Ser pobre….

Ser pobre es saber exactamente cuánto cuesta cada cosa.

Ser pobre es vivir eternamente enojado por no poder comprar toda la porquería que sus hijos ven en la televisión.

Ser pobre significa comprar ropa interior usada.

Ser pobre es pedirle a Dios que ese dolor de muelas pase pronto.

Ser pobre significa que tu hijo visita las casas de sus amigos, pero sus amigos nunca visitan tu casa.

Ser pobre significa que no puedes dejar nada de cambio sobre la mesa, so pena que desaparezca.

Ser pobre significa no tener suficiente espacio para que toda la familia viva.

Ser pobre significa escuchar a su madre quejarse de que su padre no paga la pensión alimenticia y que por eso no alcanza.

Ser pobre significa no poder aceptar un trabajo porque no tiene a nadie de confianza que cuide a sus hijos.

Ser pobre es vivir en una zona donde por las aceras están llenas de cristal café.

Ser pobre es sólo poder comprar aquello que alguien más ha comprado antes.

Ser pobre es sólo tener un calentón en toda la casa para sobrevivir el invierno.

Ser pobre es siempre estar corto de fondos para pagar ese recibo del agua o la luz.

Ser pobre es tener que esperar seis horas en el área de emergencias del hospital mientras tus hijos duermen en tus brazos.

Ser pobre es estar cansado de tener que ser agradecido por todo aquello que recibes.

Ser pobre es saber que no tienes opciones.

Tomado del post Being poor de John Scalzi

Quizás se sienta pobre, pero no lo es.

Publicado en Terapia Financiera | Etiquetado | 2 comentarios

Cómo regresar una casa al INFONAVIT

 

dacion

Resulta que tienes una casa que compraste con crédito INFONAVIT la cual:

  • Ya no puedes pagar.
  • Ya dejaste de pagar.
  • No puedes vivir en la misma porque está en un barrio lleno de mal vivientes.

Pues bien, entonces debes iniciar el proceso de dación en pago: regresas la casa y se cancela la deuda.

Y antes de que te emociones te aviso que el proceso puede ser largo y complicado, nada que ver con lo facilito que te otorgaron el crédito INFONAVIT, así que ármate de paciencia y de algo de dinero porque el proceso no es gratuito.

Primero debes saber que vas a perder todo este dinero….

dacion2

Sobre aviso no hay engaño, no vas a recuperar ni un peso – la única manera de hacerlo es que vendas la casa, pero si se encuentra en una zona mala seguramente nadie la comprará.

¿Qué documentos necesitas para iniciar el proceso?

Por favor, asegúrate que hayas pagado el predial y el agua, en ocasiones la casa es embargada por tener deudas en estos dos rubros creando un problema más complejo.

dacion3Prepara entonces tu expediente antes de presentarte a las oficinas para que te evites visitas innecesarias. Si no has recogido tus escrituras , que sea entonces el primer trámite que hagas (si el crédito es del 2007 en adelante, el INFONAVIT tiene entonces tus escrituras).

¿Cuándo aplica una dación en pago?

dacion4

Asegúrate entonces de que formalizas el proceso a través de notario, abandonar la casa e ir a gritar a las oficinas del INFONAVIT no califica como dación en pago (por cierto). Necesitas hacer la traslación de dominio para que te cancelen el crédito y por supuesto que ya no te descuenten de tu salario.

Y sí, debes hacer una avalúo

dacion5El avalúo es para asegurar que la venta posterior de la casa pueda cubrir tu deuda actual.

El proceso de dación en pago puede durar varios meses, así que ten paciencia. No será tan fácil como fue que te dieran el crédito, pero vale la pena que lo hagas para que te quites ese terrible problema de encima.

 

Publicado en Hipoteca, INFONAVIT | Etiquetado , | 2 comentarios

No tome deuda ni contrate productos en dólares

Todos los años por esta época empiezo a recibir las mismas preguntas y quejas sobre el tema más trillado del mundo: el precio del dólar; y si para mí es un tema muy trillado ya que viviendo en la frontera es una cosa de todos los días y con la que hemos aprendido a vivir.

Verán, la incertidumbre sobre los movimientos del dólar siempre existirá y lo único que podemos hacer es protegernos de la misma haciendo algo muy sencillo: evítese los compromisos en dólares, sean deudas o planes de ahorro.

Tan tan.

Para ejemplo le dejo este bonito artículo recién aparecido en un diario local, en el cual hablan de lo que padecen los deudores que tienen que pagar en dólares.

“Me toca pagar el 20 (de noviembre) precisamente mi abono y no encuentro dólares a menos de 14 pesos, yo ya me había programado y ahora tengo que conseguir lo que me falta”, señaló Arturo Cruz, un empleado de maquiladora (en el nivel gerencial) que se echó una deuda de casi 5 mil dólares en un menaje.

Los abonos son de 50 dólares al mes, así que por lo pronto sólo tendrá que aumentarle 15 pesos a su cuenta, pero cada vez que él y su familia van a El Paso se van de compras y a comer, por lo que a la larga se tiene que gastar más de sus pesos”

Cuando un aumento del 5% en el dólar hace que el gerente de una empresa le cueste pagar 50 dólares, el problema no es el aumento de la moneda sino que está persona está obviamente sobre-endeudada cuando sus pagos son tan pequeñitos contra la obligación.

Y lo mismo pasa con aquellos que contrataron seguros de vida o los tan famosos educativos en dólares, lo cual es un casi suicidio financiero porque supone que siempre vivirá con muchísima incertidumbre de saber si podrá pagar o no. Recuerdo el caso de una conocida que en el 2009 me mostró su estado de cuenta de uno de estos seguros, que al estar invertido en un portafolio especulativo en los Estados Unidos había perdido el 30% de su valor (si había aportado 100 dólares, ya solo le quedaban 70), y como el peso se había devaluado ahora sus pagos mensuales eran 30% más caros (pagaba la misma cantidad en dólares, pero necesitaba más pesos). Su sueldo no había aumentado en la misma proporción, así que ahora tenía menos dinero ahorrado y tenía que pagar más por mes.

Nunca contrate entonces un producto de ahorro en dólares si no tiene un flujo de efectivo abundante el cual pueda tolerar estas variaciones. Ahora, si el agente de seguros que lo atiende le dice que los dólares son mejor opción , dígale que le muestre un comparativo de inversiones en dólares contra pesos de los últimos veinte años para que se sorprenda: las inversiones en pesos en México en promedio tienen mejores rendimientos que las que se hacen en dólares.

Y por si se lo está preguntando, no – yo no compro dólares cuando voy al extranjero , siempre uso mi tarjeta de débito o crédito , el supuesto ahorro de centavitos  no vale la pena a menos que vaya a gastar miles de dólares , lo cual por supuesto no va a ocurrir.

Publicado en Ahorro, Deuda | Etiquetado , | 2 comentarios