Mi historia : Cómo no debes de contratar un crédito hipotecario

Acabo de caer en cuenta que por años me he quejado hasta el cansancio de el mal crédito hipotecario en UDIS que contraté, pero nunca he escrito sobre porqué termine con algo tan malo.  Digo, tengo que sincerarme y aceptar que una cosa es que fuera malo, y otra que aun así lo haya aceptado por IGNORANCIA (si, con letras mayúsculas) .

Regresemos en el tiempo al año 2000, tenía yo 29 años seguía viviendo en casa de mis papás todavía y tenía un buen trabajo ; tenía ahorrada una cantidad considerable de dinero la cual no sabía en que quería destinar (algo así como $40 000 pesos de aquella época) . En ese tiempo llegaron a ofrecernos en la chamba casas de un fraccionamiento nuevo, el cual resultaba novedoso porque no eran micro-casas tipo INFONAVIT sino del tipo medio; como vi muy entusiasmados a mis compañeros de trabajo decidí ir a ver de que se trataba el asunto.

Resulta que eran unas casitas muy monas de 2 pisos, 82 metros cuadrados de construcción sobre un terreno de 130 metros cuadrados que costaban $320 000 pesos (un dineral en aquella época). La constructora era CONDAK y la hipotecaria era Su Casita ; no ofrecían la opción de que fueras a otro sitio a conseguir un crédito: era con ellos o con nadie. En la empresa donde trabajaba ofrecieron la opción de apoyar a los asociados con el enganche, siempre y cuando firmaras una carta-compromiso de que te quedarías al menos 5 años trabajando con ellos , tiempo en el cual te descontarían por nómina semanalmente una cantidad hasta cubrir el préstamo del enganche. Obviamente esta era la parte que más emocionó a todo mundo: tener una casa sin poner un peso de tu bolsa.

 La idea de quedarme 5 años trabajando allí me pareció medio rara, así que pregunte si como «independiente» podía obtener un crédito y me dijeron que si. Un día me lance hasta el otro lado de la ciudad para ver la casa muestra y¡ me encantó! (obvio luego caí en cuenta que había que meterle muchísimo dinero para que se pareciera)  Bueno, la verdad me encantó más la idea de vivir sola que de la casa en si, ahora que lo veo en retrospectiva debo admitir que me enamore del concepto de la libertad de vivir sola que de tener casa propia. Regresando al tema ,pues presente mi solicitud, me pidieron cientos de documentos y una cantidad de dinero para pagar por los gastos de apertura de crédito. El día que me toco ir a una entrevista con la persona que iba a «confirmar mi viabilidad crediticia» (en aquella época no usaban el reporte de crédito del buró) iba yo bien angustiada, después de hacerme varias preguntas sobre ingresos y deudas me dijo » está usted en en el límite de aprobación , pero creo que podemos hacer que la acepten».

Allí debí haberme dado cuenta que no estaba lista para el crédito : ganaba $19 mil pesos mensuales y la mensualidad era creciente de $3200. Vivía en casa de mis papás y jamás había administrado una casa.

¡BOBA!

Un par de semanas después me avisaron que me habían aprobado el crédito, y yo me sentía esponjada como pavorreal, casi casi con ganas de decirles a mis compañeros ¡aprendan novatos! mujer soltera y en sus veintes puede darse el lujo de comprar casa. Años después me di cuenta que debí haber tomado muy en serio las palabras que escuche de que estaba yo «en el límite de aprobación» , que no eran otra cosa que mis ingresos en ese momento era suficientes para pagar la mensualidad, pero con el paso del tiempo no iban a serlo, no con un crédito en UDIS, pero ya me adelante.

 Un día a finales de noviembre del 2001 pasamos con el notario a firmar escrituras, había como unas 40 personas en la sala cuando empezaron a entregarnos un expediente enorme con muchos documentos que había que firmar. Recuerdo perfectamente que alguien que yo supongo si sabía del tema se levantó muy indignado y dijo «yo no firmo esto» , regreso los documentos y dijo que iba a ir a la hipotecaria a que le aclararan los datos. Los demás nos quedamos sentados. Frente a mí tenía la tabla de amortización la cual solo vi pero no entendí, pero aun así firme todo.

¡DOBLE BOBA!

 La entrega de la casa se atraso ¡un año! El 12 de diciembre del 2001 a la mitad de una helada infame, pase a recoger las llaves de mi flamante casa, a la cual había que equipar de rejas, calentador de agua, calefacción, levantar bardas y pisos en ambos patios. La cantidad total entregada como enganche fue de alrededor de $70 000 pesos , de los cuales me regresaron $20 000 porque supuestamente calcularon mal los costos de los trámites. Me preguntaron ¿quiere abonarlo a capital o le hacemos un cheque? Y yo pedí cheque y me gaste el dinero en la cocina integral y la estufa, si hubiera abonado a capital habría reducido la deuda por varios años.

¡TRIPLE BOBA!

Mi mensualidad inicio en $3200 pesos , iba incrementándose cada mes por algunos pesos en el 2007 ya pagaba casi $5000 pesos. Siempre pague en tiempo y forma, hasta el día en que un detalle en el estado de cuenta me llamo la atención: en lugar de que mi deuda disminuyera iba aumentando. En 6 años había bajado de 84000 UDIS a solo 82000 , había pagado la casa ya una vez (es decir , había abonado mas de $320 000 pesos) y mi deuda iba en aumento.

 

 Casi 7 años después de haber firmado escrituras entendí la tabla de amortización del crédito, y me di de topes con ella por ser tan p&%$()?  ¿cómo demonios iba a pagar esa deuda que se multiplicaba como los gremlins? Hice cuentas una y otra vez, sufrí y sufrí todavía más cuando fui a la hipotecaria para ver si podía cambiar mi deuda a pesos y tasa fija cuando me dijeron que podían hacerlo sobre el valor de la casa, no sobre la deuda (y mi casa valía mas que la deuda) . La diferencia era de $100 000 pesos. Me acerque a un par de bancos pero el proceso me parecía tan complejo que al final decidí que la única opción viable que me quedaba era la de prepagar. Hice números una vez mas y me puse una meta súper ambiciosa de quedar libre de deudas antes de cumplir 40 años (verano del 2011).

 Las condiciones de mi hipoteca eran las peores:

  • Estaba en UDIS
  • Era a 20 años
  • Cada mes me hacían un «cargo administrativo»  de 359 UDIS , adicional a los intereses . A costo actual son alrededor de $1600 pesos que no se iban ni a capital ni a intereses.
  • La cantidad mínima para hacer pagos adelantados era de una mensualidad, es decir tenia que dar dos mensualidades como mínimo.

Había dejado correr 6 años el crédito, lo cual significaba que los pagos adelantados ya no iban a tener el mismo efecto que si los hubiera hecho en los primeros 5.

En septiembre del 2007 inicie a ordenar mis finanzas personales (y mi vida), me impuse un presupuesto bien estricto donde cada centavo y peso extra se iba al pago de la hipoteca. Pagaba al menos 2 mensualidades por mes, todos los ingresos irregulares se iban como pagos adelantados (vacaciones, aguinaldo, ahorro, bonos, devoluciones de impuestos) .Cada mes iba directamente a la caja de la oficina de Su Casita y les dejaba hasta el último peso que llevara en la bolsa,  fueron casi 3 años así.

Marzo del 2010 hice mi ultimo pago, cuando llegue a la casa las condenadas UDIS me jugaron la última y me faltaron unos cuantos pesos para saldar la deuda. Salí corriendo a una sucursal de Santander a sacar lo que me faltaba , el cajero se reía de mi porque le pregunte varias veces «¿seguro que ya quedo saldada la cuenta?»

Y la cuenta quedo saldada, termine pagando la casa poco más de 2 veces.  Es raro ver que llegan los estados de cuenta a mis vecinos y a mi ya no.

En retrospectiva puedo resumir que me hice de una propiedad de la peor manera, lo pague caro en $ pero me hice rica en conocimientos. La próxima casa que compre (porque seguramente la habrá) va a ser en muchísimas mejores condiciones , y no será para inflarme el ego.

Dicen que nadie aprende en cabeza ajena, espero que ustedes estimados lectores sean la excepción.

CTA_hipotecario

 

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Deuda, Hipoteca y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 Respuestas a Mi historia : Cómo no debes de contratar un crédito hipotecario

  1. Juchiman dijo:

    Es duro aprender acerca de los créditos hipotecarios… ya sobre la marcha con la deuda encima!

    Me tocó ver una experiencia similar. La colonia donde rentabamos estaba llena de casas de SuCasita y muchas vecinos empezaron a dejar sus casas, porque ya no eran capaces de pagar sus mensualidades.

    ¿Esto impactaría en la plusvalía de la colonia? ¿Como les ha ido a tus vecinos?

  2. Saúl dijo:

    Y aguas a los que tienen crédito con Su Casita. Esta empresa está a punto de quebrar y tienen que ponerse al tiro porque van a empezar a vender las carteras y a ver con quien les toca.

  3. orales! qué interesante post. Tengo un rato con la idea de comprar mi casita rondando por mi cabeza pero no se nada de créditos hipotecarios. Testimonios como éste dan mucha luz para poder tomar decisiones acertadas.

  4. Miguel dijo:

    Isela:

    En mi caso el crédito es con FOVISSSTE y siempre me descuentan el 30% de mis percepciones (excepto en aguinaldos). Luego de casi 8 años de pagar, las cuentas son las siguientes:

    Saldo inicial: $365,000
    Abonos: $360,000 (incluyendo aportaciones del SAR)
    Saldo actual: $244,000

    Es decir que ya casi pago mi casa una vez, pero todavía me queda el 66% del adeudo.

    Similar a ti, cada año me agregan algo llamado actualización, con un total de $93,000 durante estos 8 años.

    Mi propósito es comenzar a realizar pagos adelantados a mi adeudo y terminarla de pagar en un máximo de dos años, utilizando para ello cada centavo que se pueda.

    Será muy difícil pero ya me cansé de que mi cheque llegue por menos cantidad, la cual se incrementa en cada ocasión que mi sueldo aumente (recordemos que siempre es el 30% de percepciones).

    Por una parte no me quejo, porque al igual que tú, sin desembolsar un solo peso obtuve mi casa, pero ¡A QUÉ COSTO!

    Saludos y luego te mando un correo contándote algunas novedades.

    Miguel

  5. AT dijo:

    Gracias Isela por compartir esta experiencia.
    !!!

    Saludos Regios

  6. Hluot Firthunands dijo:

    Yo tengo la esperanza de ser una de esas excepciones que aprendan en cabeza ajena.

    Al menos ya tengo claro cuantos años debo ahorrar para pagar la casa que quiero de contado. Y tambien tengo claro cuanto me va a costar la renta actual.

  7. AndreaLP dijo:

    Yo espero seguir tus pasos (ah, cómo te he aprendido), que todo salga como lo planeamos y éste año hacerle trompetillas a la hipotecaria y liquidar el crédito. Te aseguro que la siguiente casa que compre será en otro plan.

  8. RA Walker dijo:

    ¡Hola iluminada Isela!

    El reconocer los errores es un trago dificil de pasar, pero compartirlos, eso solo lo hacen los grnades espíritus, y eres de esos. Muchas gracias por ser tan sincera y compartir tu experiencia de vida con todos nosotros.

    ¡Saludos de su lector y fan desde la ruta del vino!

  9. Pingback: Cambia de UDIs a pesos

  10. Blanca dijo:

    yo compre una casa con credito FOVISSSTE, la verdad la compre lejos por desesperada ¡¡¡ no la uso y tampoco puedo rentarla, que hago?? creo que estoy arrepentida de haberla comprado, tengo un año con el credito pero pues siento feo que mi dinero este casi muerto, que puedo hacer?? puedo de alguna manera desacerme de la deuda ??’ ayudaaaaaaaaaaa¡¡¡

    • eli cuevas dijo:

      Y por qué escribes que no puedes rentarla????….te pregunto porque estoy en las mismas….pero según yo si puedo rentarla…

    • Isela Muñoz dijo:

      Blanca,

      Sólo que la vendas, porque no estoy segura que la puedas regresar a FOVISSSTE. No tengo conocimientos detallados ni experiencia en este tipo de créditos.

      Comprar casa para renta no es realmente buena inversión, menos cuando es de interés social porque ponte a pensar que otra persona preferirá pagar por su propia casa, que pagar por la renta de otra pagando la misma cantidad de dinero.

      Saludos,

  11. Pingback: La deuda no se crea ni se destruye, sólo se transforma

  12. Pingback: Los pagos adelantados en INFONAVIT Total son un desperdicio. | El Peso Nuestro de Cada Día

  13. Francisco dijo:

    Mis respetos de fortaleza, mucha gente termina derrumbándose ante situaciones parecidas. Espero que cuando llegue el momento de elegir la forma en la que obtendré mi patrimonio elija la mejor forma para mi, claro si algo he aprendido de tu blog es siempre a la mano de un profesional y aun así leyendo absolutamente todo.

    Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.