La Gula Financiera (pecado capital para tu cartera)

La Gula, si he de saber yo de eso.

Según la Wikipedia

La gula es un vicio del deseo desordenado por el placer conectado con la comida o la bebida. Este deseo puede ser pecaminoso de varias formas (siempre siguiendo los conceptos de dicha religión):

1. Comer o beber en exceso de lo que el cuerpo necesita.
2. Cortejar el gusto por cierta clase de comida a sabiendas que va en detrimento de la salud.
3. Consentir el apetito por comidas o bebidas costosas, especialmente cuando una dieta lujosa está fuera del alcance económico.
4. Comer o beber vorazmente dándole más atención a la comida que a los que nos acompañan.
5. Desperdiciar la comida estando en la misma categoría que la de comer más de lo que necesita el cuerpo.

Por años fui comedora compulsiva, comía sin hambre y no paraba hasta que me sentía llena; la calidad de lo que entraba a mi cuerpo porque importaba, con que supiera bien y me hiciera sentir satisfecha (aunque fuera temporalmente) era suficiente.

Prefería lo dulce, lo hacia sentada frente a la televisión mientras veía horas y horas de programas; o comía y me acostaba a escuchar música . Me volví pesada y lenta, así que me cansaba con facilidad; eso me deprimía y comía más para aliviar momentáneamente la sensación de tristeza. Al final todo se volvió un círculo vicioso y cada vez cargaba mas kilos.

Deje de ser comedora compulsiva hace años, solo para volverme compradora compulsiva después. Dicen las personas que dejan de fumar que ganan peso , porque cambian un vicio por otro ; yo llegue a pensar que me eso me había ocurrido. Ahora en lugar de acumular kilos, empece a acumular cosas y deudas.

Descubrí que existía la gula por los “males materiales” (no puedo decir bienes materiales, porque cuando se consumen sin ton ni son, no traen bien sino mal). Igual que con la comida, no importa lo que se compre siempre y cuando se compre: desde chucherías de moda , hasta los gagdets electrónicos más modernos, desde el café diario de $200 pesos por litro (porque cada latte  cuesta como $50 pesos) hasta la residencia de la uno apenas alcanza a pagar las mensualidades; todas son compras golosas : por antojo y no por necesidad real.

La carga financiera de las compras golosas se compara entonces con los kilos de mas : afectan nuestra salud financiera y hasta la capacidad de movernos, las deudas nos atan y perdemos agilidad. Lo mas chistoso del caso es que no aceptamos que fueron nuestras decisiones (antojos) las que nos metieron en problemas, no hay quien falte que diga que es de huesos grandes o que tiene metabolismo lento (por eso estamos gordos)…..o que el sueldo ya no alcanza y las cosas están muy caras (por eso estamos endeudados).

En ambos casos la gula no es el problema, es solo el síntoma

(Ya escucho a mas de uno enviarme una muy fresca mentada por esta afirmación)

Comemos y compramos sin control para tapar un hoyo emocional, una necesidad de cariño o de afecto.

  • Me atiborro de comida para no decir lo que quisiera decir, mientras mi boca este ocupada no podré reclamar atención, amor o siquiera respeto.
  • Me lleno de cosas para mostrarle al mundo todo lo que valgo, a falta de otra forma de validación de quienes me rodean.

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen es “cómo le hago para no comprar tanto” , o lo que es lo mismo “como acabo con mi gula materialista” , quizás esperan que les escriba dándoles “10 tips para dejar de comprar” y que si los siguen, mágicamente podrán resistirse a todo. Las curas milagrosas para la gula no existen, igual que no existe la pastillita mágica para dejar de ser gordo (o gorda) …..

Lo que existe es lo que falta, y no es la falta de un vestido, ni del iPad2 o del iPhone blanco.

Lo que existe, lo que es real es esa carencia emocionalesa necesidad de sentirnos queridos primero por nosotros mismos, luego por el resto del mundo. La necesidad de sentirnos apreciados, respetados y reconocidos.

La gula materialista se resuelve comprándonos primero a nosotros mismos tal y como somos, aceptándonos y dándonos el valor que merecemos no por lo que digan los demás, no por las cosas que podemos comprar, no por lo que podemos hacer por el resto del mundo sino por el valor intrínseco que tenemos .

El siguiente pecado capital financiero es la Avaricia, el cual podrán leer en el blog de Previsión Financiera de Eloy Lopez

Te recomiendo leer

Acerca de Isela Muñoz

Ex compradora compulsiva, ahora Terapista Financiera + Asesora Hipotecaria. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario", con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Terapia Financiera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a La Gula Financiera (pecado capital para tu cartera)

  1. Creo que hasta se me puso la piel chinita!!! qué buen post. Se me quedó mucho lo de que la gula financiera nos hace más lentos y nos mata. Me eeeencantó amiga.

