No te lo pongas y tampoco lo compres

 

Regrese hace ya casi un par de semanas de un viaje al DF el cual fue particularmente productivo, primero porque visité a un montón de mis amigos y segundo porque me decidí a trabajar en mi apariencia personal utilizando a una asesora de imagen, para que me dijera cual era la forma en que le podía sacar mejor partido a lo que tengo.Tengo que aclarar que mi autoestima es mucho más alta que yo (como tres metros más) pero por mucho, así que lo del cambio era más porque que quería verme mejor, no diferente;  no quiero ser otra porque me gusta quien soy ¡he dicho!

Regresando al punto , Paty orgullosa dueña de un negocio donde se dedican a dejar a la gente glamorosa (@Guapologa en twitter) tuvo a bien agendarme todo el proceso con una de sus cómplices (Ariana, una niña super guapa y bien vestida) y entre las dos me hicieron pedazos el look supuestamente glamoroso que yo tenía, ajá.

El proceso es realmente entretenido porque me tomaron fotos, me entrevistaron, llené cuestionarios y me midieron, me preguntaron 250 mil preguntas indiscretas que ni siquiera me atrevo a repetir y rompieron con varios de mis paradigmas, en un par de días tuvieron listo «mi manual de propietario»  : así es como debes de vestirte -deberían de entregarnos uno cuando nacemos !carambas! –  y sufrí aparte de darme de topes con él un rato – lo bueno es que era de pasta blanda, que sí no . Descubrí que había vivido la mayor parte de mi vida engañada en cuanto al estilo personal y lo que me convenía comprar para que mi dinero estuviera bien utilizado.

¿Qué aprendí?

  • Debes de saber que tipo de cuerpo tienes, y hay que ser muy objetivo al respecto. No todos tenemos cuerpo de reloj de arena , algunos tenemos curvas como las coca colas pero de lata -si, ese es mi caso – así que identificando la forma podemos encontrar el estilo de ropa que mejor nos vaya, que cree curvas o altura, o que esconda la panza.
  • Debes conocer que colores te van, aquí  sufrí mucho porque según yo todos los colores me quedaban (tengo tez clara y cabello muy oscuro) ; resulta que por ciertos tintes ecológicos ( osease verdosos-amarillentos de mi piel) los tonos cafés, dorados o naranjas no me van bien. Me mostraron la diferencia entre ponerme un color incorrecto contra uno que si me va, y era como el día y la noche porque era entre verme verdosa (enferma) o verme saludable (si, eso pasa con el color)
  • Debes conocer el mensaje que quieres enviar, ¿quieres verte  trendy?¿quieres verte propia y elegante? ¿ o nada más te pones algo porque es de la marca X? Todos nos comunicamos todo el tiempo  a  través de  nuestro cuerpo por todo lo que lo cubre y adorna . Recuerdo  a  una  compañera  de  trabajo  que tenía unas curvas donde todo mundo hubiera querido derrapar, ella sabiendo eso se vestía bastante sexy ; un día que le pregunto a  un  gerente  porque  no  le  daban  la  oportunidad de una posición con mayores responsabilidad,  y este  le  respondió  directamente que su estilo de vestir era una gran distracción !auch!  Si sabes lo que quieres  transmitir, vas  a  tener  una  mejor  idea  de  que ropa vas  a  poder comprar.
  • Debes decidir cuánto esfuerzo le quieres invertir a tu guardarropa, una cosa es el dinero que vas a gastar en la ropa y otra el dinero + esfuerzo que va a requerir mantenerlo. Yo prefiero el algodón porque se puede lavar en casa y requiere poco esfuerzo, pero acepto que me enamoré de un vestido de lino, así que tuve que decidir si estaba dispuesta a seguir las instrucciones de lavado aunque me tome tiempo y dinero (por aquello que haya que mandarlo a la tintorería). Aquí debes balancear esfuerzo contra verte bien.

Cuando sabes todo lo anterior, la decisión que vayas a tomar sobre la ropa que vayas a comprar va a ser muchísimo más económico, porque vuelve más eficiente el verte bien + el esfuerzo en verte bien.

Después de patearme el ego y destrozarme el look cuasi glamoroso , las chicas me acompañaron a hacer compras de ropa; aquí aclaro que la idea no es tanto que salgas con todo un guardarropa nuevo , si no aprender que debes de buscar y como ser más selectivo. Ariana incluso me enseño una fórmula matemática para definir si una prenda vale la pena comprarse:

INDICE DE USO =El $ de la prenda / la cantidad de veces que la vas a usar 

El índice anterior entre más pequeño sea es mejor.

Imagina que te cobraran renta por usar un vestido, ¿cuánto estarías dispuesta a pagar? Obviamente el menor precio, y eso se puede lograr realmente usándolo la mayor cantidad de veces posibles.

