No tener panza también puede ser un problema

En México tenemos un problema de obesidad enorme.

Para que se den una idea, mi hermana trabaja en un hospital que da atención a parturientas cubiertas por el Seguro Popular. Está como enfermera quirúrgica atendiendo las cesáreas y me dijo que tienen un enorme problema con las pacientes: pesan en promedio más de 100 kilos.

Mientras en México estamos gordos, en Japón el problema es que están flacos de más.  El 29% de las mujeres en los 20s se considera que tienen bajo peso con IMC de 18.5 en promedio . Un IMC sano es de 20 a 25 , para que se den una idea yo mido 1.54 m peso 55 kilos y ando en IMC de 23….y todo mundo me dice que estoy flaca.

Nuestras abuelas hubieran tachado de desnutridas a las pobres japonesas, las cuales tienen una presión enorme de estar súper delgadas. Bueno, quien no digo porque acá también las revistas nos ponen ejemplos de modelos espiritiflauticas ; pero las japonesas parece que si pusieron manos a la obra …o manos a la dieta y bajaron la panza.

Para que se den una idea de la presión que sufren, las empresas y el gobierno impusieron reglas de tamaño de cintura las cuales tienen la obligación de seguir. Imagínense que de repente nos formen a todos y nos midan la panza, para luego decir «tu estás gordo» y necesitas ir a terapia.

Para traumar a cualquiera.

Mucho se ha escrito en México sobre la necesidad de que el gobierno regule entonces nuestro tamaño, para que tome medidas al respecto. Pues bien , Japón es un ejemplo de lo que ocurre cuando se lo toman muy a pecho.

Escuchaba el otro día el comentario de un experto en el tema quien muy atinadamente dijo : «El papel del gobierno en política de salud pública consiste en cuidarnos unos de otros, es decir en establecer protocolos a través de los cuales se controla la manera en que los alimentos llegan al consumidor» . Se refería entonces a cuidar que las empresas mantuvieran ciertas reglas para hacer los alimentos y las bebidas seguras de consumir, pero agregó algo más….

«El gobierno no debería de asumir la responsabilidad de protegernos de nosotros mismos, es decir de cuidarnos de nuestra propia irresponsabilidad personal»

¡TOMALA!

Proteger la cadena alimenticia con políticas públicas si es responsabilidad del gobierno, pero la decisión de que ponemos cada uno de nosotros en nuestra boquita es sólo nuestra…..y estoy completamente de acuerdo con eso.

Ahora imagínense, si como adultos no podemos decirle no a un refresco de medio litro, ¿ qué otras decisiones más complejas seremos incapaces de tomar? …creo que los japoneses están metiéndose en una área de la vida personal de sus empleados la cual está más allá de su responsabilidad.

La nota completa la pueden leer aquí.

Diminishing waistlines , a Japanese Health Problem

Te recomiendo leer

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Sobrepeso y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a No tener panza también puede ser un problema

  1. RA Walker dijo:

    ¡Hola conciente Isela!

    Curioso el caso, el gobierno pasa la charola de responsabilidad a las empresas para que el personal a su cargo baje a niveles saludables de peso. Es una idea.

    ¡Abrazos desde la tierra saludable!

  2. Adriana dijo:

    Como siempre nos dicen «ambos extremos son malos»…

    De lo que dice RA Walker, hay varias empresas que empiezan a poner caminadoras en las salas de juntas y mientras haya reunión todos a caminar! lo ví en Estados Unidos, pero me parece una idea genial! 🙂

    Saludos!

  3. Andypolo1 dijo:

    Creo que los problemas por ser delgado son menores a los que causa la obesidad. Los japoneses se distinguen por su constante búsqueda de perfección, en todo.

    Un equilibrio saludable sería lo ideal.

  4. Claudia dijo:

    Es un gran problema de salud publica, en mi trabajo tenemos seguro de gastos medicos mayores y este anio incluyeron en las coberturas el tratamiento quirúrgico contra la obesidad,,, o sea que prefieren pagar la manga gastrica o cualquiera de esos metodos a enfrentar los gastos de las enfermedades derivadas de la obesidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.