qué, eres asexual?

    • Isela dijo:

      Ana Bolena,

      Que falta de imaginación! Hay mejores sitios que un colchón para eso.
      Pero si recordamos que a Ana Bolena la cambiaron por alguien más divertida , y por eso la ejecutaron …puedo entender la referencia al colchón.

      Saludos!

  3. Ana Lilia dijo:

    Felicidades por tu decisión…. lo mejor para esta nueva etapa!!!

  4. luna_celta dijo:

    Hola Isela.En horabuenacon tus proyectos y esta nueva etapa n tu vida!

  5. Tania (Private) dijo:

    Esa es la jefita! Me encanto este articulo. Tienes mucha razon que cuando sabes q recibirar tu cheque semanal te endeudas y te endeudas.
    Quiero empezar a hacer mi colchon financiero, estoy MOTIVADA!!!

  6. Edgar dijo:

    bueno, y pensando que ese «colchón financiero» se fue como agua entre las manos, por estar pensando en volver al empleo seguro en poco tiempo y ese tiempo se ha convertido en mas de 3 años y al día de hoy vivo al día gracias a un oficio del que siempre quise depender, porque es lo que me gusta y porque disfruto hacerlo, pero que nunca imagine que fuera ser tan complicado venderlo y sobre salir en el medio y frente a todo lo que pasa. Después de todo esto, ¿como auto emplearme y seguir sobreviviendo sin morir en el intento?

  7. Octavio dijo:

    Respecto a lo de que «Como asalariado vives del crédito a través de los ingresos futuros» me parece que no debe ser, yo de momento tengo un trabajo estable, pero vivo sólo del dinero que tengo, es decir no dependo del cheque de este mes para pagar las compras ya hechas, o sea creo que lo más sano es vivir con un mes de adelanto (me refiero al salario).
    Pero me da mucho gusto que estés tranquila con tu colchón financiero y te deseo todo el éxito del mundo.

    • Isela dijo:

      Octavio,

      Cuando hablo de vivir de los ingresos futuros me refiero a que el crédito que te autorizan, no lo hacen porque el dinero que puedas tener ahorrado , si no por la estabilidad laboral y que pueda probar que vas a tener ese ingreso constante.

      Los créditos infonavit son el mejor ejemplo de eso, puede que ganes infinitamente poco pero aún así te prestan para comprar una casa , porque aparte esperan que las aportaciones patronales te ayuden.

      Cuando eres independiente no tienes ese colchón.

      Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.