 Con esta nueva mentalidad nos lanzamos a las tiendas, y aunque muchas cosas me decían «llévame» pues se quedaron colgaditas, porque haciendo el análisis objetivo, se iban a quedar colgadas la mayor parte del tiempo en mi closet.

Tres horas después y varias docenas de pruebas de ropa salí con pocas prendas, pero con una idea muy clara de como si debo comprar ropa . Mi closet está sufriendo las consecuencias, porque al menos la mitad va a parar a no sé donde. La verdad es un ejercicio muy sano el de reducir mi vestuario , deshacerme del abrigo atigrado (¿por qué demonios lo compré?)  y del corte de cabello estilo perro afgano

El tiempo y dinero invertido en el cambio de imagen ha sido bien utilizado (en una edición de la revista Dinero Inteligente recomendaba la opción como inversión personal, y sí voy a tener que ir de compras, pero mi dinero me va a rendir mucho más esta vez y aquí les va el antes y el después .

Mayo 2010

Junio 2010

¿Qué comentarios he recibido en los últimos días? Que me veo chic, que luzco como alguien con muchísima confianza, que me veo muy delgada  – ¿qué se toman – , que me veo más alta, que tengo piernas – usaba las faldas del largo incorrecto-, que me veo más joven – otra ronda para la concurrencia por favor – y eso que todavía no implemento del todo el estilo porque toma tiempo acostumbrarse.

Y si alguien se interesa por los servicios de consultoría de imagen, pueden contactar a Paty (aka @Guapologa aquí)

Te recomiendo leer:

[related_posts]

Esta entrada fue publicada en Presupuesto y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 Respuestas a No te lo pongas y tampoco lo compres

  1. Virginia Torres dijo:

    Hola:

    ¿Podrás poner las fotos de antes y después? y también saber el costo de todo, digo, ¡para ir haciendo un guardadito!.

    Saludos.

  2. RA Walker dijo:

    ¡Hola Isela!

    Muy instructiva tu entrada, y tu candor la hace muy amena. Y es que uno tiene la idea de que se las sabe de todas todas y que basta con ver «the Home and Health chanel» para ser bien picudos en cuanto a la imagen que proyectamos y lo que nos va bien o nos hace lucir super. Lo mismo pasa con la forma en que decoramos el hogar… pero eso es harina de otro costal.

    Pregunta metiche ¿en cuanto sale uno de estos servicios de consultoría? Y por último, te felicito por tu redacción, no cabe duda que la práctica hace a la grand master.

    ¡Saludos desde aca!

  3. Inma dijo:

    Hola Isela.

    Me ha gustado tu artículo. Yo llevo año y medio viendo un programa de la tele “No te lo pongas” en People + Arts. La verdad es que he aprendido algunas cosas, me falta dar el paso que tu has dado ahora, contratar a un asesor de imagen para que saquen más partido de mi físico.
    No me pinto porque no sé como hacerlo, además de que me da mucha pereza tener que quitarme el maquillaje. La ropa no me queda mal, pero seguramente podría encontrar algo que me fuera mejor.
    A ver si me animo y me dejo asesorar.

    Un saludo.

  4. Anita dijo:

    ¿Y que tal el precio por la asesoria? Aunque supongo que al final es una inversion que bien vale la pena.

  5. Bere TOT dijo:

    Yay por la foto del antes y el después! Felicidades por el cambio 🙂

    Confieso que nunca había visitado tu blog :S Te seguía en twitter por Guapologa y la Boticaria, pero ya me aventé toda tu historia y haz ganado una lectora más.

    Antier conocí a la pequeña cerda capitalista! el mundo es tan pequeño, nunca nos vimos en Mexico y ahora lo hacemos en Shanghai. Espero que la próxima vez que vayas al glamoroseo a México me pueda colar para saludarte.

    Un beso guapa!

  6. Isela dijo:

    Gracias a todos por sus amables comentarios.

    Ahora si que los costos de la asesoría se los dejo a Paty (aka @Guapologa) para que se los informe, pero seguro que más me dinero me gaste en ropita , zapatos y accesorios que no se me veían bien.

    La experiencia del personal shopper fué igual de entretenida que ver un capítulo de «No te lo pongas» , porque yo gravitaba a lo que no me quedaba y las chicas evitaron que me atrajera el lado oscuro de la fuerza.

    Ando muy cerca de los 40 años, si no me luzco ahorita ¿pues cuando entonces?

    Saludos a todos.

  7. Guapóloga dijo:

    Hola a todos y todas! Muchas gracias a Isela por mencionarnos en su post. La verdad nos la pasamos bien y es siempre interesante conocernos más a nosotros mismos desde un ángulo que juramos ya tener dominado: el de la apariencia física.

    Contestando a sus dudas sobre el precio y detalles:

    Planes de Asesoría de Imagen Profesional. Profesionales de la Imagen.

