Los dólares más caros de mi vida

 Pues heme que tenía que hacer un viaje internacional (o sea cruzar a El Paso) para asistir a un concierto, desde el día anterior estuve pensando que tenía que comprar dólares para pagar por el estacionamiento y chuchulucos. Se me paso el día y no los compré, pense que los podría comprar en el mismo puente mientras hacía la rigurosa fila de al menos una hora.

 El día del concierto salgo disparada de la chamba, el puente está a escasos 10 minutos de donde trabajo ….me voy acercando y no veo carros, veo que esta despejado hasta la joroba del puente …volteo y no veo a ninguno de los monitos que venden dólares…..no puede ser! No me queda más que seguirme de frente porque no hay vuelta en U, subo la joroba del puente y frente a mí hay solo 10 carros….media hora después de salir de la oficina ya estaba yo en el extranjero.

 Antes de que empiece el tráfico pesado salgo volada al sitio donde va a ser el concierto, no me topo ninguna casa de cambio solo cajeros de bancos gringos; no me queda otra que aceptar que voy a tener que usar uno y pagar la comisión (normalmente de $1.50 dólares) . Finalmente me paro en un sitio a usar un cajero, pido $20 dólares y el cajero me avisa que la comisión es de $5 …. ¿qué? …puedo ir a buscar otro cajero, lo cierto es que necesito dólares para pagar el estacionamiento (no aceptan pesos) …termine aceptando el cobro muy de mala gana.

 Me lanzó a estacionar mi camioneta en el estacionamiento y resulta que no están cobrando! No me doy de topes contra el volante porque el glamour no se debe perder jamás. Era tan temprano que alcance sitio a escasos metros de la puerta y no pague nada. El concierto estuvo maravilloso, pero en cuanto me subí a la camioneta para regresar a México recordé que pagué $5 dólares de comisión que no hubiesen sido necesarios , si con tiempo los hubiera comprado de este lado.

 Es extraordinario como podemos recordar situaciones tan tontas , porque $5 dólares no me hacen pobre …pero si me hacen sentir mal por el hecho que tuve que pagarlos por mi falta de planeación en algo muy sencillo.

 Al final cada dolar que saque del cajero me costó $1.25 dólares…

Moraleja, no te azotes demasiado cuando cometas un error que te cueste un poco de dinero…pero asegurate que aprendes de él. Ahora seguro que jamás voy a andar sin algunos dólares en mi cartera.

 ¿Te has auto flagelado por errores financieros chiquitos?

Esta entrada fue publicada en La Neta, Lo gracioso y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a Los dólares más caros de mi vida

  1. Antonia dijo:

    Consideralo como un seguro.
    (Es mejor tenerlos y no necesitarlos, que necesitarlos y no tenerlos.)

  2. RA Walker dijo:

    ¡Muy buenos días compañera!

    Pues a todos nos ha llegado a pasar eso. Nada menos ayer, espués de la boda civil de mi retoña, fuimos a comer a un buffete.

    Ya ves como son por alla, a las cuatro empiezan a servir la cena. Bueno, el caso es que llegamos 15 minuos antes de las 4, así que el costo era de 8 lanas. Como teniamos que esperar a los novios que fueron al registro civil a presentar la licencia de matrimonio, el grueso del contingente entro primero. Para cuando llegaron, terminamos pagando el precio de 11 cueros de rana (plus tax, of course), de 10 personas. Imaginate, treinta dolares de más.

    En fin, el gusto de la boda como que le quita lo amargoso.

    ¡Saludos desde la media fría Ensenada!

  3. Hluot Firthunands dijo:

    Hola:
    Me ha pasado varias veces.
    Lo más reciente es el registro de dinero que no sé en que gasté.

    Generalmente pierdo entre 10 y 25 devaluados pesos mexicanos al mes que no me van a dejar sin comer, pero el mal sabor de boca me dura un buen rato.

  4. Hola Amigaaaaaaaa!!!!

    Pues a mi justamente me acaba de pasar el fin de semana, y soy pecador y recibí mi merecido castigo, toda vez que fui al concierto de Star Wars como ya te había comentado, tomé mil fotos y todo, pero a la salida gasté en infinidad de tonterías e influenciado por mi hermano, compré hasta cosas que sabía que no le iban a quedar a mi esposa, o lo peor, según yo la música del concierto y el DVD (PIRATA) y resultó ser el episodio IV y un disco con 5 mugres canciones.

    Me dolió por haber ensuciado así mi aventura por el concierto y además porque es lana que no tenía que gastar, eso me hizo enojar mucho conmigo mismo, pues no predico con el ejemplo.

    Eso derivó en muchas más cosas, pero sobre todo mi enojo al no ser congruente conmigo mismo y solo por una MALA calentura.

    Aunque el concierto valió toda la pena del mundo.

    Saludos

    Omar Carreño

  5. Pingback: Pecadillos financieros (porque todos cometemos al menos uno) | El Peso Nuestro de Cada Día

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.