Cuando la “necesidad” de comprar se vuelve “necedad”

He estado sufriendo en las ultimas semanas porque mi Blackberry parece que quiere pasar a mejor vida, uno de los controles se quebró (la ruedita lateral) y cuesta muchísimo trabajo cambiar de aplicación. El resto del aparatito sigue funcionando perfectamente, a pesar de tener mas de dos años de uso y abuso pero esta pequeña falla me esta volviendo loca.

¿Para qué que la uso? Para leer mi correo personal y conectarme al internet, para poder entrar a clases cuando no tengo una computadora disponible, para comprar boletos para el cine , consultar el estado del clima y otras tantas cosas. En este punto de mi vida la Blackberry es una necesidad creada , porque puedo sobrevivir perfectamente sin el teléfono , digo por muchos años lo hice ¿por qué no lo puedo hacer ahora?

Siendo sincera tengo que aceptar que no quiero perder la comodidad que me brinda el teléfono , así que me puse a buscar opciones para regresar mi equipo a su condición casi original , así que entre al sitio de la empresa que me ofrece el servicio de celular y nunca lo hubiera hecho . No se cómo termine en la opción de equipos ¡oh Dios, que belleza! He allí una hermosa bBlackberry reluciente y NUEVA, con una pantallita con colores brillantes (la mía es más bien opaca), con un diseño súper elegante y esbelto (la mía es más bien gordita) y con chorromil opciones que mi viejo equipo no tiene ¡ y quede prendada!

Quiero una nueva Blackberry, me merezco una nueva Blackberry, porque la mía tiene más de dos años así creo que ya es tiempo de que la cambie, tal vez sea mejor comprar un equipo NUEVO que reparar un equipo VIEJO. Por días la idea rondo en mi cabeza ¿y si compro una en ebay? Me cuesta nada más $200 dólares y ya nada más la activo. Bueno, pero ¿y si me compro el modelo súper nuevo? Cuesta otros $200 dólares más pero vale la inversión bla bla bla bla bal bla.

Y de repente el sentido comun regreso a mi cuerpo: a mi equipo solo le falla una ruedita! ¿Qué no es más fácil y barato reemplazar esa parte y ya? Sí, sólo cuesta $70 dólares que incluye gastos de envió y manejo, y en una semana tengo mi teléfono como nuevo, para así seguir pagando sólo $180 pesos mensuales por el servicio de internet ilimitado (porque si compro otro equipo el contrato de servicio cambiaría y pagaría más).

Finalmente mi equipo termino siendo enviado por mensajería a un lugar que se especializa en reparar teléfonos , y yo voy a ser otra vez feliz. La emoción estuvo a punto de convertir mi necesidad creada en algo peor….en una necedad absoluta ¿para qué necesito comprar un teléfono que me cuesta más de $6000 pesos cuando la que tengo me resulta suficiente? Todos tenemos estos momentos, por un momento estuve dispuesta a pagar más de $6000 pesos por un equipo, pero decidí que podía y quería pagar menos de $1000 .

Si estas viviendo uno de estos momentos emocionales de casi-compra compulsivas:

  • Usa la regla de los 10 segundos. Aleja el pensamiento de la compra por 10 segundos mientras caminas en sentido contrario al producto.
  • Responde las siguientes preguntas : ¿quiero comprar esto? ¿necesito comprar esto? Si la respuesta a la primera pregunta es SI y a la segunda es NO, entonces estamos hablando de una compra emocional.
  • Pregúntate ¿en que mejora mi calidad de vida comprar esto?
  • Pregúntate ¿cuántas horas necesito trabajar para poder pagar esto? Divide tu salario diario entre la cantidad de horas que le inviertes a tu empleo (incluyendo el transporte) divide el precio de lo que quieres comprar entre cuánto ganas por hora y luego decide si vale la pena trabajar esa cantidad de horas para pagar una compra.

Comprar nos proporciona una sensación intoxicante que es altamente adictiva, así que respira lento y profundo porque el proceso de dejar pasar una compra puede ser angustiante, pero es muy sano para la cartera.

Te recomiendo leer

Esta entrada fue publicada en Terapia Financiera y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Cuando la “necesidad” de comprar se vuelve “necedad”

  1. Hluot Firthunands dijo:

    Isela, tu me espias.

    Yo estoy planeando la compra de un Ipod Touch porque mi Palm ya esta pidiendo esquina. No le duele nada, pero pensando en que mi madre quiere leer algunos libros y no tiene computadora, yo tengo pretexto para la compra.

    En mi caso, si voy a comprar porque la mitad del precio es regalo de cumpleaños y porque todavia tengo tiempo para ahorrar.

    Saludos

  2. AndreaLP dijo:

    Ah, las seductoras necesidades creadas! Mi esposo anda conque quiere comprar un Blu-ray, pero para que se vea “wow!” TIENE que comprar otra tele HD (y tenemos 4 tv’s en casa). Y así sucesivamente.

    Yo ya decidí que no necesito tantas mugres y ando feliz con mi simple telefonito, mi Ipod viejo pero funcional y mi compu de escritorio. Prefiero invertirle a unas buenas vacaciones o a mi casa que a gadgets que al rato pasarán de moda.

    A ver qué se me pega ahora que haga las compras navideñas. ¿Lograré resistirme???

    Salu2!

