Cuando dar no es lo más correcto

Uno de mis compañeros de trabajo decidió tener un detalle para con una parte de su equipo y los invitó a comer a un restaurante local. Más de 10 personas asistieron al evento del cual los costos fueron cubiertos por este compañero, obviamente los invitados quedaron impresionados por su desprendimiento.Algunos comentarios que escuche al respecto fueron los siguientes :

 

  •  Por un invitado : Esta soltero y no tiene en que gastar su dinero, así que por eso puede pagarle una comida a medio mundo
  • Por alguien que lo conoce de cercas :Fulanito no tiene control sobre su dinero, es bastante desorganizado y no está ahorrando lo suficiente.

Cada quien es libre de tener su opinión al respecto, ¿que creo yo ? Que su detalle para con el resto de su equipo no fué necesariamente lo más correcto y por varias razones. Para empezar , Fulanito esta poniendo un precedente sobre el cual otras personas van a ser juzgadas porque la expectativa ahora es que los otros empleados a su mismo nivel hagan lo mismo, lo cual económicamente puede ser posible. Luego resulta que algunas personas se sintieron medio ofendidas porque no fueron invitados a la cena , así que varias almas andan heridas (y espero que no estén resentidas) porque sienten que no fueron suficientemente importantes para ser consideradas.

 

 No dudo de las buenas intenciones de Fulanito, pero hay un dicho que dice que de “buenas intenciones está pavimentando el camino al infierno”. El dar debe hacerse con responsabilidad porque las consecuencias puede que sean las que no deseamos. Tal vez el caso más comun es cuando tenemos a ese familiar o amigo que no se encuentra en buena situación financiera, y tal vez no pueda darse ciertos lujos; y uno por “buena” gente termina regalándoles eso que tanto deseaban pero que no podían pagar incluido el conflicto. Ejemplo típico es el de los abuelos que hacen regalos carísimos a los nietos porque desean hacerlos felices, para que luego los niños se la mantengan chantajeando a los papás diciéndoles que “sus abuelos si los quieren” porque les regalan X o Y cosa ¡ eso si que es presión!

 Si estás tentado a dar algo que crees que sea muy dadivoso medita ¿están dando para presumir que te las puedes ? ¿das porque estás tratando de cubrir una carencia emocional o material? Cuando compraba un juguete para uno de mis sobrinos al que casi nunca veo me dí cuenta que estaba buscando algo padrísimo, inconscientemente estaba intentando lograr una conexión emocional con mi sobrino a través del factor WOW de un juguete .

 

 Dar no siempre resulta en un beneficio, evalua el impacto de tu contribución antes de hacerla.

 Y sobre todo : no des lo que no tienes.

Te recomiendo leer:

Esta entrada fue publicada en Terapia Financiera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Cuando dar no es lo más correcto

  1. Soy Deudor dijo:

    Hace 8 años, cuando estaba soltero y no sabía de deudas, hice algo parecido a la persona que señalas. Organizamos en el área donde trabajaba una comida para convivir en diciembre, poco antes de salir de vacaciones.

    Asistieron 7 personas y al final yo pagué lo mío y la mitad de la cuenta de cada uno de ellos. Claro que ese año era el ídolo de todos, pero ya no lo volví a hacer.

    Para los 14 de febrero acostumbré desde 1991 hasta 1994 comprar chocolates Snickers, M&M y Milky Way de los grandes para regalarles a cada una de las personas que trabajaban en la oficina, aunque no estuvieran en mi área. Eran en total como 50 chocolates (entre $400 y $500 pesos actuales quizás).

    ¿Ahora? Casado, con hija y con crisis, olvídenlo. No podría hacer ninguna de las dos cosas.

    El estar soltero(a) claro que es una ventaja, para ambos sexos, sin embargo el estar casado y tener a mi hija no lo cambio por nada.

    Saludos Isela/Makahui!

  2. Karina dijo:

    A mi me paso un caso mu parecido, pues el año pasado en navidad no se porque se me dio la buena causa de regalar cámaras fotográficas. Le regale una cámara a cada hermana (tengo 2 hermanas) después en el cumpleaños de mi mamá le regale otra a ella. A pero una por que no se sintiera mas o menos que la otra. Y estuve a punto de comprarle una cámara de vídeo a mi mamá. Pero ya mi esposo me paro un poco porque si como que ella mucho. Y para colmo nosotros teníamos una cámara fotográfica pero viejita que de hecho ya regalamos, porque es una consumidora de pilas al por mayor. Pero ahora ya hablamos con todos nuestros familiares que no esperen regalos caros pues ya ahora si han que entrar en austeridad(bueno eso espero, porque luego tengo corazón e pollo)

  3. Red Rose dijo:

    Fijate que leyendo lo que escribes me parece familiar. Tengo una boda, a la que sólo pienso hacer una cena y de plano solo quiero invitar gente con la que trato. Un tío ya se reconcilió con su esposa, pero en el trayecto esta hasta hecho pestes a mi mamá, tía y abuelita. Yo la verdad pienso que para que invitarlos para quedar bien; mamá quiere hacerlo para no ofender al hermano.. pero en una boda de mi prima ya también se molestó mi tía y su hija por hacerse la ofendida de que no la pelaron.. ¿disculpa? estas a la carrera con todo, no es para que a un invitado lo mimen… Ya me salí a lo mejor del tema… je, je De plano me cae de perlas el título de tu blog

  4. paco dijo:

    Tienes toda la razon, lo tipico es que te asciendan y por te sientes obligado a limar asperazas con los antiguos companerios, nuevo trabajadores que te reportan directamente.

    Pero craso error, nunca los tienes contentos y aparte que como pasa con los ninios, nunca se sacian, siempre exigen mas y solo terminar por acabar en el conflicto.

    mi anecdota, me dieron el puesto siguiente y parte de mis companieros pasaron a reportarme, al principio trata de ayudarlos tratando de desmostrarles que sabia el esfuerzo que tenian que hacer, cuando nos quedabamos tarde en la oficina los llevaba a su casa, pagaba la cena, etc.

    pero con eso no hice mas que tener como obligacion de siempre que se quedaran tener que pagarles le taxi si no estaba y al otro dia la cena.

    jaja

    siempre pasa… ahora me volvi un valemadrista y si les toca trabajar fines de semana o quedarse tarde pues solo les pido que me avisen cuando ya terminaron, las circunstancias obligan.

    saludos

  5. Hola Ise.
    Y este post me recordo esa historia del hombre, el niño y el asno… creo que a fin de cuentas una accion haya sido buena o no, no le da gusto jamas a nadie. Y eso tambien es triste. Y aqui la pregunta seria: ¿A alguien se le ocurrio preguntarle al aludido sus razones para ofrecer la comida? No todo debe ser tomado tan quisquillosamente, simplemente se toma y se agradece. Lo que ocurra despues, sera algo de lo que solo el se hara responsable (todo cuesta claro) y ese juicio solo sera de el y no de nadie mas. Bueno… eso digo yo ;)
    Saludos!

Los comentarios están cerrados.