Cuando el Plan B como freelance falla

La eterna discusión entre si es mejor ser empleado o ser empresario.

Para algunos tener negocio propio, ser independiente y no tener patrón es el sueño de sus vidas, otros preferirán la comodidad de ser asalariados en una empresa establecida.

Y yo tengo una opinión dividida al respecto, la verdad que no me puedo decidir si una es mejor que la otra aclarando que toda mi vida laboral he sido asalariada. Perooo, por casi un año trabaje en una empresa comercial administrando (o intentando administrar) una tienda, así que entiendo el esfuerzo que requiere ver por un negocio sea de uno o no.

Pues bien, hace un par de semanas apareció un artículo buenísimo en el New York Times titulado Maybe´s it´s time for plan C donde narra las experiencias de varias personas que se lanzaron a poner negocios propios. Ya saben, las ideas románticas de mi llamado en la vida es hacer cerámica de Tlaquepaque o la receta secreta de la abuela para tamales de dulce (bueno, acá era cerámica modernista y baklava) , entonces dejaron sus empleos para lanzarse a la aventura de emprender y resulta que se toparon con una realidad muy diferente.

  • Ahora trabajan más horas
  • Ahora tienen horarios más largos
  • Ahora tienen que atender asuntos administrativos , antes alguien los hacia por ellos (imagina por ejemplo pagar impuestos)
  • Ahora los ingresos son completamente variables, mientras que los gastos no

Resulta que el Plan B termino como gelatina mal cuajada, porque algo falló en la prepa- ración, y seguramente fué la parte operativa del asunto ( o sea preparar un plan de nego- cios y aparte seguirlo) . Además hay otra  verdad detrás de todo esto :

But career switchers have found that going solo comes with its own pitfalls: a steep learning curve, no security, physical exhaustion and emotional meltdowns. The «dream job» is a job as much as it is a dream.

Las personas que cambian de carrera han encontrado que volverse independiente tiene sus contras: una curva de aprendizaje muy empinada, sin seguridad, agotamiento físico y crisis emocionales. El «trabajo ideal» es un trabajo tanto como lo es un sueño.

Ser tu propio jefe no deja de ser un trabajo, y esa es la parte que hay que evaluar objetivamente cuando las fantasías de la independencia laboral nos llenan el alma.

Añadiendo otro enfoque al tema, Karla Bayly hizo un análisis magistral de una película que aunque mala, tiene un excelente mensaje financiero Tengo talento, no me hable de dinero y creo que se ajusta perfectamente al tema de este post. En la película una de las protagonis- tas trabaja como loca en el negocio que le llena el alma, solo para darse cuenta que no se completa para pagar todos sus gasto..ah pero eso si, es su propia patrona y eso la tiene llena de orgullo…..y de deudas.

Entonces , el punto es que ser independiente y no asalariado puede ser una excelente opción, siempre y cuando no pierdas de vista dos cosas:

  • No deja de ser un trabajo
  • Debe de darte suficiente recursos para vivir

Si entiendes el primero y se cumple el segundo, EUREKA! ya la hiciste como independiente.

Si no, empieza a buscar el Plan C.

Te recomiendo leer

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Autoempleo, Ingresos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 Respuestas a Cuando el Plan B como freelance falla

  1. Jazmin dijo:

    Interesante lo que planteas y en lo personal el tema me apasiona.

    Un dueño de negocio es alguien que logra que una empresa sea rentable y funcione aun si el no esta, la sistematizacion es un punto clave para poder liderear una organizacion o mini empresa incluso. Porque de otro modo no es dueño de negocio, se llama Autoempleo.

    Realmente ser dueño de un negocio implica todo un reto; requiere disciplina, ser constante, tener vision, aprender, no pienses en vender zapatos, piensa como pones zapaterias, que no dependan de que tu estes ahi para que funcionen. Asi por ejemplo para un abogado, doctor, contador etc etc independizarse y ser dueño de un negocio va a implicar incluso aprender de ventas, costos, recursos humanos, administracion etc etc etc.
    Asi que es de admirarse aquellos emprendedores que se aventuran a ser independientes, muchos fallan pero como dice un comercial: Si no te esfuerzas al maximo, como sabras donde esta tu limite!

    Saludos!!!

  2. AT dijo:

    Mejor explicación no puede haber. Hay muchos que se emocionan con «ser libres» y quieren empezar una empresa… que no existe, sólo por dejarse deslumbrar del hecho de que «ya no tengo jefe».

  3. El ser «tu propio jefe» ciertamente tiene sus ventajas y sus desventajas. Yo siempre he trabajado por honorarios dando clases y dando terapia y si, a veces dan ganas de tener vacaciones pagadas y aguinaldo…

  4. Daniel Poot dijo:

    Buen texto. Es difícil comprender las implicaciones de ser tu propio jefe y tener subordinados si no lo vives en carne propia. Emprendí hace unos años y no me ha ido mal, pero ha sido una serie de altibajos y la curva de aprendizaje escarpada. Cuando hay reunión de amigos, todos comentan alegres «ya casi llega la quincena». El único que no ríe soy yo.

    • nedrak dijo:

      A mi me pasa lo mismo. No sé qué es ganar por quincena. Y efectivamente, en algún tiempo, cuando inicié a trabajar de manera independiente, me privé de muchasdiversiones. Gracias al esfuerzo y constancia ahora puedo darme mis gustitos!
      Saludos.

  5. En efecto. Pareciera que el emprendimiento es una aspirina que cura la flojera de trabajar, cuando realmente se termina trabajando más.
    El asunto es que hay que ver el emprendimiento como una opción para cambiar el mundo (nuestro pequeño mundo), porque es en ese afán que encontraremos las fuerzas suficientes para levantarnos todas las mañanas a hacer eso que parece detestable, pero que tiene una misión trascendental.
    Quien emprende para tener tiempo libre o más dinero, mejor que se quede en su empleo.
    Quien emprende con un verdadero afán de cambiar las cosas encontrará tarde o temprano el dinero. Y el tiempo libre no se necesita cuando uno se dedica todo el día a hacer aquello que cree.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.