    Asesoría Básica: Incluye diagnósticos, entrega de paleta de colores y formas, guía de atuendos, peinados, cortes y tonos de maquillaje adecuados. Consiste en una sesión de 6 horas y tiene un período de entrega para la guía escrita de 7 días. La inversión de tiempo neto es de 6 horas y un monto de $1750 pesos.

    Asesoría Ejecutiva: Incluye los servicios de Asesoría Básica más una guía escrita con la propuesta gráfica de los atuendos infalibles para los escenarios que puede enfrentar cualquier persona dedicada al mundo de negocios o tratos institucionales. Esta asesoría consiste en dos sesiones de 6 horas y un período de entrega de 10 días para la guía escrita. La inversión de tiempo neto es de hasta 14 horas en dos sesiones y un monto de $2750 pesos.

    Asesoría Premium: Incluye los servicios de la Asesoría Ejecutiva más una sesión de asesoría en guardarropa o Personal Shopper. Esta asesoría consiste en 3 sesiones de 6 horas y un período de entrega de 10 días para la guía escrita. La inversión de tiempo neto es de 18 horas y un monto de $3750 pesos.

    Si necesitan más detalles, escríbanme a moredash.thanmoney@gmail.com

    Un abrazo guapológico 😉

  8. Migdalia dijo:

    Que interesante! Esa eres tu??

    Se me antoja mucho hacer algo igual!

  9. paola dijo:

    hola como estan soy de colombia los admiro mucho me pare un buen programa puedo conocerlos mejor paola

  10. Guapóloga dijo:

    Hola Norma:

    Me dijo Isela que este comentario podía ser un espacio para darles mi opinión, así que aquí va el rollo 😉

    Debo comenzar reconociendo que son unos papás súper cool porque están concientes de que su hijo está en el proceso de poner más atención a sus gustos y personalidad y es muy valioso que lo acompañen en ese desarrollo también.

    Es importante también mencionar que tal vez la inversión en una asesoría de imagen puede ser precipitada tomando en cuenta la edad de tu hijo: en la adolescencia los chicos hacen poco caso de lo que realmente les va y se llevan más por las emociones que les causan ciertas prendas, usando la moda como uno de los medios de comunicación más poderosos que tiene el ser humano, esto es, para construir su personalidad y mostrársela al mundo. El asunto es que todavía le falta definirse él mismo para poder proyectarse a los demás y temo que las recomendaciones se las pase por el arco del triunfo si le suenan aburridas o demasiado predecibles. Factiblemente lo que desea es invocar la individualidad y «tomar sus propias decisiones» aunque sean ustedes los que paguen el precio de las etiquetas.

    Te propongo algo: si tienen planeado venir al DF (el precio de los servicios que ofrecemos en Profesionales de la Imagen sube mucho por el costo de viáticos que tenemos que pagar, así que no lo recomiendo) en algún momento cercano, invierte en una Asesoría Básica para que él sepa lo más concreto de las conveniencias para su morfología y dale tiempo para que vaya definiendo su estilo. Esto se puede hacer en perfectamente en el adolescencia porque ya están definidos los patrones corporales, pero respecto de la definición de su estilo, todavía le queda tiempo para encontrarse (yo le daría unos 4 años más) y que realmente valga la pena pagar un poquito más.

    Si no te atribula demasiado, ve dándole más libertad de decisión respecto de sus gustos, de tal manera que las prendas básicas de su vida familiar (un par de camisas de vestir, pantalones formales, ropa para la escuela y unos zapatos formales) no sean sujeto de mayor discusión -ustedes tienen la última palabra-, y las prendas más informales pueda irlas adquiriendo a su gusto ya que es la única manera en la que va a desarrollar un estilo personal (jeans, playeras, tennis, una chamarra o algún accesorio) aunque no sea exactamente lo que a sus papás les encanta. Incluso, metiéndome en temas más financieros, que esas prendas se las compre él con su propio dinero -si es que hay manera en que lo genere- para que realmente piense bien si es lo que quiere y las aprecie. Es una formativa manera de desarrollar individualidad y retar la moda de masas que tanto se oferta. Todos recordamos aquélla pieza del guardarropa que usamos hasta que era vergonzante, ¿verdad? Y marca una época, sin duda.

    Espero haberte dado luz sobre el tema y, si pasan por la Ciudad de México, tenerlos en Profesionales de la Imagen pronto.

    Gracias Isela por el espacio.

    Paty @Guapologa

  11. Cynthiithaa dijo:

    me encantaa tu manera de redactaar….hahah realmente entretenida ademas creo que tienes tooooda la razon, una persona debe vestirse segun su tipo de cuerpo y no todo lo que este a la moda….saludiitoous desde monterrey..

  12. Luardo dijo:

    ¿El servicio es para hombres también?

  13. Guapóloga dijo:

    Sí, también es para hombres 😉

  14. Pingback: Cuando menos es más ( sólo los árboles de navidad usan muchos adornos) | El Peso Nuestro de Cada Día

  15. Pingback: Si gastaste dinero , que se te note.

Deja un comentario