  2. Brian Flores dijo:

    Muy buen post! Siento yo que tienes toda la razón en decir que a veces el que más tiene en gadgets, etc. es por ese vacío que persiste adentro. Como mencionas, lo importantes es quererse uno mismo, y así los demás podrán querernos y aceptarnos, no al revés. ¡Felicidades y buen fin de semana!

  3. Brian Flores dijo:

    Muy buen post! Siento yo que tienes toda la razón en decir que a veces el que más tiene en gadgets, etc. es por ese vacío que persiste adentro. Como mencionas, lo importante es quererse uno mismo, y así los demás podrán querernos y aceptarnos, no al revés. ¡Felicidades y buen fin de semana!

  4. AndreaLP dijo:

    Muy interesante explicación: el pecado aplicado a las finanzas.

    Yo ando en el proceso de saneamiento y debo decirte que tienes el post lleno de razón! Lo malo es que no es contagioso y a mi marido no le cae el veinte con el afán de acumular cosas inútiles, pero ya vamos avanzando; estamos deshaciéndonos de las deudas al menos. ;-)

  5. Emmanuel M dijo:

    Excelente Post. Me gustó que nos hicieras consientes de que muchos de nuestros errores financieros tienen su origen en esos “huecos” emocionales que muchas veces ignoramos tener. Gracias Isela por compartir con todos nosotros tus experiencias de vida
    Un saludo afectuoso

  6. Marelig dijo:

    Aplausos!!
    Y tan tan.

    Es tan difícil como satisfactorio, conquistarnos y decir: YO SOY.
    Y no, “yo tengo” “yo compro” ” yo como” “yo debo” ….

    Me pasaba con la ropa y zapatos, cada vez que entraba a una tienda sentía la necesidad de comprar, aunque tuviera suficiente, de más y aún sin estrenar, que locura, que vergüenza, que bochoooooorno!!!

    Que hermoso aprendizaje, con tropiezos, caídas y toooodo, gracias por compartir, felicidades por lo aprendido, y adelante!!
    :) Tan tan

  7. inglenin dijo:

    Hola, me gusto el post.

    Estoy en proceso de sanación de mis finanzas y confieso haber caido en la gula en infinidad de ocasiones.

    Totalmente fuera de tema pero hoy termine de leer todo el blog, :D .

    Saludos desde Morelia.

  8. Maggi Muñoz dijo:

    Que manera de escribir Isela ! En serio que me encanta pasear mis ojos en lo que escribes. En verdad hay algo increible y hoy esta tarde jalo mi atencion.
    En realidad no hay pretexto. la carencia de orden en la vida de una persona desemboca en pecado. Y si.. basta con ver. la gula es un pecado.. posiblemente se cuela de puntitas para no llegar haciendo mucho estruendo a la vida de las personas, pero finalmente lo que Existe ( y no es necesario ) casi siempre es usado como aliado para aligerar una carencia… En verdad.. que Dios nos ayude y nos de sabiduria para llenarnos solo de El. =)

  9. Guapóloga dijo:

    Touché!

    Ahora, a aprender a comprar ¿la terapia de choque (window shopping) será una opción? ji ji.

    Besos!

  10. Eric EW dijo:

    ¡qué sabias palabras! Me gustó mucho tu reflexión de hoy!!!!

  11. Isela - Makahui dijo:

    Gracias por todos sus amables comentarios.

    Cuando me pongo a escribir en modo emotivo , me sale algo del estilo Saramago (medio complejo de leer y sin seguir reglas del buen escritor) …pero me sale del alma.

    Cuando todo mundo hace algo lo consideramos normal, así que no le vemos nada de malo aunque no sea para nada sano.

    Mi mejor amiga se mudo hace casi 2 meses, el proceso fue durísimo por todo lo que había que empacar. En las mudanzas te das cuenta de cuanto se ha acumulado, y cuanto cuesta andar moviendo cosas de un lado para el otro.

    Habría que ser más como los caracoles, que llevan su casa (y todo lo que necesitan) a cuestas….tan tan.

    Saludos.

  12. RA Walker dijo:

    ¡Hola clanera Isela!

    Esta serie de entradas del clan financiero son muy acertadas porque todas dan el clavo emotivo del porque actuamos como actuamos. Se nos enseña, recalca, promueve, restrega, remuele y convence que lo mejor que nos puede suceder es tener toooodas las cosas que este mundo ofrece, qeu eso nos habrá de dar la tan ansiada felicidad… lo cual es una falacia.

    La felicidad no está en tener, sino en dar, pero eso no es algo que la taravisión pregone, porque se les acaba el medio de vida. Excelente y visceral entrada. ¡Bravo!

    ¡Abrazos de su lector de aca este lado!

  13. Jeanett dijo:

    Isela, totalmente real y preciso. Toda una inspiración el leer cada post que nos compartes, he aprendido mucho de ti, !muchas felicidades! y muchas gRACiAS

Los comentarios están cerrados.