Pagar la cita no es cuestión de dinero, es cuestión de poder.

Este va a ser un post algo controversial, ha estado rondando en mi cabeza por varios meses y finalmente decidí que merecía ver la luz del día. Hace unos meses en twitter hubo una discusión sobre quien debía pagar una cita : si era el hombre, la mujer o el que tuviera más posibilidades económicas. Leí todos los argumentos, que si el hombre por caballerosidad, que si la mujer si tenía más dinero, que si las arañas y al final todo parecía muy confuso, no había una regla clara para seguir y no me sorprende porque no se puede si vas a intentar hacerlo desde el punto de vista económico, pero si se hace desde el punto de vista de poder entonces le encuentro más sentido.

Pongamos el asunto en contexto, en tiempos de mi abuela las mujeres no formaban parte de la fuerza laboral y se quedaban en casa; los hombres eran los proveedores únicos de la casa y los roles de cada género estaban bien delimitados: mujeres en su casa, hombres en la calle. Un hombre tenía que probar que tenía los medios para mantener a su mujercita con cierto nivel de vida, y la mujer tenía que buscarse el mejor candidato; y todo este cortejo financiero empezaba con el pre-noviazgo donde el hombre se hacía cargo de todos los costos económicos de convencer a la dama de sus buenas intenciones:  él corría con todos los gastos, manteniendo a la mujer en un limbo de desconocimiento financiero . La estructura social hacía lo suyo, digo hasta los restaurantes manejaban los famosos menús para damas los cuales no contenían precios (todavía hace unos años me toco ver uno en la ciudad de Chihuahua y me mató de la risa), las cuentas se enviaban a los señores para que las pagaran y no era para nada bien visto que una mujer anduviera solventando deudas…¿quién pagaba las cuentas? No había duda que eran los señores, y con esta obligación venían un montón de privilegios entre el que se encontraba el poder para decidir unilateralmente sobre las finanzas de la familia, porque las mujeres no sabían ni jota del dinero. El dinero otorgaba el poder a quien lo manejaba.

Pasaron los años, las mujeres entraron al mercado laboral y empezaron a manejar sus propios recursos, ya no tuvieron que depender de los señores y empezaron a pedir igualdad de condiciones. Las feministas más recalcitrantes exigieron su derecho de hacer lo mismo que los hombres, incluso de pagar las cuentas porque se dieron cuenta que de allí derivaba una gran parte del poder de decisión : el que paga manda.

Hoy en día tenemos generaciones de mujeres independientes y muy globalizadas, las cuales por tener roce con otras culturas y estilos de vida ya no esperan que los galanes les paguen las cuentas, y prefieren irse a la DUTCH (cada quien paga su consumo) o de plano pagar por todo; y los pobres hombres no dan pie con bola ¿para dónde se hacen? Si gran parte de su identidad como hombre era ser proveedor y ahora resulta que ni eso ¡carambas que trauma!

El punto aquí es que la manera en se negocian o no quien paga las cuentas durante la cita, habla de cómo podría ser la relación emocional entre dos personas en el futuro. La manera en que una mujer y un hombre (o cualquier otra combinación posible) maneje su dinero , expresa su manera de pensar, creencias y hasta la forma en que te va a tratar.

Personalmente, no creo que una de las dos partes siempre deba ser responsable de pagar por las citas, digo ¿qué acaso el interés no es bilateral? En lo particular un hombre que quiera siempre pagar por todo y que no me permita hacerlo a mí  (aunque solo sea de vez en cuando), me hace sentir incómoda porque como que le falta balance al asunto, porque señoritas una cosa es que sean caballerosos y otra que nos instalemos en la “conchudez” total – sobre todo cuando demandamos igualdad en el mundo, pero en este caso no.

“Todos los hombres suelen aceptar que sus parejas tengan un trabajo y unos ingresos estables, pero muchos se resisten a hacer el mismo esfuerzo que ellas en lo que respecta al trabajo doméstico y el cuidado de los hijos”, asegura Frederick. “Del mismo modo, muchas mujeres se resisten a ciertos cambios en las prácticas de género, tales como los gestos caballerosos y el pago de las citas, ya que esto sería una carga para ellas”.

¿Por qué las mujeres siguen esperando que los hombres paguen la cuenta?

 

¿Quién tiene el poder en la relación? ¿el qué paga o el que deja que le paguen todo el tiempo? ¿qué intentas probar cuando pagas o dejas que paguen por ti?

Esta entrada fue publicada en Terapia Financiera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Pagar la cita no es cuestión de dinero, es cuestión de poder.

