¿Pones tu dinero dónde esta tu corazón?

Estando leyendo el blog de Dinero Inteligente, me encontré el post de Culpa navideña donde Karla Bayly habla de como el ser solidario con el resto de la humanidad nos hace salirnos de presupuesto, aparte de sentirnos culpables.

El post me hizo pensar mucho, porque si algo no siento durante esta época es culpa de ningún tipo, es decir que no doy ningún regalo o hago una contribución que no desee hacer. Verán, algo que aprendí cuando tome el curso de mayordomía económica con Grupo Crown fué que hay muchas razones para dar, pero una solo una esa la correcta: cuando lo haces con el corazón .

Un día discutíamos sobre el diezmo, sobre como algunas de nosotras no sentíamos el deseo de dar el 10% de nuestros ingresos a tal o cual iglesia, la moderadora del grupo nos dijo que todos teníamos la obligación de aportar siempre y cuando:

  • Tuviéramos los recursos para hacerlo, es decir que dar el 10% de nuestro ingresos no fuera indispensable para la supervivencia de nuestra propia familia o de nosotros mismos.
  • Que lo hiciéramos a una causa justa y fértil, es decir que fuera algo que a mediano o largo plazo pudiera cambiarle la vida a alguien para bien.

Esa discusión me cambio la visión completa de lo que significa dar , porque:

  • Dar no significa entregar lo que te sobra, tiene que ser una acción de entrega premeditada y presupuestada.
  • Dar debe hacerse de todo corazón .
  • Dar debe ser un acto constante, no algo de temporada y de una sola vez.

Cuando se cumplen estas tres condiciones el dar no causa culpa , ni das  porque sientes la presión social de hacerlo ; en realidad termina siendo un ejercicio de felicidad compartida más que una agonía financiera. Debo admitir que al principio me costo mucho trabajo hacerme a la idea de que la primera partida de mi presupuesto mensual era la de «dar», luego me pagaba a mi misma , al pasar el tiempo se volvió tan natural que ahora ya lo hago sin pensar porque mi corazón esta en cada una de esas causas.

¿Y dónde esta mi corazón? Con las mujeres y los niños con discapacidades.

No dejes que la culpa navideña de otros causen estragos en tu cartera, si tu corazón no esta en esas causas ni todo el dinero de tu quincena va a hacerte sentirte mejor.

Da lo que puedas, pero que sea con el corazón entonces éste se llenara de felicidad en esta temporada, y tu cartera rebosara de prosperidad.

[related_posts]

Esta entrada fue publicada en La Neta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 Respuestas a ¿Pones tu dinero dónde esta tu corazón?

  1. Brenda Infante dijo:

    G e n i a l y sobre todo cierto, aterrizado…y más adjetivos que ahorita no encuentro…y se hizo la claridad en mi cerebro…
    ¿cúantas veces me he sentido mal por dar y luego por no dar?
    Mil Grs Makahui
    Saludos desde Saltillo Coahuila…

  2. lbuelvas dijo:

    Hola llevo uos dias leyendo tu post y creo que ando sintonizado en el asunto de perder peso y mejorar mis finanzas.

    Sobre el ayudar a otros me parece que antes de mirar instituciones, iglesias u otro tipo de organizaciones debemos mirar a los seres cercanos a nosotros, es decir, nuestra familia. Es posible que tengamos familiares como es mi caso que se encuentran en niveles de mucha pobreza, algunos enfermos y sin capacidad productiva.

    Pienso que si en cada familia se apoya entre si se puede generar mucha riqueza, habra quienes se aprovechen de esa situación pero es más facil «dar de corazón» a alguien de la familia que a un desconocido.

    Lógicamente hay casos excepcionales como catástrofes tipo Haíti en donde uno puede hacer un único aporte, lastimosamente en este tipo de casos juega la corrupción como lo ocurrido en la ciudad de Armero (Colombia) donde llegron suficientes recursos para reconstruir 3 veces la ciudad y laplata se la robaron.

  3. RA Walker dijo:

    ¡Muy buenos días estimadísima Isela!

    El dar de lo que uno tiene si esperar nada a cambio y sin que los demás se den cuenta, es una de las satisfacciones más grandes que puedes sentir y vivir. En 2 Corintios 9:7, se deja muy claro que cada uno debe de dar de corazón, sin estar obligado por los demás y sin sentir pesar.

    El dar es una costumbre que se ha estado perdiendo por la bola de cínicos que se aprovechan de las necesidades de los desposeidos para robarles lo que los demás de buen corazón dan para ayudar.

    Lo que Ibuelvs señala es cierto, primero hay que ocuparse de los nuestros antes de pensar en ayudar a los demás, y no por falta de amor, sino que nuestros seres cercanos deben de tener la primera oportunidad de beneficiarse.

    Una entrada que cala y que nos debe de hacer reflexionar en cuanto a que estamos haciendo con nuestras cosas materiales para ayudar a paliar la necesidad ajena.

    ¡Abrazos de un entumido Walker!

  4. Tere SerEn dijo:

    Encantada con el blog y las colaboraciones de tus lectores!
    Cuando lei el título de la entrada: «¿Pones tu dinero donde pones tu corazón?» ingresé por curiosidad, nunca pensando en ciertas fechas o instituciones «especiales», sino en las cientos de acciones que realizamos hombres y mujeres para adquiriri a través de las compras lo que nos hace falta…qué te ha dicho al respecto tu terapeuta?

  5. Pingback: Cuatro principios del dar

  6. iButterflyee dijo:

    Interesada en información de finanzas personales.
    Me gusto el artículo. Saludos !

  7. gracegol dijo:

    Coincido con tus 3 puntos; aunque el dar no necesariamente implica dinero. Cuando lo entendí, fue una gran liberación y a la vez puedo ayudar de diferentes maneras a los demás, a veces simplemente escuchando a alguien.

    Saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.