  3. Fredo dijo:

    Como dijo tu terapeuta te vas a los extremos: antes eras gastalona y ahora eres tacaña. Si tienes 20 perfumes y 50 pares de zapatos; no entiendo por qué no consentirte con un blackberry Storm 9530 o un blackberry curve 8900, con GPS, cámara de 3.1 megapixeles, memoria expandible hasta 32 GB…aguas, porque esos extremos son dañinos: ya no quieres ir a restaurantes, al cine, al teatro, etc… por no gastar; a ese paso ni ropa interior querrás comprar…digo, eso le queda a alguien que gana $500 semanales en una maquiladora; pero a una licenciada exitosa como que no cuadra el asunto…en fin, sigue con tu viejo celular al fin que te durará otras 4 semanas y volverá a fallar….salud por los viejos tiempos

  4. Beatriz Sánchez dijo:

    Hola Isela,

    A veces resulta complicado el resistir las “necedades” que pueden parecer “necesidades” si se justifican cuidadosamente.

    En mi caso, he podido sobrevivir con mi celular viejito, porque tengo objetivos claros. Por ejemplo, éste año durante mis primeras vacaciones, me fuí a un viaje bastante costoso patrocinado por mis ahorros. Todos mis amigos, graduados hace un año, igual que yo, tienen celulares caros y muy modernos (entre otras cosas), y yo respeto éso. Creo que simplemente se trata de poner en perspectiva lo que quieres lograr con tu dinero: al igual que AndreaLP,para mí es mucho más valiosa una experiencia como un viaje y tener ahorros para sentirme segura, aunque éso signifique no estar a la moda, para ellos es más valioso el tener el último gadget de moda.

    Claro que tengo mis “necedades” frecuentes (compuestas generalmente por libros, revistas, maquillaje y cremas), pero estoy trabajando para controlarlas.

    Excelente post!

    Saludos,

  5. Si… he ahi el dilema de la vida… comprar o no comprar, y si compro… ¿Para que lo compro? Entiendo tu punto. Yo soy adicta a las bolsas y cada vez que veo una que me empieza a llamar, no te voy a negar que me paro a verla y a verla y volverla a ver, a tocar, a probarme como se me ve… en fin, tu sabes. Y muchas veces sabe Dios, me he detenido a un paso de la caja registradora a punto de dar el tarjetazo. Cuando he ahorrado y se que me lo merezco, ni me detengo pero eso si, ya fue un gasto meditado, cuando es el caso contrario “un caprichito” (se oye mas bonito que necedad) ahi es donde lo pienso y lo re pienso hasta que me doy por vencida por que se que no la necesito y sera un gasto inutil. Se siente feo, pero lo bueno es que el senimiento pasa rapido, pero la satisfaccion de haberme librado de una deuda me hace sentir mucho mejor.
    Mmmm no coincido mucho con eso de los extremos y que si ganas mucho , gastas mas, todo me es permitido al gastar, es cierto, mas no todo me conviene. La clave como siempre es la moderacion y lo que es mas prioritario para mi en mi plan de vida. Saludos!

  6. Isela dijo:

    Fredo,

    Tengo una Palm Lifedrive y esta guardada (otra compra compulsiva), llegué a la conclusión que cualquier cosa que no tiene un teclado QWERTY no me sirve (incluyendo el iPhone y la Blackberry Storm), eso de estar escribiendo con un dedito sobre la pantalla no es lo mío. Tampoco me acostumbre a leer documentos largos en la Palm, ahora la uso como “disco duro” para hacer respaldos de mi laptop.
    Los modelitos más nuevos de la Blackberry tampoco me convencieron por las teclas y pantalla más pequeña que la que ya tengo, era realmente incómodo escribir.
    Lo más nuevo y moderno no necesariamente es mejor. He viajado mucho por EU manejando auto y jamás he usado un GPS , con saber leer y saber para donde queda el norte es suficiente (mi viaje más largo ha sido de Detroit hasta Toronto y de noche).
    Definitivamente no necesito una blackberry nueva, si la mía funcionará al 100% NUNCA se me habría ocurrido pensar en comprar una…y creo que ese es el punto.

    Saludos

  7. chicofinanzas dijo:

    UFFFF, ese Fredo te pegó con un tubo, su comentario fue algo hostil, no sé que tenga de malo ganar 500 a la semana, tal vez esa persona sí se compra la Blackberry Bold-Storm, o lo que sea. En cuanto a lo que todos comentan, creo que todo se resume a lo que dice Ramit en “I will teach you to be rich”, “what would you like to be, sexy or rich?”, digo, no necesariamente el que es sexy no es rico, o el que es rico no es sexy, pero vamos, la idea es que, no gastes para impresionar a los demás, porque entonces es un error. A mí lo que me pasa, no sé si al resto de las personas, es que me compro algo nuevo y súper novedoso, y la alegría me dura un par de semanas o hasta un mes, hasta que me doy cuenta que uso muy poco lo que compré. La última adquisición fue un celular, que me duró un mes la emoción, luego todo fue cuesta abajo cuando me di cuenta que solo lo usaba para SMS y llamadas, o sea, estaba desperdiciando el 80% de sus capacidades, eso sí, todos mis amigos me lo chulearon, pero yo estaba a dos segundos de devolverlo!!

Los comentarios están cerrados.