Administra tu energía, no tu tiempo

Me preguntaron como es que hago todo lo que hago, o sea como es que me alcanza el tiempo para todo y para responderla decidí entonces escribir este post .

Empecemos por el principio, yo no administro el tiempo porque creo que es un mito que se pueda hacer. El tiempo es finito, no se puede multiplicar ni hacer rendir porque se consume aun a pesar de nosotros mismos. Existen mil y un métodos en el mercado que prometen hacernos «más eficientes» , la realidad es que intentan controlar lo incontrolable (el tiempo) en lugar de enseñarnos a manejar lo que si está dentro de nuestro control (nuestra energía).

La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma reza la segunda ley de la termodinámica. Todos tenemos un gran potencial de energía la cual puede convertirse en trabajo , siempre y cuando encontremos la manera más eficiente de lograrlo. Y para que vean que no miento, solo dense un pellizco en la lonja del juicio: la grasa acumulada no es otra cosa que energía que entro en nuestro cuerpo en forma de alimentos de todo tipo, la cual no se convirtió en trabajo y se almacenó como energía potencial. Cuando engordamos vamos acumulando todas aquellas posibilidades de hacer algo más que no nos animamos a convertir en realidad.

¿Cuál es el secreto? Entender la manera única en que nuestro cuerpo maneja la energía , existe algo que se le llama ciclo cicardiano que es como el reloj interno de cada ser vivo el cual describe estas ondulaciones de energía. Estos ciclos se han descubierto que pueden ir de 20 a 28 horas, y que pueden ser diferentes en cada persona. Pues bien, yo entendí el mío hace un buen rato , así que me baso en él para poder programar actividades.

  • Yo encontré que el mío esta relacionado a la luz solar, por lo que me resulta relativamente fácil tolerar los cambios de horario (mientras haya luz natural). Para despertarme entonces uso la luz de una lámpara, no un reloj despertador (no he usado uno desde finales de los 80’s)
  • Mi mayor nivel de concentración mental se da por las mañanas, aun cuando sienta enorme flojera física así que programo las tareas que requieren de más mente que cuerpo antes del medio día. No les asigno un tiempo específico, solo las listo de acuerdo a la dificultad y empiezo a darles desde temprano. Por si se lo preguntan, empiezo a escribir todos los posts de la semana de corridito a partir de las 7:00 am los fines de semana. Las tareas de la maestría también salen temprano por las mañanas .
  • Las actividades físicas que requieren más energía las programo después de la hora de la comida, incluyendo el ejercicio .
  • No me brinco comidas, como regla no salgo de la casa sin haber desayunado , eso significa que a las 7:00 am ya cayo algo en mi pancita.
  • Ceno antes de hacer ejercicio, y eso no pasa de las 8:00 pm.
  • Duermo al menos 7 horas diarias.
  • Como 5 veces al día, esto me asegura que voy a tener un nivel de energía mínima disponible durante el dٕía.
  • Elimine el azúcar, los refrescos , la comida chatarra que provoca subidas-bajadas dramáticas de glucosa en el cuerpo. El único estimulante al que soy adicta es al café  negro y sin azúcar (digo, si 3 tazas mínimas al día se considera vicio).

Aunque creo que tenemos un potencial alto de energía disponible, también es sano ponerse límites. Hacer un análisis realista de las actividades que si podemos hacer porque queremos hacerlas, en lugar de intentar «acomodar» todo lo que quepa en cierto espacio porque nos dijeron que debemos de ser productivos. Esto es duro, porque en algunos casos habrá que tomarse la decisión de no hacer algo que se desea mucho porque sus consecuencias nos sacan de balance, por ejemplo darse una desvelada mortal para ver una película para terminar al día siguiente como zombie.

Pueden leer más al respecto en el magistral artículo del Harvard Business Review llamado Manage your energy, not your time (ahora si que «googleenlo») y en el sitio de los autores The Energy Project.

Si quieren que el «tiempo les rinda» entonces no lo manejen, mejor entiendan su flujo de energía y administrenla durante todo el día. Si no, les va a pasar como a las personas de este  comercial.