  1. Migdalia dijo:

    Hola Isela, tus últimos post han estado de lujo!!

    Acepto que yo a veces pago la cuenta de una cita y no se me ha caido la pata pero la mayoría de las veces paga mi novio y me gusta esa atención pero el hecho de que el pague no limita mi poder de decidir en la relación y/o al revés.

  2. A mi parecer el hombre es quien debe pagar en las citas ya que esto se ha hecho desde antaño y es algo que al menos en Mexico esta muy arraigado, deja tu que si quieres pagar luego el hombre (a veces) hasta se siente menos, asi que solo y exclusivamente ofresco pagar en las citas cuando:

    1.-Observo que mi pareja no me va a invitar a salir a ningun lado ya que anda medio apretado en sus finanzas asi que yo le sugiero que esta vez pago yo.
    2.- Simplemente se me ocurre ir a algun lado y yo por gusto quiero invitarle y mira q siempre debo insistir.

    cuando pago yo no considero que tenga el poder o algo asi, simplemente lo veo como un acto de igualdad.

    excelente post.

  3. RA Walker dijo:

    ¡Muy buenas tardes!

    So y tu se han puesto de acuerdo para levantar polémica el día de hoy.

    A mis 45 años, me es dificil visualizar un cortejo en el cual el hombre no corra con la cuenta. Le da a la mujer la oportunidad de ver que clase de hombre es por la forma en que se maneja. Si este es sincero, no va a pedir nada a cambio. Por el contrario, si sale con que se quiere cobrar por lo gastado, es un patán.

    Estoy de acuerdo con tu apreciación de que en cierta medida es una cuestión de poder, pero cuando hay equilibrio en una pareja, eso es irrelevante. En ocaciones mi esposa me ha invitado y esta bien, es un gusto para ella y no se lo voy a robar haciendome el ofendido. Durante el noviazgo, algunas veces llego a invitar ella, por la razón 1 que da Ileana. Y es que tampoco por andar de repente corto de plata le vas a amargar el fin de semana por tu tosudez de que eres el macho alfa.

    En fin, estos fueron mis 5 centavos de aportación a tan esabrozo tema, que en loparticlar, no tiene respuesta definitiva.

    ¡Saludos desde la Baja!

    • De humor dijo:

      Estoy de acuerdo con tu comentario Walker, el hombre debe pagar. Ocasionalmente podemos invitar nosotras, pero para mí no es la regla. Alguna vez en una relación fue a mitades y luego descubrí que el era un patán individualista, incapaz de mantenerse a sí mismo, mucho menos una familia.

      • Isela Muñoz dijo:

        De Humor,

        El problema no es que tu pagaras la mitad, el problema es que no supiste escoger correctamente.
        Los mejores hombres que conozco siempre me han dejado pagar la parte de mi cuenta, porque me dan mi espacio y respetan mi dinero.

        Saludos

  4. Hluot Firthunands dijo:

    Estoy de acuerdo es que es usa mucho eso de que el que paga manda. Y el tema de extiende a las salidas con los cuates.

    Con los cuates he llegado a tener la confianza de decir que pagamos de forma proporcionar a nuestros ingresos. Pero no funciona con todas las personas, lo más socorrido es pagar a partes proporcionales o cada quien lo suyo.

    Con mi novia vamos a partes iguales en todos los gastos y santo remedio.

  5. Hola Ise.
    Y de nuevo la vieja pregunta… de verdad que si se pusieron de acuerdo So y tu para el tema. Y sigo pensando que tienes razon, mucho tiene que ver la cuestion del poder, pero mas bien creo que es para quien bien no entiende que si se van por ese lado, ya la lleva de perder. En mi caso confieso que si me gusta que me paguen la cuenta… de ves en cuando, se siente lindo la verdad. Pero igual yo le he pagado a mi hubby la cuenta cuando hemos ido a comer, y claro, mas que nada porque como yo soy la de los dineros… Es cuestion de nuevo, de enfoque y hacia donde quieres ir. Saludos!

  6. SandyGallia dijo:

    Toing! nunca lo había visto así, la verdad es que nunca tuve esos problemas con el macho alfa de esta manada, como vivíamos en ciudades diferentes, el iba cada fin de semana a mi ciudad (al revés no podíamos, porque yo trabajaba en sábados y él no, así que aprovechabamos mas el tiempo así) y el pagar: avión/autobus y además hotel y comidas, no es precisamente barato, así que a la hora de pagar las salidas, los dos apoquinabamos, era lo menos que yo podía hacer ¿no?

