Provisiones : acolchonando el presupuesto

Históricamente los meses de enero , mayo y noviembre son en los que normalmente tengo más gastos. Son varias las razones y ya están bien identificadas:

Enero : hay que pagar impuesto predial, tenencia más los gastos de navidad.

 Mayo: se me vence el seguro de la camioneta, hay que hacer los pagos de dos pólizas de retiro que tengo y normalmente tomo vacaciones a finales de abril o principios de mayo , antes de que sea temporada alta.

 Noviembre: tengo que hacer pagos de las pólizas de retiro y en esa época ya empece a comprar obsequios para navidad.

 ¿De qué sirve saber esto? Pues de mucho ya que me ayuda a hacer provisiones en mi presupuesto; es decir puedo ir guardando dinero de los meses donde no tengo muchos gastos para usarlo en los que si tengo . En las empresas los contadores lo manejan así . Incluso el fondo de emergencia de que hablaba ayer, también se encuentra dentro de las provisiones.

 Obviamente hay que considerar las diferencias, por ejemplo este año no tomé vacaciones porque acabo de empezar en mi nuevo empleo, pero parte de ese dinero se esta yendo en pagar la colegiatura de mi maestría. Mi ingreso no ha aumentado, lo que ha mejorado con el presupuesto es mi flujo de efectivo; se a donde va mi dinero y cuánto tengo disponible.

Y como el saber es poder soy entonces una chica poderosa.

[related_posts]

Esta entrada fue publicada en Presupuesto y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario