Cómo dejar una herencia en vida

Hace unos días tuve la oportunidad de quitar de mi lista de cosas increíbles que quería lograr antes de morir el asistir a un evento en vivo de Dave Ramsey. Resulta que me regalaron un boleto para un evento VIP llamado Legacy , que se puede traducir como legado o herencia – y decidí comprar un boleto para otro evento denominado Entreleadership que estaba dirigido a personas con pequeños negocios.

Pero regresando al evento de Legacy, resultó ser una conferencia de alrededor de tres horas donde nos explicaron lo más básicos de cómo heredar en vida los bienes y el negocio a los hijos; y en todo lo que he leído del tema de dinero jamás me había tocado ver material similar, porque normalmente:

  1. No hay nada que heredar.
  2. Si hay algo que heredar, nunca se discutió y termina siendo un problema a la hora del deceso de los padres.

Y no me digan que no es cierto porque así es. Recordé que hace varios años firmé los documentos relacionados al testamento de mis papás donde quede como albacea del asunto: me heredaron en vida sus deseos sobre el patrimonio y cómo usarlo cuando ya no estuvieran. Pues bien, la razón por la que quedé a cargo fue porque me creyeron más capaz de manejar su herencia, porque tenía autoridad sobre mis hermanos y creían que no tendría problemas en imponerla. En nuestro caso el asunto es muy claro ¿pueden decir lo mismo en sus familias?

Pues bien, Dave Ramsey y su hija Rachel escribieron un libro llamado Smart Money Smart Kids donde hablan de sus experiencias como padre e hija aprendiendo sobre el tema del manejo del dinero, los errores y los aciertos, lo que de niño no se entiende pero de adulto se agradece. El libro estará disponible a partir de abril pero ya está en preventa en sitios como AMAZON, y obviamente ya pedí mi copia por adelantado porque Dave nos pidió que lo hiciéramos para que llegará al tope de la lista de los más vendidos; y como soy fanática de hueso colorado por supuesto que lo hice.

Algunos de los consejos que dan parecen estar equivocados, pero en realidad tienen mucha razón, por ejemplo:

  • No deberías ahorrar para la educación de tus hijos si no empezaste a ahorrar para tu propio retiro.
  • A medida que tus hijos van creciendo, tus seguros de muerte deberían de reducirse considerablemente – es decir cuando tus hijos sean mayores de edad y ya no tienes obligación de mantenerlos; no tienes porque tener una cobertura tan amplia y por lo tanto el costo de tus pólizas debe de bajar.
  • Algunos seguros dotales que funcionan como seguros de vida son un gran desperdicio, estarías mejor ahorrando por tu propia cuenta. Muchas personas usan estos productos para obligarse a ahorrar, y por ese “beneficio” terminan pagando demasiado dinero en comisiones.

El tema del legado es uno muy avanzado, porque supone que ya trabajaste en lo básico de tu desorden  y ya seguiste el plan de Paz Financiera (yo ya hice dos veces el curso y hasta me regalaron la versión en español de líder). Así que si quieres que tus hijos tengan mejor vida que tú y que el árbol genealógico se enderece, te recomiendo que empieces ya.

¿Ven que les dije que había cumplido uno de mis deseos? Pues más que se cumplió, porque no sólo fui al evento de Dave Ramsey ¡lo conocí en persona!

Legacy_Dave_Ramsey

 Cuando me llegue este libro de inmediato haré una reseña, y en un post posterior hablaré del material de EntreLeadership que también vale mucho la pena.

Publicado en Ahorro, Libro, Presupuesto, Seguros | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Ya compré auto nuevo

Pues ya tengo una camioneta nueva, el sábado la recogí de la agencia y la decisión fue más o menos así.

La Hot Wheels es un modelo 2004, cuando la compré planeaba tenerla por al menos quince años. En el 2010 tomé una cantidad de dinero que puse en un fondo de inversión en Profuturo pensando usarlo en el 2014 para reemplazar la camioneta. Del 2012  en adelante la Hot Wheels empezó a requerir varias reparaciones mucho más costosas, entonces empecé a pensar que quizás debería de adelantar la compra.

En abril de este año decidí iniciar a buscar el reemplazo, visité varias agencias y sitios donde vendían autos usados de modelos recientes, comparé modelos, planes de financiamiento, seguros para autos y demás. Probé varios modelos de autos e intenté negociar los precios de autos si los pagaba en efectivo o si me llevaba el auto demo.

Todo iba bien hasta que vi un modelo de camioneta que sólo ofrecían con transmisión manual, estando cerca de agencia decidí  llegar a preguntar si alguna vez la tendrían en transmisión automática y la respuesta fue “llega en una semana”. Admito que mi corazón se emocionó y pedí una prueba de manejo en cuanto llegara el auto demo lo cual así ocurrió. La probé y me encantó, sólo que había un problema: estaba 20% por sobre mi presupuesto original.

¡Diantres!

  • Si pagaba en efectivo me daban un descuento de $15 000  pero tendría que pagar $3000 adicionales por el seguro. Los descuentos eran sólo válidos para el año modelo 2014 y no para el 2015.
  •  Si pagaba a crédito a 12 meses sin intereses tendría que cubrir la cuota por apertura de crédito de poco más de $3000, pero me daban descuento de una cantidad casi idéntica en el seguro porque la cobraban a precio de flotilla.

Si me llevaba en modelo 2014 hoy a meses sin intereses saldría al mismo precio a esperarme a completar el 20% que me faltaba y conseguir un 2015 en el futuro. La única opción más barata era pagar lo que me faltaba tomando de mi fondo de emergencia – esa no era opción.

Así que entro la emoción y decidí comprarla a 12 meses sin intereses, calculando que la terminaré pagando en quizás ocho meses, sin tener que vender la Hot Wheels (esa se la voy a pasar a mi papá después de hacerle unos arreglos adicionales). La camioneta que tuve antes de la Hot Wheels se la pasé a mi hermana por una mínima cantidad de dinero.

¿Los autos nuevos se devalúan?Pero por supuesto, no son buen negocio si quieres venderlos en dos años e intentar comprarte otro, pero como ese no es mi caso y el plan es volver a cambiar en el 2024 no me preocupa mucho el asunto (a menos que no tuviera modo de pagarla y hubiera que venderla para pagar la deuda – pero como di el 80% del valor y es a doce meses sin intereses, la deuda nunca será mayor al valor comercial de la unidad).

Y dentro de un año tendré que empezar a ahorrar otra vez para el siguiente reemplazo – al mismo tiempo que prepago mi plan de ahorro para el retiro

Publicado en Ahorro, Deuda, Presupuesto | Etiquetado , , | 1 comentario

Voy a prepagar mi retiro

Tengo una póliza de ahorro para el retiro deducible en la que he estado ahorrando desde el 2008. Después de seis años y con algunos pagos adelantados ya llevo cubiertas casi el 40% de las contribuciones que debería de llevar.

¿Cómo es posible?

Muy sencillo: en su momento seleccione la cantidad más pequeña que podía contribuir por mes, porque la idea era primero crear el hábito de ahorrar esa cantidad y en el futuro maximizar ese dinero.

Primero el hábito, luego el accesorio.

La póliza de ahorro es deducible de impuestos, así que ahora que ya tengo la costumbre de pagar cada mes estoy adelantado pagos por dos razones:

  1. Maximizar la deducción de impuestos
  2. Aprovechar el interés compuesto de todos los años que quedan para que pueda hacer uso de ese dinero. La póliza se vence cuando cumpla 65 años.

¿Por qué no contrato una póliza adicional si quiero ahorrar más? Porque  algo que he aprendido cuando tienes ingresos variables es no aumentar mis compromisos financieros a muy largo plazo, así que si quiero ahorrar más para el retiro primero prepago esta póliza y luego podría hacer contribuciones adicionales a mi afore, por ejemplo.

Cuando doy la clase de inversiones y discutimos planes dotales o similares siempre doy las mismas recomendaciones:

  • No contrates muchos productos.
  • No contrates una póliza que sea un sacrificio pagar: contrata algo pequeño de entrada y si tu situación financiera lo permite prepaga – sobre todo si está en dólares (lo cual nunca recomiendo).
  • Nunca domicilies ahorro ni seguros a una tarjeta de crédito, si no eres totalero los intereses se comen tus rendimientos.

Así que espero prepagar en un plazo de tres años, luego podré poner ese flujo de efectivo en otro lado.

Publicado en AFORE, Ahorro, Inversiones, Planes de retiro | Etiquetado , , , | 2 comentarios