  7. Isela dijo:

    Es la segunda vez que escucho el termino de Macho Alfa esta semana. Una compañera de chamba y yo nos pusimos a la hora de la comida a analizar quienes eran Machos Alfas y nos sobraron dedos de la mano , o sea que había bien poquitos.

    Las mujeres muy convenientemente racionalizamos el asunto de que “el que quiera azul celeste, que le cueste!”; si quieres conmigo me lo tienes que probar pagando…y la verdad lo de la lana es lo de menos, lo importante es el trato y las intenciones porque nunca sabes si todo lo que esta dando no sea resultado de una mega deuda, que luego como esposa vas a tener que ayudarle a pagar.

    Y aún hay más….mañana la segunda parte.

  8. EW dijo:

    Yo como macho beta, estaría encantado de que mi chava pagara toooooodas las facturas y me mandara a hacer lo que ella quisiera…

    EW

  9. Jon dijo:

    Yo digo que la mejor solución es y será ir Dutch todas las veces que sea posible. Mi lógica es, realmente existe una razón válida para pagar los gastos de una persona que ni conoces bien(en un principio)?

    Por supuesto siempre ofrezco pagar todo, pero si al menos no expresan una intención por pagar su parte, neeeext!

  10. Octavio dijo:

    Pues yo no me siento menos porque una mujer pague la cuenta por mí, aunque entiendo la incomodidad social que esto implica. Sin embargo las mujeres tampoco deberían sentirse agredidas cuando el hombre quiere pagar la cuenta. De hecho, en una comida de negocios entre dos personas es común que una de las dos pague toda la cuenta, y yo creo que una relación es una eterna negociación.

  11. Pingback: Pagar la cita no es cuestión de dinero, es cuestión de roles de género | El Peso Nuestro de Cada Día

  12. Laurita dijo:

    Estoy pasando por una situación en particular que parte con este tema, en la primera cita el pagó pero note que con mucha dificulta, compro algo y lo partió para los dos… jajaja… (cabe señalar que tiene trabajo)… Entonces no le di importancia, tampoco tenía mucha hambre… Luego en la segunda cita me plantío que no tenía mucho dinero y yo como quería salir con el, lo invite muy cordialmente le dije que no se preocupara estaba vez pagaba yo, esto ocurrió unas dos citas más en la que sin ningún problema pague… Ya cuando empece anotar que se estaba haciendo (el loco) como una costumbre, le aborde el tema y solo me dijo que le daba mucha pena etc, pero esto nunca cambio, nunca tenia dinero o siempre había una excusa… Les digo sinceramente a todos los caballeros, que sean claros con la dama en cuanto al tema, yo la verdad me desanime con el asunto, y preferí dejarlo.

    ¿es tacaño? ¿es chulo? fatal…

  13. frida dijo:

    a mi me saca de onda cañon que me paguen la cuenta la verdad me siento mejor si cada quien paga lo suyo o si el paga el cine yo pago las palomas o algo asi si me invitan asalir de plano si dejo que pagen por que me estan invitando aun asi cuando no es mi pareja y tratan de tener esos detalles me saco de onda muy feo pero creo que seria genial que fuera resiproco inclusibe en pareja no? lo malo es que con el poder adquisitivo eta cañon creo que no saldria nunca : (

  14. Rous dijo:

    Yo estoy preocupada tengo un amigo esta casado tiene muchos gastos en su hogar Y Yo no quiero ser un problema para el cuando salimos Yo le digo antes No te preocupes yo pago no quiero que se frusten nuestras citas por que el no tiene si Yo lo tengo lo doy y No quiero que se sienta presionado porque su mujer lo presiona por dinero disfruto el tiempo a su lado al maximo pero me preocupa que esto se combierta en costumbre

  15. Lilith dijo:

    En México es un arma de dos filos. Es cierto que da libertad el que una mujer no se sienta presionada y traer su propio dinero. Pagar su parte o invitarle al hombre. Pero también hay muchos muchos hombres que no lo valoran, y en vez de verlo como igualdad de sexos, se sienten orgullosos, como padrotillos, “soy tan guapo/sexy/divertido, que la traigo muerta” y desgraciadamente muchos empiezan a abusar de la mujer. O peor aún el dinero que no usan con una, lo usan con otra.

    Ambas caras de la moneda tienen sus pros y sus contras, personalmente creo que sólo se le debe de pagar la cuenta a un hombre, o irse a michas, y otros gastos, cuando en verdad ha demostrado que es un buen tipo, que no va de gandalla, y que valora el que uno pague alguna vez los gastos. No a cualquier hombre. Sólo a los verdaderamente respetuosos y que no quieran abusar y explotar a la mujer.

Los comentarios están cerrados.