Te recomiendo leer:

[related_posts]

Acerca de Isela Muñoz

Ex deudora y compradora compulsiva. Para ayudar a otras personas a salir de deudas escribí "De Deudor a Millonario" con planes útiles para dejar de deber todo y empezar a tener todo.
Esta entrada fue publicada en Terapia Financiera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 Respuestas a Administra tu energía, no tu tiempo

  1. Emmanuel M dijo:

    Hola Isela

    Sabes es muy cierto lo que dices. La energía vital humana es un concepto muy utilizado en el Yoga, en donde se nos dice que debemos cuidarla y administrarla a lo largo de nuestra vida para así poder vivir a plenitud.
    Un afectuoso saludo

  2. Zulema dijo:

    No se porque pero siempre me preguntan eso tambén, supongo que existe la teoría de que con dos hijos tu tiempo ya no es tuyo, pero, aún así se puden hacer muchas cosas!

    Leyendote mas o menos funciono igual en horarios y comidas, horas de sueño, si un día no lo hago así, simplemente me cuesta mas trabajo hacer las cosas.

    Aparte de que el ejercicio diario te endorfina, las endorfinas ayudan un montón también. Al menos a hacer las cosas con el mejro ánimo.

  3. Inma dijo:

    Hola Isela,

    Me ha gustado mucho tu articulo. Tienes mucha razón en todo lo que dices. Conocernos es lo que mas nos puede ayudar a administrar nuestra energía.

    Muy buena reflexión.

    Un saludo,

    Inma.

  4. Marce dijo:

    Hola!!
    Descubrí tu blog hace un par de días y estoy sorprendida con tu historia y el avance que has tenido en todos los campos de tu vida. Yo estoy en un proceso de transición, acabo de renunciar a mi trabajo con la expectativa de iniciar algo propio, pero me encuentro frente al dilema de priorizar tantas cosas que deseo hacer y que «tengo» que hacer por eso tu post me pareció hecho a la medida. También llevo tiempo escribiendo un blog, aunque con un enfoque algo distinto, espero que tú y algunos de sus lectores puedan darse una vuelta y hacerme sus comentarios, por mi parte seguiré atenta a tus publicaciones están geniales.!!

  5. Buenísimo!
    Ser generosos y exigentes con nosotros mismos a partir de conocernos.
    Yo soy mucho más activa por las mañanas, ya de noche me siento incómoda con trabajo mental (escribir, diseñar, proyectar), mi cerebro va más lento y luego no quiere parar cuando se trata de dormir.

    Me cae genial actividad física intensa por la mañanas y como última actividad del día (para relajarme).

    La meditación es algo que me ayuda a «balancear» la energía, es algo que me cae bien a cualquier hora.

    Abrazos llenos de todo lo mejor!
    ESTELAVV

  6. Muy cierto, Isela. La clave está en saber usar eficientemente el tiempo…
    Al igual que tú, participo de muchas actividades y me encanta hacerlo. Le da bastante más variedad a mi vida. En fin, coincido contigo en los temas de desarrollar una rutina que incluya suficientes horas de descanso, alimentación apropiada y ejercicio… También recorté sustancialmente mi consumo de azúcar, comida chatarra y demás vicios alimenticios. Eso sí, además del café yo no pongo excusas para no comerme un chocolate.
    Felicitaciones por compartir este tipo de información con nosotros. Es bueno saber que otra gente está optando por el mismo camino y usando su energía de manera productiva.

  7. RA Walker dijo:

    ¡Hola aguerrida Isela!

    Antes de dejar mi comentario decidí quemarme el artículo que recomiendas, a lo cual tengo que felicitarte por tan excelente liga.

    El concepto de energía vital es muy utilizado y enseñado por las religiones y cultos orientales al igual que en el continente africano. Estos buscan una relación orgánica con el entorno para formar parte de el y no ser afectados por un tren de vida fuera de lo natural.

    Ya como filosofía laboral, es un tanto cuanto dificil de aplicar, por las razones repasadas en el artículo del HBR. Pero definitivamente como individuos podemos aplicarlas para poder tener una vida más amónica y no lo que está ocurriendo que el tiempo (o energía) no alcanza. Al perder el equilibrio en nuestra vida y dedicar más de nuestros recursos a un solo aspecto, sufrimos por las carencias subsecuentes: trabajo mucho, no hay tiempo para la familia ni para mi. Dedico mucho tiempo a la familia, no obtengo los ingresos suficientes. Me absorvo en mi persona, mi familia y vida profesional sufren or mi desinterés hacia ellos.

    Por cierto, me arrancaste una sonrisa por la frase omaresca de «análisis realista». 😀

    ¡Saludos calientitos desde la bella Cenicienta del Pacífico!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.